“Amantes Liberados”, parte 2, y última, del capítulo 8, “Empezando a volar”. Fin de la historia.

Como dice la canción, es la hora del adiós. Hasta aquí hemos llegado todos, los chicos, yo (que, definitivamente ya he escrito todo lo que quería escribir de Qhuinn y Blay porque es lo que me gustaría leer de ellos) y también vosotras. Sip, soy pesada, pero voy a decirlo una vez más: GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN ESTE VIAJE. Gracias por darme ánimos para seguir escribiendo el capítulo siguiente, por hacerme reír como idiota y por sacarme los colores. Han sido 1.051 páginas que, lo juro, a veces creí que me chuparían la sangre y el cerebro. He intentado poner el mismo mimo en cada escena, me apeteciera escribirla en ese momento o no, fuera corta o larga, y hacerlo lo mejor que he sabido. No sé qué acabará haciendo la Ward con Qhuinn y Blay pero, bueno, personalmente ya puedo dormir tranquila. ¡¡¡Al menos en un fic han acabado como quería!! *guiño*

Cuando empecé a escribir esta historia tenía varios objetivos en mente, que os dejo a vosotras juzgar si se han cumplido o no. ¿Me dejáis repasarlos? (Ojo que aquí empieza la parte del rollo de examen de conciencia):

  • Quería “abrir el foco”, es decir, recorrer diferentes situaciones y diversos emplazamientos. Porque no sé a vosotras, pero a mí ir del callejón tres mil millones a la calle Trade y al Commodore se me empieza a quedar muuuuy pequeño. Porque las situaciones que se crean y el lenguaje que se usa acaba siendo el mismo. Por eso diseñé la ciudad y por eso intenté que los personajes fueran a cafés, discos gays, comisarías de policía, despachos de abogados, salones de té, reuniones nobiliarias y cenas en familia. Porque la vida real es diversa.
  • Muerte a la casualidad. He intentado que nada ocurra “porque sí”, sino que las cosas vengan de un sitio. Uno no va por la calle y plop, le sale un restrictor. Ese restrictor estaría ahí por algo, ¿no? Seguramente tendría una cosa que se llama “motivo”. Y así sucesivamente. Lo cual me obligó a tener una trama en desarrollo desde la página 1, no a ir escribiendo según se me fuera iluminando la bombilla. Joderrrrrr, qué trabajito dio la maldita trama.
  • La táctica militar existe (y el mundo armamentístico va más allá de la Sig, la Glock y las dagas. Lo juro por Snoopy). También he intentado mostrar a los Hermanos como lo que se suponen que son: militares de alto grado, los comandos especiales, los SEAL mezclados con los SWAT. O sea, para ir de un punto A a otro B son capaces de pensar en una estrategia que no necesariamente sea una línea recta. Y también pueden comprar chismes que les ayuden en la guerra. Vamos, que lo de ir con puños americanos y entrar en una colonia sympath por la puta puerta me pone de los nervios.
  • La gente tiene una historia detrás. De verdad. Incluso los malos han tenido que haber salido de algún sitio. Intenté darles aunque fuera una mínima historia vital a Jay-O, Carlos y Felipe. Y trazar un mínimo perfil psicológico para Eckle: ¿por que odia a Qhuinn? Porque, al nacer “defectuoso”, la presión sobre él como único heredero viable alcanzó cotas tremendas para un niño. A Eckle le robaron la infancia mientras veía que Qhuinn se pasaba el día jugando tranquilamente. Por supuesto, Eckle no veía todo el retrato del asunto y nada excusa que quisiera matar a un hermano, pero intenté darle un “por qué” que se entendiera.

En fin, vosotras diréis si lo conseguí o no. Como estamos al final, también aprovecharé para decir de lo que estoy moderamente satisfecha de historia. Moderadamente, porque todo en esta vida es mejorable. ¡¡Yupi, ya no mezclo puntos de vista de los personajes en una misma escena!!! Bien por mí^^; No aprendí a hacerlo hasta la mitad de AR, así que AL es el primer fic donde cada escena se ve sólo a través de un par de ojos. Algo es algo. También me siento pelín satisfecha de haber podido diseñar una trama para el fic. No me gustan esas historias que la autora no sabe cómo van a acabar o qué va a ocurrir en el capi siguiente. Creo que, para que sea coherente, una historia ha de tener principio, desarrollo y final. No sé si la trama de este fic ha sido entretenida o no pero, hey, ¡¡tenía una trama!! Eso cuenta, ¿no?

Por otra parte, también tengo mis espinitas clavadas. Sip. Lash es la mayor de ellas. Mira que le di vueltas a cómo “humanizarle”, cómo conseguir algo similar a lo de Eckle. Encontrar ese resorte que nos ayude a entender por qué es más malo que la tiña, por qué se comporta como lo hace. Hallar esa cosita que, aun siendo malo, nos haga ver su lado humano o real. He fallado miserablemente. Hasta donde soy capaz de llegar, Lash es malo porque es malo. Y disfruta siéndolo. No tiene grises, es negro absoluto. Lo cual lo convierte en aburridísimo de llevar, la verdad. Y además es un malo tonto del culo porque, afrontémoslo, los planes que hace en los libros son más grandilocuentes que inteligentes y siempre se le van a la mierda por su ego. Es un cansancio de tipo pero al menos lo he matado con sangre, sudor y lágrimas. Nada de una daguita en el corazón y adiós, gracias por participar.

Lo de la concreción también me tiene sacando humo de las orejas. Vale que en este fic pasan muchas cosas pero… ¿mil y pico páginas? Tiene que haber una forma de explicar lo mismo con menos palabras. Seguro. Fijo. Pero es como el Santo Grial: a mí se me escapa. Algún día lo encontraré, imagino, o me denunciarán por desforestar la Tierra.

Ahora me concentraré en Amantes Prohibidos, el fic VUTCH roleado que tengo entre manos y, cuando mis hemisferios mentales conecte de nuevo para escribir algo que supere las diez páginas, en el prometido trío VxRhagexButch. También me pondré a editar este Amantes Liberados: sustituir guiones cortos por largos, sangrías, palabras repetidas, distribución del texto en capítulos racionales… Cuando lo tenga (dadme unos meses) lo colgaré como AR: editado como un libro, con su portada y toda la pesca.

Pues ahora sí, hasta aquí hemos llegado. Como dice el megafantabulosohíperchachiguay montaje que también se ha currado Vishous Esencia *baaaaaaaaabas*… FIN.

 

CAPÍTULO 7. EMPEZANDO A VOLAR. PARTE 2

 

En las densas sombras de la mesa VIP del IronMask, John inició un tamborileo nervioso con el pie derecho. Xhex conversaba de negocios en el despacho de las Sombras. Qhuinn y Blay seguían haciendo uso de los lavabos –no había que ser un genio para adivinar en qué sentido; era eso o estaban echando la meada más larga de la historia-. Y nadie de la Hermandad había asomado su culo por allí aún, lo que seguro que no anunciaba nada bueno ¿Problemas serios con restrictores después de esas semanas de calma? Comprobó su móvil: nop, ningún mensaje, lo que equivalía a “Sin novedad en el frente”.

¿O no les estaban informando porque eran simples soldados?

John frunció el ceño con la vista en los cubitos de hielo fundidos de su vaso. Costaba de creer que la Hermandad les dejara de lado ante signos de actividad del enemigo. Desde su brutal combate contra Lash, en que los Cuatro Jinetes habían demostrado tener suficiente habilidad, autocontrol y pelotas de acero como para cargarse a un semidiós, el trato de los demás habitantes de la mansión había cambiado. Los Hermanos siempre les habían deparado amabilidad, aunque con ese punto de condescendencia que se reserva para los enanos de la casa. Desde lo de Lash, en cambio, las palmadas en el hombro como saludo por los pasillos eran habituales, en las reuniones se les preguntaba su opinión acerca de las patrullas, los (no) resultados de las mismas se comentaban en corrillos y todos se interesaban por cuántos cargadores les quedaban en reserva.

Joder, de no ser porque su pectoral izquierdo seguía tan liso como el día que nació, John pensaría que era uno de ellos. Un Hermano. Lo que había querido desde el momento que pisó la mansión y que había pasado a anhelar al conocer a Tohrment.

El macho era su modelo a seguir, sin duda. Pasada la vergonzosa rabieta infantil de “no quiero saber nada de ti porque me abandonaste”, John volvía a ver a Tohr como lo que siempre fue: su padre. El tipo que amaba a su shellan con toda el alma, incluso después de muerta, pero capaz de reconstruir su vida –si interpretaba bien lo que sucedía con No’One-; el líder cerebral y organizado de la panda de freaks violentos que era la Hermandad, y el macho de valía capaz de mantenerse cuerdo en las peores situaciones en las calles…

John deseaba ser un Hermano algún día no como final de su camino sino para poder decirle a Tohr, “¿Ves, padre? Ahora puedo continuar trabajando para seguir tus pasos”.

No parecía que eso fuera suceder, al menos no a corto plazo. John creía que no lo había hecho mal del todo en el combate contra Lash. Demonios, había conseguido ceder el puesto bajo los focos a Qhuinn y Blay porque ese era su momento, aceptando pasar a retaguardia. Entre las cosas que había aprendido esa noche figuraba el hecho de que para que el equipo funcione todas las posiciones son importantes y todas han de trabajar sincronizadas. Los egos de divo y las venganzas calientes provocan fallos y los errores traen muertos a casa. Al margen de su propio orgullo por haber logrado pasar esa prueba personal, pensaba que había hecho honor a una de las consignas de Wrath: “Necesito soldados, no matones ¿Sabes cuál es la diferencia? Los soldados piensan”.

John era un soldado porque había aprendido a pensar. Pero estaba claro que para ser un Hermano debía necesitarse algo más, ¿no?

Alzó la vista del fondo del vaso a tiempo de ver a Xhex avanzando entre la multitud del IM en su dirección, apartando a los humanos a su paso como las aguas del Mar Rojo. La sonrisa se le dibujó sola en la cara. Ahí tenía su regalo inesperado; después de una vida de perros, se había convertido en un macho merecedor de la hembra de más alucinante que conocía.

—¿Aburrido?— murmuró ella, plantando las manos sobre la mesa para inclinarse y poder hablarle al oído. Rozándole con los labios.

“Como la mismísima mierda ¿Mucho trabajo?”, preguntó con la esperanza de que ella dijera que no.

—He terminado.— Echó un rápido vistazo a los alrededores—¿Qhuinn y Blay siguen follando como conejos en los baños?

John estalló en una silenciosa carcajada. “Dicho así suena fatal ¿Les estabas vigilando?”

Xhex enarcó una ceja, lo que transformó sus rasgos duros en algo parecido a picardía.

—¿Crees que las Sombras dejarían algún rincón de este local sin vigilancia? Aquí trabajan profesionales, John, no podemos arriesgarnos a que los clientes las maltraten en los lavabos sin que lo veamos.— Sonrió de medio lado—. Podríamos editar las imágenes y pedirle a V las de la fragua. Sería un bonito regalo.

Él no pudo aguantarse las carcajadas.

“Mierda, a Qhuinn se la traería floja pero Blay no volvería a sacar la cabeza de debajo de las mantas en lo que le queda de vida”.

Justo entonces, los lásers del Iron arrancaron brillos de una familiar cabeza pelirroja. Como era habitual desde hacía algún tiempo, Qhuinn caminaba hombro con hombro con Blay. Después de años de joderse vivos mutuamente, de esquivarse y de arrancarse las entrañas con malentendidos, sus dos mejores amigos… no, sus hermanos por elección, estaban en paz.

Con algún que otro ataque de celos por medio, pero en paz.

Qhuinn se acercó a John y le dio un golpe con la cadera en el brazo, mirándole sin desenganchar su brazo de los hombros de Blay.

—¿Vas a calentar el asiento mucho tiempo más, John?

“Me gustaría evitar que se me aplanara el culo, gracias”. No pudo evitar pincharles un poco, “¿Habéis acabado con el lavabo?”.

—Mucha cola. Era una real mierda. Casi me meo en los pantalones esperando a que saliera alguien de un lavabo.— La sonrisa de Qhuinn no flaqueó ni medio milímetro.

Claaaaaaaaaaaaro.

Blay y él intercambiaron una mirada y John abandonó su idea de meter algo más de cizaña al ver la expresión arrobada del pelirrojo. A la mierda, podían follar lo que les diera la puta gana hasta que se les pelara la polla. Esa expresión en sus caras no tenía precio. Asintió y se levantó del asiento, recolocándose los pantalones y señalando a su shellan con la barbilla.

—Xhex ya ha acabado, podemos largarnos.

—¿Alguna propuesta?— Blay se echó el pelo sudoroso hacia atrás—. Porque si nadie tiene algún plan alternativo, una ducha fresca ahora mismo suena bien.

—Por mí de acuerdo. Volvamos a la mansión.— Xhex levantó la rodilla y le dio un empujón cariñoso en el culo con ella.

John la miró como si le hubieran dado el cambiazo de hembra. ¿A la mansión? ¿Un sábado por la noche cuando aún les quedaban unas tres horas de oscuridad completa que exprimir hasta afrontar un nuevo largo día de verano encerrados entre cuatro paredes?

Intentó discutir, pero fue un gasto inútil de energía. Con tres inexplicables votos a favor y sólo el suyo en contra, todos abandonaron el Iron por la puerta lateral, directos al Callejón del Teletransporte y, de allí, al patio de la mansión.

Los sentidos de guerrero de John tomaron nota al momento de la calma del lugar. A parte del murmullo del agua de la fuente, no se oía ni una mosca y el cielo encapotado pre tormenta le daba a la mansión un aire escalofriante de “El resplandor”. Lo habitual a esas horas era el bullicio de doggens, shellans entrando y saliendo, el crujir de la gravilla bajo las ruedas de los coches… Vida. En cambio, el patio se asemejaba a un bodegón.

Fue a poner en gestos su repelús pero Xhex se le adelantó, subiendo los escalones de entrada con desenvoltura y presionando los dígitos de apertura de las puertas con normalidad. Bueno, si una asesina profesional no olisqueaba nada extraño, entonces es que él estaba siendo psicótico. Sus colegas tampoco dedicaron mucha atención al ambiente. Podría ser porque sólo se veían el uno al otro.

Por suerte para sus nervios, Fritz les recibió en el hall multicolor con el consabido carrito de limonadas y refrescos. John supuso que sólo consideraría que el día del Fin del Mundo había llegado cuando el hombrecillo no acudiera a recibirles; mientras no fuera así, todo estaba bien.

O no.

—Eh, Blay, espérame en la habitación, ¿vale? Voy a la fragua un momento.— oyó que murmuraba Qhuinn.

Cuando se giró a mirarle, el pelirrojo también tenía expresión de sorpresa.

—¿Te vas a poner a forjar hoy? Creí que podríamos hacer algo los cuatro juntos.

Qhuinn metió una mano en el bolsillo de sus tejanos y con la otra se revolvió el pelo. Más.

—Vale, guay, pero dentro de un rato. No iba a practicar nada, sólo… deja que me dé una ducha rápida en el gimnasio y que recoja algo en la fragua.

—Ah… está bien.

Qhuinn tenía la misma habilidad para el disimulo que un elefante en una cristalería, pensó John.

“¿Nos vemos en vuestro cuarto en una hora?”, preguntó a Blay. Tiempo más que suficiente para que todos se quitaran el calor de la noche –y otras cosas- de la piel.

El pelirrojo asintió, distraído, y John siguió a su shellan escaleras arriba hasta su habitación. Señaló en dirección al baño, invitándola a ducharse primero, como siempre, pero ella se limitó a quitarse el arnés con las dagas y las cartucheras.

—Ve pasando tú. Tengo que limpiar mis armas.

John enarcó las cejas. Si Xhex limpiaba más sus pistolas o sus dagas, probablemente las convertiría en espejos. ¿Qué mierda le pasaba a medio mundo esa noche? Meneando la cabeza, se metió en el baño para una ducha rápida. Cuando salió, precedido de una nube de vapor, con una toalla alrededor de la cintura y frotándose el pelo con la otra, estuvo a punto de morir de un pasmo.

Seis figuras encapuchadas, con los rasgos y el cuerpo indistinguibles bajo los ropajes negros, le acechaban en la habitación en penumbra, dispuestas en fila, una al lado de la otra.

A John se le cayó la toalla de las manos. Hizo el gesto de volver a entrar al baño en busca del arnés con sus armas para proteger a su shellan… Xhex… que… sonreía. Mucho. Tanto como una cría en plena travesura, de pie al lado de la cómoda.

Una voz cavernosa que tardó un par de segundos en reconocer como la de Wrath brotó de la figura encapuchada más alta, en el Idioma Antiguo que a John todavía le costaba seguir.

No hay vuelta atrás de la pregunta que se te formulará esta noche. Sólo se te planteará una vez y la respuesta que des guiará toda tu vida de ahora en adelante ¿Estás preparado para ser preguntado? Señala y se te dará voz.

No. Podía. Ser.

Como el perfecto memo que era en realidad, John se quedó plantado, sólo con una toalla en la cintura y el pelo goteando agua sobre el parquet, más mudo de lo que era y con los ojos abiertos en dos circunferencias perfectas. Sin entender. Giró la cabeza hacia Xhex, rechinando las vértebras del cuello, y ella formó dos palabras con los labios que, por fin, se abrieron paso hasta su procesador interno.

“La Hermandad”.

Wrath estaba recitando la fórmula ritual de una iniciación a la Hermandad de la Daga Negra. Su iniciación.

Santa María Madre de Dios.

John estuvo a un tris de echarse a llorar. A otro de temblar como oveja trasquilada. A otro paso de dar saltos sobre la cama y también de encerrarse en el baño y no salir. Hasta que su orgullo guerrero cuadró a todas las secciones histéricas de su personalidad y les obligó a recordar las fórmulas de respuesta que les habían enseñado durante sus clases como reclutas, por si algún día alcanzaban tal honor… reservado a hijos de Hermanos y Elegidas.

No a bastardos de humanas. Nunca, les dijeron, se había iniciado a alguien que no fuera de la más alta sangre, excepto a Butch y únicamente gracias a su don. Hasta ahora.

John iba a romper moldes. Nacido en una terminal de autobús. De madre humana que lo abandonó. Mudo. Hijo no reconocido de un Hermano. Criado en un orfanato. Violado. Adoptado. Esforzado. Soldado. Hellren. Como en los tópicos, su vida pasó delante de sus ojos en segundos y frenó de golpe al llegar a una conclusión.

Si rompía moldes al ser admitido en la Hermandad a pesar de no cumplir los requisitos de estirpe, no lo haría solo. Desde que había pisado este mundo, había caminado de la mano de dos machos que ya eran sus hermanos… y de su shellan. Tomó aire y señaló.

“Sí”.

Zsadist, tenía que ser él por las bandas negras visibles en sus muñecas, bajo las mangas de la túnica, tradujo sus señas a palabras. Antes de que John pudiera añadir más, Wrath habló de nuevo en aquel tono de misa solemne.

Entonces te pregunto, Tehrror, hijo de Darius, ¿nos seguirás?

No podía ser real, no podía…. Un rayo estalló en el cielo e iluminó la habitación en un fogonazo violáceo a través de las cortinas abiertas de la cristalera. John casi saltó sobre sus pies. La inmovilidad de las figuras, ribeteadas en lila, el orgullo en la expresión de Xhex, el silencio de la habitación, todo se conjuró para hacerle sentir que veía la escena desde fuera de su cuerpo. Y eso fue lo que le dio el valor para seguir gesticulando.

“Sí, os seguiré”, aguardó a que Zsadist pusiera voz a sus señas antes de añadir: “pero no lo haré solo”.

El maldito trueno escogió ese momento para quebrar el rígido silencio, como si la Virgen Escribana hubiera dado un tremendo puñetazo en los cielos, iracunda ante su descaro. También ahogó los siseos y las maldiciones. Xhex puso los ojos en blanco.

Explícate, antes de que la invitación sea retirada.— El Rey debía estar convirtiendo sus muelas en serrín, a juzgar por cómo sonaba su voz.

Tenía que escoger sus palabras con mucho cuidado. Con todo el cuidado. Sólo que John no era un puto orador y dejó que salieran del corazón, el mismo maldito órgano que parecía haber cesado de latir, conteniendo el aliento también.

“Entré en este mundo con Qhuinn y Blay… Blaylock. Y con Xhex. Ingresar en la Hermandad es… es el mayor honor de mi vida después de que mi shellan me aceptara”, a la mierda si parecía un merengue enamorado. Esperó a que Z tradujera, aportando su propio tono de incredulidad. “Pero no lo aceptaré si no es con ellos”.

Y que Dios o la Virgen se apiadaran de él porque ahora es cuando lo reducían a miguitas para dar de comer a los patos.

—Joder.

—… de perra.

—Tiene pelotas.

John apretó los puños a ambos lados, obligándose a no cerrar los ojos y encogerse mientras los Hermanos juraban por lo bajo, removiéndose bajo las túnicas. Creyó escuchar un par de risitas. Wrath se pasó una mano por la cara, bajo la capucha, maldiciendo algo relacionado con “niñato” y “cojones” en perfecto inglés antes de enderezarse y recuperar el tono de voz en off de película de suspense.

Tu ahstrux nostrum, Qhuinn, y tu amigo, Blaylock, serán preguntados también esta noche.

Oh, joder, joder, joder….

“¿Y Xhex?”

El silencio del Rey fue clamoroso.

—John.— La voz clara de su hembra atrajo todas las miradas hacia ella—. Este es tu momento. El vuestro. Un paso cada vez.

Abrir la Hermandad a machos de sangre inferior debía haber sido bastante difícil. Admitir a hembras sería la Madre de Todas las Batallas contra las rígidas costumbres ancestrales, si es que algún milenio se lograba. Xhex quería que ellos fueran los que la raza recordara como primeros Hermanos aceptados por sus méritos, no por su sangre o su don. Y, si ella lo quería así… John se volvió hacia Wrath.

“Entonces os acompañaré”.

Alguien le arrojó una prenda oscura que reconoció como una de las túnicas negras con capucha que vestían los demás.

Cubre tu carne con esto, alzando la capucha sobre tu cabeza. No hablarás a menos que alguien se te dirija. Mantendrás la vista en el suelo. Enlazarás las manos a la espalda. Tu valentía y el honor de tu línea de sangre se medirán en cada acción que emprendas.

El ligero énfasis en el “cada” le dijo a John que mejor mantenía el pico cerrado –o las manos quietas, en su caso- de ahora en adelante si quería conservar los dientes en su sitio. Dejó caer la toalla de la cintura y se pasó la túnica por la cabeza lo más rápido que pudo, incómodo por estar desnudo ante su hembra y seis machos. Que probablemente tampoco llevaban mucho más bajo la basta túnica.

—Ahora ven con nosotros— indicó Wrath antes de encabezar la comitiva que salió por la puerta.

Las otras cinco moles le rodearon al segundo y John sufrió un pequeño ataque de pánico al perder de vista a Xhex. Una mano cálida en su hombro acudió a su rescate y estuvo a punto de alzar la mirada de los dedos de sus pies. Se refrenó sólo porque supo quién le estaba dando ánimos sin necesidad de mirar.

Tohrment. Su padre.

John apostaba su mano izquierda a que él le había propuesto como candidato para la Hermandad y joder si iba a fallarle.

Los ojos se le humedecieron al pensar que su padre le estaba escoltando de camino al honor más elevado con que podría haber soñado, al punto culminante de un chaval que recordaba dormir enroscado a su almohada remendada en un orfanato, rogando que alguna familia viniera a buscarle para llevarle a su casa y quererle a pesar de ser mudo.

Ahora que por fin tenía un hogar, una familia y una compañera, John sabía que no necesitaba la voz para ser valorado.

Sus actos hablarían por él.

OOO

Blaylock tuvo el tiempo justo de intentar calmar a un Qhuinn extremadamente nervioso, recién duchado, vestido con ropa de deporte y con una caja blanca en las manos antes de que la puerta de su habitación se abriera sin previo aviso y comenzara el desfile de encapuchados.

Sorpresa, sorpresa…

Los dos se quedaron rígidos mientras Wrath pronunciaba la fórmula ritual pero, mientras que Qhuinn empezó a exudar calor como un horno viviente, a él le recorrió un escalofrío.

—¿Estáis preparados para ser preguntados?

Qhuinn tragó saliva y él lo oyó.

—Sí…— musitó su macho.

No, respondió su subconsciente.

Qhuinn le miró y casi parecía uno de esos iconos de ángeles, radiante con su coronita luminosa.

—Sí— respondieron sus propios labios mientras su inconsciente seguía chillándole.

Entonces te pregunto, Qhuinn, de la casa Warrior, ¿nos seguirás?

Blay se giró hacia él como un autómata. Dios, aquella debía ser la noche más feliz en los veintiséis años de mierda en la vida de Qhuinn. Primero, los sellos de su casa, luego la Hermandad. La entrada bajo el arco de triunfo a la familia por excelencia, al honor incontestado. No podía ni empezar a imaginar el vuelco de corazón de su macho.

Pero, a su lado, Qhuinn guardó un par de segundos de silencio en vez de contestar al momento. Se crujió los nudillos. Blay frunció el ceño. Varios Hermanos bufaron.

No sin John— tuvo los huevos de alegar ante aquella corte de jueces—. Quiero decir, con todo el respeto. John es mi protegido, él merece más este honor que yo.

Blay entrecerró los ojos en espera de la soberana bronca que le iba a caer a Qhuinn, pero sólo sonaron risitas y el Rey hizo alguna especie de gesto de exasperación.

—Cortados por el mismo patrón, los muy hijo…— Wrath carraspeó bajo la capucha antes de volver al muy solemne Idioma Antiguo—. Tu protegido, Tehrror, hijo de Darius, te precederá en la iniciación.

Entonces sí, os seguiré. Con humildad.

—… y voy yo y me creo eso.

Blaylock distinguió el gruñido de Rhage bajo una de las capuchas y el codazo que surgió de otra de ellas le pareció el del poli.

Qhuinn se giró para dispararle una sonrisa temblorosa que podría haber iluminado toda Caldwell en mitad de un apagón y a Blay se le cayó el estómago a los pies. Alguien alcanzó a su macho una túnica negra mientras el Rey le instruía en su comportamiento durante la ceremonia. Qhuinn dejó la caja que había estado a punto de entregarle sobre la cama y se desvistió tan rápido como si estuviera a punto de follar en vez de a recibir una bonita estrella grabada a golpes en su pecho.

Blay empezó a sudar y a retorcerse las manos.

Wrath se volvió hacia él. A pesar de la oscuridad de la habitación, de la capucha y de que el Rey era ciego, Blay pensó que le estaba leyendo el pensamiento. O a lo mejor era él haciendo examen de conciencia.

Ahora te pregunto a ti, Blaylock, de la casa Warrior, ¿nos seguirás?

Así que esto era un ataque de pánico. Saber que todos los ojos de una pequeña multitud están fijos en ti, pendientes de cada palabra. De una respuesta que cambiará tu vida para siempre. Tu macho aguantando la respiración con el alma en vilo esperando que la des. Quien ha confiado lo bastante en ti como para proponerte para la distinción, aguardando. Tu Rey también.

Y tú sabiendo que no puedes decir “sí”. No si quieres ser fiel a tus proyectos, a tu forma de ver la vida de adulto que tienes por delante.

A pesar de las instrucciones de no levantar la vista, percibió que Qhuinn se las apañaba para mirarle de reojo, pero Blay no podía devolverle el gesto si quería pensar con claridad. La conversación de esa misma noche con su madre acudió a su rescate, enfrentado ahora al pelotón de fusilamiento que se le antojaba la Hermandad en pleno dispuesta a abrirle los brazos.

“—Creí que siempre habías querido ser un Hermano.”

“—Y sigo queriéndolo, pero… nunca he tenido un proyecto, algo que realmente quisiera hacer. Esto lo quiero de verdad y, bueno… quizás algún día pueda ser admitido en la Hermandad. O no. Ahora mismo, esto es lo que me importa.”

Suspiró y la tensión le abandonó por ensalmo. No siempre podías seguir los pasos de tu pareja o de tus amigos en la vida. Él lo había hecho siempre, a la sombra de Qhuinn, y casi le había destruido. Gracias a ese trance, comprendió que, para ser feliz en pareja, antes debía ser persona. En toda la concepción individual del término. Necesitaba sentirse realizado, estable e ilusionado para poder llegar a los brazos de su macho con ganas de compartir. Qhuinn también había pasado por ese duro proceso. No había sido capaz de darse a él hasta que no había madurado lo bastante como para sacudirse los grilletes familiares. Y John no consiguió a Xhex hasta haber ganado la fe en sí mismo como para plantarse delante de semejante hembra con la confianza necesaria.

—No.— Pronunció el monosílabo en el Idioma Antiguo con la claridad de la convicción.

Qhuinn casi se partió el cuello al volverse hacia él.

—¡¿No?! Blay…

Agradezco profundamente la confianza que depositáis en mí, mi Rey.— Articuló cada palabra, haciendo gala de sus mejores modales—. Y habría aceptado, con mi corazón y mi alma, en cualquier otro momento. Pero ahora… escojo servir a la raza desde la humildad de mi condición de alguacil.— Se llevó la mano al corazón, inclinándose un poco en señal de profundo respeto—. Sólo puedo rogar porque veáis mi decisión como otra forma de expresaros mi lealtad, no como un desaire. Ni a vos… ni a mi padrino.

Junto a él, Qhuinn se sumió en un silencio sepulcral, sin que pudiera escuchar ni su respiración. Blay rezó para que lo comprendiera. Se giró a mirarle, poniendo el alma en los ojos, pero Qhuinn era como una pared: inexpresivo de puro shock. Tendrían que hablar después, largo y tendido, aunque le dolía que Qhuinn fuera a pasar por el ritual de iniciación con ese regusto de amargura.

Sonaron cuchicheos entre las figuras encapuchadas. El Rey inclinó la cabeza hacia atrás para escuchar lo que alguien le susurraba. Por el acento rasposo, Blay dedujo que era Butch quien le estaba hablando. Otro a quien tendría que dar explicaciones. Desconocía si el poli era su valedor en el ingreso en la Hermandad pero, aunque no lo fuera, estaba en deuda con él. Butch había sido una especie de consejero sentimental mezclado con una patada en el culo.

—Acepto el aplazamiento de tu ingreso, Blaylock, de la casa Warrior.

Casi levitó hasta el techo al oír a Wrath. “Aplazamiento”, no “olvídate, capullo”. Le estaba concediendo tiempo para llevar a cabo su proyecto, para probarse a sí mismo, para ayudar a la raza desde abajo. Sabiendo que tenía las puertas abiertas de la Hermandad para cuando quisiera cruzarlas.

Gracias— murmuró casi sin aire.

La Hermandad se separó en dos filas, dejando espacio en medio para Qhuinn. Otra figura encapuchada, con la cabeza gacha, esperaba en el pasillo fuera de la habitación: John Matthew. Blay no podía pensar en dos machos que merecieran más aquel honor, tuvieran o no la sangre con la graduación adecuada. Si para ser Hermano tenías que alcanzar cierta puntuación, Qhuinn y John le habían dado cuatro patadas a la barra de medir.

El cuarto quedó vacío, con la sensación de que todos los cuerpos enormes habían chupado el aire de la estancia. Blaylock abrió y cerró las manos durante unos momentos, dividido entre la euforia de haber tenido narices para escoger su camino, aunque fuera distinto, por el momento, al de sus seres queridos; la incredulidad por haberse hecho merecedor de la Hermandad y la desolación de saber que defraudaba a Qhuinn con su negativa.

Al menos, le estaría esperando cuando volviera a entrar en la mansión como un Hermano. Eso podía hacerlo. Se quitó la ropa arrugada y olorosa a sexo para una larga ducha concienzuda. Repasó su afeitado, se empleó con el desodorante, escogió la mejor colonia y se enfundó en el traje que sabía que le quedaba como un guante. Al margen de un nacimiento y de un emparejamiento, una iniciación –doble, además- en la Hermandad era la cúspide de los festejos en la mansión, así que si parecía que iba a desfilar por la alfombra roja para recibir a una estrella de Hollywood, bienvenido fuera.

Todavía aturdido, abrió la puerta de la habitación y salió al pasillo silencioso de la primera planta… para encontrarse con una cabeza que se asomaba desde la esquina más alejada. La de Manello, para ser exactos.

—¿Podemos salir ya? Gracias, Dios.— El doc se enderezó y le miró con una ceja enarcada. Llevaba smoking—. Eh, ¿no se supone que tú tendrías que estar jugando a los disfraces de penitente?

Blay tuvo que soltar una risilla.

—Aplazamiento temporal por propia elección, doc. Es largo de explicar.

Manny se arregló la pajarita torciendo el gesto, como si llevara una soga de ahorcamiento al cuello.

—Pues hazlo cuando tengamos algo con que refrescarnos el gaznate. ¿Por qué tenemos que vestirnos de pingüino?

—Porque vamos a recibir a unos machos que acaban de renacer como miembros de una gran familia, doctor. Se merecen los honores. Y, si yo me visto así, tú puedes soportar esa cosa al cuello.

Blay, gay confeso, quedó momentáneamente cegado por la aparición que surgió tras las misma esquina del pasillo. Payne, imponente con su más de metro ochenta de estatura, flotaba hacia ellos con la larga melena negra suelta sobre su espalda, enfundada en un vestido de noche plateado que destellaba a la luz, a juego con sus ojos. No quedaba ni rastro de la hembra herida y abatida que había llegado a la mansión hacía más de cinco meses. Tras conseguir sostenerse sobre sus piernas, Payne había progresado a un ritmo vertiginoso, aprendiendo a usar su don especial para sanarse. Ahora caminaba con la gracia de una Elegida y la cautela de una guerrera y su sonrisa cegó a Manello igual que a él.

Bambina… —El mestizo le tendió el brazo con caballerosidad, escondiendo entre pestañas bajas una mirada que debía querer decir mucho más que el apelativo cariñoso—. Resplandeces.

Ella hizo un mohín infantil, arrugando la nariz antes de levantar la barbilla en pose de princesa ofendida, y Blay sacudió la cabeza. ¿Cómo había podido creer que Payne era idéntica a Vishous? Podían compartir colores, inteligencia y la misma fiera materia genética, pero la calidez de la hembra estaba a años luz de la de su hermano.

Cada persona era distinta y cada uno escogía su vida.

Tal como haberla visto pelear contra su lesión hacía semanas le había supuesto una sacudida, verla ahora lo bastante libre como para expresarse como el alma inocente que era, le calmó.

—¿Vamos a echar raíces en el pasillo o podemos al menos bajar al recibidor? Blay, qué sorpresa verte aquí.

Xhex salió de su habitación vestida como tenía por costumbre en casa, con pantalones militares negros y camiseta de tirantes que dejaba ver el nombre tatuado de su hellren en la espalda. La única concesión a la festividad era el colgante con el diamante-pensado-para-ser-visible-desde-Canadá regalo de John. Al parecer, esa noche cada uno escogía su etiqueta.

—Sabías lo de la iniciación— le dijo. No era pregunta, sólo una aseveración.

Ella se revolvió el pelo corto húmedo con una media sonrisa que dejó un colmillo al descubierto.

—Por supuesto, ¿quién crees que os sacó de casa para que los chicos pudieran prepararlo todo?— Bajó las escaleras hacia el hall con aire orgulloso y Blay trotó justo detrás.

—¿Sabías que yo diría… que no?

Los ojos grises de la hembra le miraron por encima del hombro.

—Tenía mis sospechas. Tu patrón emocional se define demasiado cada vez que te concentras en lo del Ghardhyner como para olvidarlo ahora. Pero no sabía si tendrías pelotas para dejar de ser el hermano siamés de John y Qhuinn.— La sonrisa se torció un poco más—. Resulta que sí.

Supuso que eso se acercaba tanto a un halago como era posible para Xhex. Lo recibió con gratitud, con la mente puesta en Qhuinn y en Butch; en las explicaciones que tendría que dar. La reflexión, sin embargo, no le duró demasiado en cuanto puso un pie en el recibidor. Fritz se había esmerado: los mosaicos y las barandas de madera vieja brillaban, recién pulidos, y entre las columnas de mármol que sostenían el techo elevado había dispuesto mesitas con manteles blancos, adornadas con jarrones de flores. El pequeño doggen y sus ayudantes se afanaban en colocar las decenas de copas a una distancia precisa de las bandejas llenas con canapés y exquisiteces.

Blay frunció el ceño un instante cuando le asaltaron imágenes de las rígidas veladas sociales de la glymera… hasta que se fijó en los invitados.

Mientras que Payne y Manny vestían de gala, Xhex llevaba su ropa militar. Rehvenge era el enorme oso de siempre bajo su abrigo de marta cibelina pero, a su lado, Ehlena destilaba su candor habitual con una falda y una blusa sencilla mientras charlaba con Cormia. La antigua Elegida era toda fresca serenidad con un vestido campestre. Marissa, a quien seguramente había invitado Butch, optaba por el atuendo de cóctel.

Algo pequeño moviéndose en el suelo llamó la atención de Blay: las dos bebés de la casa se esforzaban por ver quién gateaba más rápido, en una cómica carrera de caracoles, vigiladas de cerca por sus madres. Bella y Mary parecían más hermanas que amigas, desde que la maternidad las había unido. La reina Beth, con las joyas de su rango, conversaba, vestida con tejanos, con una figura ataviada con el habitual blanco de las Elegidas: la directrix Amalya. A Blay le costó reconocer a Layla a su lado: los vaqueros y la blusa, junto con el pelo suelto, contrastaban con la imagen mental que tenía de las Elegidas como fotocopias sin personalidad. La saludó con un asentimiento y ella le devolvió una sonrisa pícara.

En poco tiempo, el collage de freaks encantadores que constituía el pequeño mundo en que vivía se movió para integrarle en el centro. Blay se encontró explicando su decisión con una copa en la mano, golpecitos en la espalda y asentimientos de comprensión mezclados con las inevitables bromas guarras que se producían cuando más de dos tíos se juntaban en el mismo espacio físico. Y se sintió totalmente a gusto.

¿A quién puñetas le importaba el protocolo en una noche así? Eran sólo una familia a punto de recibir a dos nuevos miembros, cada cual como se sentía cómodo.

Allí no importaban las apariencias sino el afecto. Y a fe que Blay tenía la suerte de disfrutar de mucho de eso.

OOO

Qhuinn permaneció en silencio zombie todo el viaje en su Hummer, apretado entre John y Tohrment en la parte de atrás, como jamón dulce entre dos rebanadas de pan enormes. Mantuvo la vista baja, siguiendo las indicaciones, y no dijo una palabra. Tampoco le habló nadie. Por el bamboleo del Hummer, debían estar recorriendo caminos de tierra rumbo a la Tumba, donde fuera que estuviera aquel recinto sagrado.

Todavía no podía creerse que Blaylock le hubiera dejado solo. Cierto, estaba John, pero sin Blay el trío no era un trío. ¿Cuántas veces habían soñado con su inducción a la Hermandad cuando eran reclutas pretrans? Siempre los tres juntos, tal como habían superado la mierda de la vida. Sabía lo que el proyecto del cuerpo de guardia representaba para Blaylock, pero ¿tenía que hacerlo incompatible con la Hermandad? Seguro que Wrath no le exigiría patear calles todas las noches hasta que el Ghardhyner no estuviera bien rodado, así que, ¿por qué coño no recibir aquel honor junto con su macho y su amigo?

Apretó los labios para no maldecir.

El Hummer se detuvo con una sacudida, hubo ruido de puertas abriéndose y cerrándose y alguien tiró de ellos para bajarles. Las piedrecillas que se clavaron en la planta de sus pies, la lluvia que le caló en pocos segundos y el olor a pinaza le indicaron que se encontraban en un bosque. Alguien le puso una mano en el hombro y le empujó un poco para indicarle la dirección. Caminó hasta encontrarse inmerso en la oscuridad total, con un suelo de piedra bajo los pies. Por el olor a tierra, era una cueva.

Caminaron varios minutos hasta detenerse y Qhuinn percibió algún sonido corredizo. Siguieron andando, ahora en una suave cuesta abajo, hasta frenar de nuevo. Esta vez, distinguió con claridad el sonido de una verja bien engrasada que se deslizaba.

Mármol. Negro y pulido bajo sus pies, suave. Con pequeños resplandores que indicaban la presencia de velas. Los leves sonidos de la comitiva encapuchada reverberaban en un espacio que debía tener un techo altísimo y Qhuinn empezó a acusar la privación sensorial. Si todo aquello tenía como fin hacerle sentir insignificante y nervioso, mierda, lo logró. El siseo de ropas moviéndose le hizo enlazar más fuerte las manos a la espalda. Los Hermanos debían estar quitándose las túnicas.

Una manaza enorme se apoyó en su nuca, sobresaltándole hasta que creyó que el espacio devolvía el eco de su propio corazón. La voz grave de Wrath resonaba como en una catedral.

Sois indignos de entrar en este lugar en vuestra condición actual. Asentid.— Qhuinn lo hizo—. Decid que sois indignos. Tehrror, las señas bastarán.

Soy indigno— murmuró él, sintiéndose exactamente tal como decía, además de solo en aquel mar de cuerpos.

Los Hermanos rugieron a la vez, poniéndole la piel de gallina cuando el trueno de sus voces rebotó, rompiéndose en decenas de ecos que rebatían la afirmación del Rey.

A pesar de vuestra indignidad, deseáis despojaros de esa condición esta noche. Asentid.— Más gestos de robot, totalmente rígido—. Decid que queréis ser dignos.

—Deseo ser digno.— Tragó saliva.

Más gritos de la Hermandad, ahora en apoyo a su causa.

Sólo hay un camino para tal honor, el único y adecuado. Carne de nuestra carne. Asentid. Decid que deseáis convertiros en carne de nuestra carne.

Qhuinn empezó a temblar, a pesar de la tela que le cubría que pies a cabeza. Eso era la Hermandad, la comunión completa de sus miembros, una familia de sangre aunque por propia elección. La maldita encarnación de sus sueños en sus épocas más miserables.

—Deseo convertirme en carne de vuestra carne.— Intentó que no le temblara la voz, pero la fórmula reflejaba demasiado sus pasados tristes anhelos.

La Hermandad se movió, confundiendo sus sentidos, hasta que creyó que formaban dos filas, una delante y otra detrás de John y él, escudándoles y arropándoles. Comenzaron un cántico de bajas voces masculinas, entre las que pudo distinguir la hermosa modulación de Zsadist. El temblor se convirtió en un sudor en toda regla cuando los cuerpos se movieron al compás de las voces, en un ritmo hipnótico que anuló su percepción del espacio y de sí mismo, fundiéndole con la comunidad, ofreciéndole un destello de cómo sería su vida con los Hermanos si pasaba la prueba.

Caminó sin darse cuenta de que lo hacía, sumido en algún trance de afiliación con las demás voces, hasta que el sonido estalló, fragmentándose. Habían entrado en un espacio gigantesco, mayor que el anterior. Una mano se apoyó en su hombro, deteniéndole al tiempo que las voces murieron suavemente en débiles ecos.

—Escaleras.— Reconoció el murmullo de Vishous cerca de su oído y se mordió la lengua a tiempo para no darle las gracias, atontado como estaba.

Tanteó con los dedos de los pies para contar los escalones que subía. Cinco. El vello de la nuca se le erizó como un puercoespín al percibir una luz cegadora, blanca, reflejándose en el suelo de mármol negro que pisaba. Había visto demasiadas veces esa luz, aunque en la versión reducida de la mano de Vishous, como para no reconocer la fuente. La Virgen Escribana. La madre de la raza, presidiendo la entrada de dos nuevos miembros en el reducido círculo de protectores de sus hijos. Una gota de sudor le resbaló desde la frente al suelo y a Qhuinn le pareció una muestra ofensiva de mortalidad.

La mano tranquilizadora desapareció de su hombro y habría dado media vida por sentir junto a él el aroma de Blay.

—¿Quién propone a Tehrror, hijo de Darius?— la voz metálica y diáfana de la Virgen le puso los nervios más de punta de lo que los tenía.

Por un momento se imaginó vomitando de pura histeria a los pies de su Chispeante Majestad y con sólo pensarlo estuvo a punto de hacerlo de verdad.

Yo, Tohrment, hijo del guerrero de la Hermandad de la Daga Negra conocido como Hahrm.

Era justo. Dios, era lo más justo del mundo. El macho había sido el padre que John nunca había tenido y hasta él podía apreciar el orgullo en su voz. Para su amigo tenía que ser el balón de oxígeno más grande del mundo, que su padre le abriera las puertas a su nueva gran familia, y para Tohrment, después de la pérdida de Wellsie, sería como reconstruir algo de lo que perdió.

—¿Quién rechaza a este macho?

Silencio.

¿Quién propone a Qhuinn, de la casa Warrior, ahstrux nostrum de Tehrror, hijo de Darius?

—Yo, Vishous, hijo del guerrero de la Hermandad de la Daga Negra conocido como el Sanguinario.

La voz resonó tan clara y fría como la de la Virgen. La vista le dio vueltas y Qhuinn se afianzó con los dedos desnudos en el suelo, combatiendo el mareo. Vishous era su valedor… V había confiado en él, en su capacidad, lo bastante como para tenerle por Hermano. Joder, Qhuinn siempre le había admirado. Por su inteligencia, por su sangre fría que le evitaba cometer errores impulsivos, por su desprecio a las convenciones sociales, por sus cojones a la hora de enviar a su señora madre a la mierda con tal de estar con su macho… ¿Y ahora Vishous le creía merecedor de ser su igual?

¿Le habían abducido los hombrecillos verdes a un mundo ideal o esto estaba ocurriendo realmente?

¿Quién rechaza a este macho?

Nadie objetó.

Estuvo a punto de alzar la mano y decir “¡Yo, joder! ¿Me habéis visto bien?”, pero se mordió la lengua a tiempo. Basta ya de ser el primero en dudar de sí mismo. Si alguien pensaba que se merecía esa distinción, lo aceptaría con humildad y pasaría el resto de sus días dejándose la puta piel en agradecimiento.

La voz ultraterrena de la Virgen se elevó hasta llenar por completo el vasto espacio y a Qhuinn le pareció que se grababa en todas sus moléculas.

En base al testimonio ofrecido por Wrath, hijo de Wrath, y a las propuestas de Tohrment, hijo de Hahrm, y de Vishous, hijo del Sanguinario, encuentro a los machos ante mí, Tehrror, hijo de Darius, y Qhuinn, de la casa Warrior, unos candidatos apropiados para la Hermandad de la Daga Negra. Dado que obra en mi poder, y que lo considero adecuado para la protección de la raza, desde esta inducción en adelante obvio los requisitos de las líneas de sangre. En el caso del ahstrux nostrum, su pertenencia a la Hermandad, si demuestra su valía, queda supeditada al cumplimiento de su deber para con su protegido. Si éste muere, y no se encuentra falta en él, sus deberes serán exclusivamente para con la Hermandad. Podéis proceder.

Honestamente, Qhuinn entendió sólo la mitad de la cháchara. Para ser exactos, hasta “los encuentro unos candidatos apropiados para la Hermandad”. A partir de ahí, todo era letra pequeña que ya analizaría, o pediría que le explicaran, cuando sus dos hemisferios cerebrales dejaran de derretirse y conectaran de nuevo.

—Dad la vuelta a Tehrror, hijo de Darius. Descubridle.— La orden de Wrath sonó muy cerca de ellos.

A su lado, percibió el rumor de una túnica cayendo al suelo y esparciendo un poco del olor de John. Le habían desnudado. Entonces cayó en la cuenta de una cosa: llevaba el nombre de Blaylock ilegalmente grabado en su espalda. Que quedaría expuesto ante la mismísima Virgen en cuanto le despojaran de la túnica. Hasta ahora, nadie excepto quienes les atendieron en el centro médico había visto sus grabados. Esas semanas habían ido demasiado de puto culo como para entrenarse en el gimnasio y ducharse con los demás o vivir algún otro tipo de situación que los expusiera.

El gesto de honor a su macho podía costarle el deshonor de ser rechazado en la Hermandad.

Intentó pensar en algo, cualquier excusa que le evitara tener que desnudarse de espaldas a la Virgen y a los Hermanos, pero su mente confusa y a tropocientas revoluciones no dio con nada. Sencillamente, no se arrepentía. Aquel gesto le había valido a Blaylock y eso estaba por encima de la Hermandad, pero cabía la posibilidad de que la Virgen le friera como una oveja bajo un rayo y…

La mano de Vishous –le reconoció por su olor – volvió a su hombro, le dio la vuelta y le obligó a caminar un par de pasos hacia atrás, hasta tocar una pared rugosa con la espalda. Cuando le quitaran la túnica, sólo quedaría expuesto por delante.

V acababa de salvar su honor de macho emparejado y sus posibilidades como Hermano. Aunque hubiera recibido autorización para hablar, Qhuinn no habría sido capaz ni de piar.

Encapuchado como estaba y con la mirada posada en el suelo, no vio nada de la ceremonia de iniciación de John. Pero oyó lo suficiente como para agradecer la pared contra la que se apoyaba para mantenerse sereno. Wrath instruyó a su protegido para que se agarrara a algún tipo de saliente, hubo rumores de objetos moviéndose y luego la voz del rey.

Mi carne.— Un sonido de líquido goteando—. Tu carne.

Qhuinn distinguió el rumor de pasos, del Rey acercándose a John. El sonido de la piel al romperse acompañado del de un cuerpo raspando contra la piedra, como si su amigo estuviera estremeciéndose contra la pared. Breve silencio. Y luego un impacto. Fuerte. Qhuinn estaba seguro de que el único motivo por el que no resonó un grito atronador en la cueva fue porque John era mudo. Apretó los ojos bajo la capucha y le dio a todas sus células el sermón del héroe antes de la última batalla, amenazándolas de muerte si le fallaban cuando le tocara el turno.

Intuyó el desfile de Hermanos hacia John, todos repitiendo las mismas frases y acabando con los mismos sonidos de impacto hasta que olió con claridad la sangre de su amigo. Mucha sangre. Jugueteó con la bolita de su lengua. Extendió y retrajo los dedos de los pies. Rascó la pared a su espalda.

Echó de menos a Blaylock todos y cada uno de los segundos.

Bebe y únete a nosotros.— Llegó la última orden de Wrath.

Sintió los pasos erráticos que dio John y le oyó tragar algo. Silencio. Luego el golpe de un cuerpo al caer al suelo. Mierda, mierda, mierda, qué coño te han hecho… Le siguieron algunos gruñidos de los Hermanos, creyó que de aprobación, y alguien adelantándose, seguramente para arrastrar a John a otro sitio.

John Matthew… Aquel chico flaco, tímido y delgaducho que buscaba un asiento donde volverse invisible en el autobús amarillo de los reclutas era ahora el guerrero de la Hermandad de la Daga Negra conocido como Tehrror.

Apretó tanto los ojos del arranque de fiero orgullo que se le humedecieron las pestañas.

—Descubrid a Qhuinn, ahstrux nostrum de Tehrror, hijo de Darius.

Fin del momento violines.

Principio del “oh-coño-me-toca-a-mí”.

Alguien le retiró la capucha y la túnica de un movimiento brusco y Qhuinn parpadeó rápidamente, desconcertado por el exceso de luz tras el largo rato en tinieblas, al tiempo que su corazón se lanzó al hiperespacio para quedarse por ahí, orbitando fuera de su pecho. Estaba en una gran caverna subterránea con el suelo enlosado en mármol negro pulido. Con velas… Velas por todas partes. En los salientes, sobre montones de cera derretida en los rincones. Cientos y cientos de velas negras cuya oscilante llama amarilla ponía la única iluminación a la escena, salida directamente de “Diablo II” o de algún otro JdR.

Qhuinn se encontraba de pie en una tarima de mármol y delante de él se alzaba un altar, hecho de una enorme losa grabada sostenida por dos recios postes de madera oscura y añeja. Encima reposaba una calavera de cuyo cráneo, hueco y con una taza de plata engastada, rezumaba sangre fresca. Al lado lucía una antigua daga de hoja ennegrecida, también bañada en sangre, igual que las púas que adornaban los nudillos de un guante de malla plateada.

Detrás del altar, la Hermandad en pleno formaba en una línea. Seis machos enormes, desnudos, con la luz de las velas lamiendo sus músculos, hechos para matar y morir protegiendo. A su lado, desmayado en el suelo sobre la túnica con que le habían cubierto, John era un enorme bulto ensangrentado.

Qhuinn estuvo a punto de ahogarse al tragar saliva.

Agárrate a las estacas.

¿Esta-qué?

Parpadeó, sintiéndose como un cochinillo untado en miel ante una manada de leones. Giró la cabeza a ambos lados: estaba de pie, con la espalda contra una pared llena de grabados de lo que parecía un gigantesco árbol familiar, con los nombres inmortalizados en la piedra en el Idioma Antiguo. Todos los miembros de la Hermandad de la Daga Negra desde los tiempos pretéritos, una era de la que él no tenía conocimiento alguno.

Nunca se había sentido tan moderno e insignificante a la vez, el último eslabón de una cadena forjada en los inicios de la raza.

El corazón le latió errático y buscó con la vista nublada… ahí… dos hierros ennegrecidos que sobresalían de la pared, apenas a dos pasos de él. Caminó hasta ellos, avergonzado por el balanceo de su sexo desnudo, y se colocó entre las estacas, con el culo firmemente apoyado contra los nombres de la pared. Levantó los brazos, sosteniéndose a las estacas como si la vida le fuera en ello, crujiendo los nudillos. El hierro estaba resbaladizo. A John le debían haber sudado las palmas como en un altar de sacrificio. Había mucha sangre salpicando el suelo delante de él y también un líquido que se colaba entre las junturas de la baldosas de mármol. Agua. Las plantas de sus pies detectaron algo granulado. Sal.

Agua y sal. Para fijar algún dibujo en la piel. La estrella de la Hermandad.

Los ojos de Qhuinn volaron al guante erizado de pinchos que esperaba sobre el altar. Gracias al cielo, en sus clases de reclutas sólo les habían enseñado las fórmulas rituales en caso de iniciación a la Hermandad, no los detalles de la ceremonia, porque se les habría escurrido el color de la cara.

Wrath cogió el guante de malla y se lo colocó en la mano derecha, flexionando los dedos. Después sostuvo la daga y sonrió torcido, con la cabeza inclinada hacia un lado, mirándole con sus ojos ciegos.

Mi carne.— Se abrió la muñeca de un tajo y Qhuinn se cogió más fuerte a las estacas como acto reflejo.

La luz dorada de las velas disimuló algo el rojo carmesí de la sangre del rey mientras resbalaba desde su muñeca al cáliz plateado engastado en la calavera. Wrath se lamió la herida para cerrarla y después caminó hacia él, empequeñeciéndole con su sombra.

Tu carne.

Qhuinn no entendió lo que iba a ocurrir hasta que ocurrió, aturdido como estaba con toda la puesta en escena paleolítica. Wrath le cogió la mandíbula con una mano, echándole la cabeza hacia atrás con brusquedad, para luego acercarse con la boca abierta y aquellas navajas marfileñas bien extendidas. Le perforó la vena de un solo mordisco, retirándose al segundo. Qhuinn se mordió la lengua a conciencia para no soltar un grito de niña sorprendida.

Estaba a punto de autofelicitarse por su control hasta el momento cuando Wrath echó el puño hacia atrás… luego lo estrelló contra su pecho, sobre su corazón, con la misma fuerza que un leño golpeando la puerta de un castillo. Y llevándose todo el aire de sus pulmones.

Qhuinn no acabó en el suelo hecho un ovillo gracias a las estacas ¿Cuántas manos habrían buscado apoyo y valor en aquellos hierros renegridos antes que él?

Cuando dejó de ver de chispas de colores ya era el turno de Rhage. Se obligó a tomar aire en unas cuantas inspiraciones rápidas, fascinado por la manera en que el Dragón de la espalda del guerrero parecía moverse a la luz de las velas, mientras el gigantesco Hermano se cortaba la muñeca. Luego sólo pudo aferrarse a las estacas y poner la mente en blanco al sentir el mordisco. El puñetazo de Rhage fue atroz y Qhuinn habría jurado que su corazón perdió el paso un par de latidos de no ser porque no estaba en condiciones de jurar nada en absoluto.

Tohrment fue el siguiente, con su mirada comprensiva. Le siguió Zsadist, con lenta deliberación, retándole a echarse atrás. Qhuinn ya estaba más allá del desmayo para entonces, con el lado derecho de su cuello convertido en carne mascada de la que resbalaba sangre por su pecho y una llaga sangrante en el pectoral izquierdo. El aire sólo le entraba a boqueadas entre los labios y las llamas de las velas estaban empezando a unirse entre sí ante sus ojos entelados.

Phury fue un caballero, intentando morderle lejos de las marcas inflamadas de los demás, pero su puñetazo tuvo la precisión necesaria para desconectarle de la conciencia un segundo.

Seré digno. Seré digno, seré digno…

Esa vez, nadie iba a encontrar falta en él. Apretó los dientes y ciñó las estacas resbaladizas de sudor hasta cortarse las palmas de las manos con las esquinas del hierro.

Butch… Dhestroyer estaba casi tan emocionado como lo estaría él si tuvieran la bondad de darle un segundo de respiro. El poli había sido la primera inducción en la Hermandad después de un paréntesis en blanco de setenta y cinco años y, humano como era en origen, debía haber sufrido bastante más pánico que él, pero ahí estaba ahora, una mole musculosa más, entregado a la causa. Le mordió con cuidado, tenía que reconocerlo, pero su cuello había dejado de tener forma hacía rato y a Qhuinn se le erizó la piel de todo el cuerpo. Su puñetazo le dejó efectivamente sin respiración durante varios segundos.

¿Había acabado? Dios, dime que ha acabado. Levantó la cabeza entre jadeos exhaustos para ver a un guerrero más colocándose el maldito guante… sobre otro, de cuero negro. Vishous. Aún quedaba un macho, su valedor.

Mi sangre.

Qhuinn apretó los ojos un momento, sintiendo el desmayo por la pérdida de sangre y los golpes en su pulmón a punto de dejarle sin suministro de oxígeno. Los colmillos se le alargaron en el esfuerzo que hizo por enderezarse entre las estacas. Cuando abrió los ojos se quedó atónito un segundo con la imagen que tenía ante sí. Joder, ¿cómo puñetas se atrevía a creer que alguien como V podía ser amigo suyo? El macho no era mortal, no podía serlo con aquellos ojos blancos despidiendo fuego y el brillo de las velas en su cuerpo mientras se acercaba a él, desnudo excepto por el jodido guante en su mano y los tatuajes… en sus muslos y alrededor de su sexo.

La mirada de Qhuinn siguió los diseños hasta la ingle de V y se quedó ahí.

Santa Virgen del Fade… ¿Qué le habían hecho? La luz de las velas no le permitía distinguir muchos detalles y el sudor que caía desde su frente tampoco, pero vio las cicatrices. E intuyó lo que faltaba. Hasta que V estuvo demasiado cerca de él y tuvo que levantar la cabeza para mirarle a la cara.

Oh. Mierda.

Vishous estaba cabreado. Más bien jodida, infernal, soberanamente puteado porque los traidores de sus ojos se hubieran fijado donde no debían. Retiró los labios hacia atrás para enseñarle los colmillos.

Tu carne— gruñó, con los ojos fijos en el lado intacto de su garganta.

Qhuinn podría haber esperado que el macho le cogiera de la mandíbula y se la girara para destrozarle el cuello de un mordisco castigador, pero no lo hizo. Frunció el ceño, sosteniéndole la mirada un segundo, determinado a que V leyera el respeto en ella, y después giró la cabeza, exponiendo la vena del lado izquierdo intacto, reservado para su patrocinador en la inducción.

Creyó que Vishous vacilaba un instante fugaz, quizás sorprendido, hasta que sintió su mano con el guante de malla apoyarse sobre su hombro, un roce fugaz del pelo negro en su mejilla y…

¡Santa. Jodida. Mierda!

Los dedos de sus pies se agarrotaron por acto reflejo, los músculos de sus brazos casi estallaron al tensarlos para mantenerse en pie y volvió a morderse la lengua para evitar un grito de pura agonía. Vishous le traspasó la vena con toda la longitud de sus colmillos, sin concesiones y sin amabilidad.

¿Quieres ser un Hermano? Soporta el dolor. Vas a tener mucho de eso.

Qhuinn no supo si se imaginó las palabras o si realmente las escuchó en su cabeza, pero ya se balanceaba en el oscuro borde de la inconsciencia cuando V retiró los caninos y su sangre manó en un borbotón. El destello en gris claro del guante cuando Vishous echó el brazo hacia atrás antes de perforarle la carne del pecho fue lo último que vio con cierta nitidez.

No se desplomó en el suelo todavía porque sus músculos estaban en una especie de rigor mortis, aferrado a las estacas de hierro. Las figuras, el altar y las velas giraban en una espiral sin fin cuando Wrath alzó la calavera con la sangre de todos los Hermanos.

Él fue el primero de nosotros. Saludad a quien fundó la Hermandad de la Daga Negra.

Los gritos de los guerreros resonaron en la cabeza de Qhuinn, mezclándose con las espirales que danzaban ante sus ojos. Creyó que Wrath se acercaba a él, pero no distinguió el cráneo en sus manos hasta que se lo apoyó contra los labios.

Bebe y únete a nosotros.

Lo hizo. Con toda la avaricia glotona del mundo. La sangre mezclada de todos los machos bajó por su garganta más ardiente que cualquier tequila, engarzándose con sus confusos sentidos hasta que percibió la majestuosidad del poder puro de Wrath, la triste serenidad de Tohrment, la fiera lealtad de Phury, la brutalidad de la fuerza de Rhage, el frío salvajismo de Zsadist, la sencilla calidez humana de Butch y la afilada inteligencia de Vishous.

Todos en su interior. Su familia. Uno para todos y todos para uno y Qhuinn no supo donde acababa él y dónde empezaban sus Hermanos y, justamente por eso, con el último resquicio de lucidez entendió por qué Blay no quería todo eso ahora y…

Lo has hecho bien, Hermano.

Las palabras tranquilizadoras, la confirmación de que sí, había pasado la prueba, la segunda más importante en toda su jodida vida sólo por detrás de la noche que se había dejado grabar el nombre de su macho, le envió a la bendita oscuridad con una sonrisa en los labios ensangrentados.

OOO

—Despieeeeeeeeeeerta, pimpollo.

—Está frito.

—En el otro barrio.

—¿Nos guardará rencor si le traemos unas sales?

—Ná, mira, ya revive.

Qhuinn empezó a registrar las voces a su alrededor como un eco distorsionado y le llevó cierto tiempo discernirlas con nitidez. Parpadeó con dificultad, intentando enfocar los rostros que formaban un corrillo sobre él. Sentía una quemazón en el pecho que le provocaba ganas de rascarse como un psicópata acribillado por mosquitos y, al tragar saliva, los dos lados del cuello se convirtieron en señales rojas de “¡Dolor!”.

Tosió, preguntándose por qué cuernos tenía magullado todo el lado izquierdo del pecho, como si le hubieran aplastado con una losa… o a puñetazos.

—¡Joder!— Se incorporó de golpe al recordarlo todo en flashes doloridos y el cerebro le giró 360 grados dentro del cráneo.

—Eh, eh, eh… con calma, chico.— La cara sonriente de Rhage apareció ante sus ojos, vívida, cuando el Hermano se acuclilló para estar a su altura.

Qhuinn se llevó una mano al pecho y el espasmo de dolor le dijo que la cicatriz estrellada era pero que muy real antes de bajar la vista para verla con sus propios ojos.

Era un Hermano. Ya no Qhuinn el Descastado, el Freak, sino Qhuinn, de la casa Warrior, ahstrux nostrum de Tehrror y guerrero de la Hermandad de la Daga Negra.

Tanto título sólo para querer decir que quienes le importaban de verdad le habían abierto los brazos.

Con una mano en el cuello –que alguien había limpiado y empezaba a cicatrizar-, se giró a su derecha. John estaba sentado en el suelo de mármol de la Tumba, ya cubierto con la túnica negra, aunque sin calarse la capucha, y sonreía. Tanto que le brillaban los ojos igual que la noche que se emparejó con Xhex. No le dijo nada, sólo desvió la mirada, poco a poco, a la gran pared contra la que se habían apoyado durante el rito, exactamente hacia el extremo inferior derecho.

Había dos nombres más labrados con delicadeza en la vetusta piedra, encerrados en sus cartuchos.

Tehrror y Qhuinn.

Tuvo que llevarse una mano a los ojos como acción preventiva y dio gracias por la distracción de que Rhage le tirara su túnica.

—Anda, cúbrete y deja de menear las bolas, hermanito.— El rubio enarcó las cejas y empezó a hacer aspavientos, señalándole— ¡Eh, he dejado de ser el Hermano pequeño! Ahora tendréis que tratarme con respeto y dejar que ellos patrullen por las peores zonas, panda de capullos.

Butch le dio una colleja.

—La edad se mide por el cerebro, imbécil. En este caso, el tamaño importa, y no es el de tu polla.

—Se mide por la madurez, poli cateto. Pero sip, Rhage siempre será el maldito hermano pequeño.— V estaba enrollando una tela negra con lo que parecían herramientas delicadas de escultor.

—Que os follen, ellos son los dos tipos más jóvenes que han ingresado nunca en el club. Voto por que sean “Los Críos” toda la eternidad.— Rhage se cruzó de brazos, ignorando la lluvia de golpes de sus Hermanos.

Qhuinn lo escuchó todo mientras se vestía, con la misma sensación de irrealidad que daría estar viéndolo desde dentro de una pecera. Tohrment ayudó a levantarse a John y habría jurado que el macho había engordado quince kilos de masa muscular a base de orgullo paterno. Abrazó a John un largo rato, palmeándole la espalda, y le murmuró algo en el oído que él no alcanzó a oír. Cuando pudo incorporarse, agradeció la mano de Phury en su codo para estabilizarle. La sobredosis de sangre combinada con el bajón de adrenalina le estaba haciendo un flaco favor a su equilibrio. Quedó de pie mirando su nombre grabado en la piedra y se giró hacia Wrath, localizándolo instintivamente en la caverna antes de que su vista lo distinguiera.

—¿Por qué no me habéis cambiado el nombre? Qhuinn es propio de civiles. Creí que todos los Hermanos debían tener un nombre de guerrero.

El Rey torció la boca en una mueca, mezcla de sonrisa e ironía.

—Forma parte de la letra pequeña de tu inducción. Tu principal cometido es ser el ahstrux nostrum de John, eso no ha variado… mientras desempeñas tu labor en el seno de la Hermandad. El día que John muera, si tú le has protegido con honor, se te relevará de tu misión y te consagrarás en exclusiva a la Hermandad. Entonces recibirás tu nombre de guerrero.— Señaló hacia la pared, aún sin verla—. Por eso Vishous ha dejado un espacio en blanco en tu cartucho, para poder grabar tu nuevo nombre cuando llegue ese momento. ¿Decepcionado?

Elevó las cejas y la perra de su boca volvió a hacer conexión exprés con su corazón, sin paradas intermedias por el filtro de la educación.

—¿Está de coña? Ya tengo bastante para unos cuantos siglos asimilando todo esto como para que encima me cambien el nombre, joder, y antes de que John palme yo me corto las pelotas.

Hubo un instante de silencio y después la Tumba pareció a punto de desmoronarse sobre sus cabezas con los truenos de risas masculinas. Tohrment acabó por darle unas palmaditas en el brazo.

—Creo que ya puedes tutear a Wrath. Aunque te seguirá arrancando la cabeza si te pasas de la raya.

Avergonzado por su estúpida salida, Qhuinn torció el gesto.

—Ya, creo que no, gracias. De “usted” me parece más seguro.

—Larguémonos de aquí, los demás estarán acabando con los canapés.— Rhage se dio dos palmadas en el estómago y recibió un puñetazo del poli como recompensa.

La Tumba se fue vaciando de Hermanos –de sus iguales- charlando entre sí. John se giró y le señaló hacia la salida pero Qhuinn negó con la cabeza. Esperó hasta que sólo quedó Vishous, acabando de atar su rollo con las herramientas de cincelar. John y él debían haber pasado un buen rato en el limbo, porque en la tarima no quedaba ni rastro de sangre y el altar volvía a lucir sólo la antigua calavera del primer Hermano.

Carraspeó, pero sólo se ganó una ceja enarcada de V.

—Gracias— murmuró, levantando suaves ecos en la cueva solitaria. Le pareció bien, así el agradecimiento llegaría a todos los cientos de nombres grabados en la piedra.

Vishous le dedicó una mirada de perfil antes de acomodar las herramientas bajo el brazo.

—¿Por qué mierda?

—Por ser mi valedor. Por apoyarme durante el rito. Por enseñarme a forjar. Por…— Se encogió de hombros—. Por todo. Y por… no hacerme mostrar la espalda durante la ceremonia.

V le estudió en silencio un instante antes de echar a andar hacia la salida de la cueva, tan descalzo como él, apagando mentalmente las velas que dejaban atrás. No le miró cuando respondió con el tono frío de siempre.

—Ya. Siempre va bien tener de ayudante a otro Hermano capaz de afilar las dagas. Estoy hasta los huevos de decirles que no las claven en las paredes, desgastan la punta.

Qhuinn casi perdió el paso. ¿Por eso le había propuesto, por tener a otro herrero que le descargara de trabajo? Entonces vio que un extremo de su perilla se elevaba. El muy cabrón. ¿Eso era sentido del humor Vishous? Soltó una risilla, meneando la cabeza. Iba a tener que acostumbrarse al peculiar cinismo de su… hermano. Esperó a que V cerrara las dos verjas que custodiaban el sancta santorum antes de hablar.

—¿Puedo pedirte un favor personal?

Vishous le miró desde sus dos metros y pico de estatura como si él fuera un bicho parlante.

—¿Quién mierda te crees que soy? ¿El puto genio de los deseos?

Qhuinn ya no se arrugó ante su tono. Mientras caminaban sobre la hierba empapada hacia el Hummer y el Escalade, donde les esperaban los demás, le miró con la barbilla alzada.

—¿Qué? ¿No me digas que rechazas usar tu aguja conmigo? Esperaba más de ti ¿O sólo sabes tatuar delfines y mariposas?

Los colmillos de V brillaron un momento en la oscuridad cuando ladró una imitación de risa. Después se acarició la perilla, en el gesto que Qhuinn empezaba a asociar con las veces que el Hermano se sentía incómodo porque algo le había llegado a través de sus múltiples capas y no tenía un liado a mano para disimularlo.

—Es una oferta tentadora. Creo que tengo un par de potes de tinta negra con sal en algún sitio.

Butch se asomó desde el asiento del copiloto del Escalade, se llevó dos dedos a la boca y les silbó como un pastor a su rebaño. V caminó hacia el jeep enseñando el dedo del medio a su macho.

Qhuinn se dejó caer al lado de John en el asiento trasero del Hummer, agotado, mientras Tohr conducía, friendo ocasionalmente con la mirada el equipo de mp3, de donde brotaban los acostumbrados gritos de su música favorita. Disturbed no vendría a ser lo que alguien de la edad de Tohr se pondría para relajarse.

Había dejado de llover y la luz de la luna iluminaba su recorrido entre los abetos. El olor a ozono, limpio y fresco, se coló en sus pulmones, trayéndole la imagen de la única persona que representaba más para él en el mundo que toda la Hermandad junta.

No se creería que todo era verdad hasta que no pudiera verle, tocarle y asegurarse de que no era un sueño.

OOO

Blaylock estaba a punto de desarrollar visión extrasensorial. Llevaba tanto rato con los ojos clavados en la puerta de seguridad de la entrada de la mansión que casi era capaz de ver el patio al otro lado.

¿Por qué tardaban tanto?

Hacía más de dos horas que la Hermandad se había llevado a Qhuinn y a John, ¿qué mierda podría haber pasado? ¿Y si…? No, se negaba a pensar que no les encontraban dignos. Era imposible. Los dos encajaban en el molde de la Hermandad como hecho a medida.

Plantado de pie ante la puerta, echó una ojeada por encima del hombro. A su espalda, la afable reunión de invitados proseguía, con grupitos de conversación formándose y desintegrándose para reunirse de nuevo. Las hembras y los machos no guerreros comían y bebían, unos de pie, otros en sillas, pero él era incapaz de llevarse algo al estómago. Ya había explicado a todo el mundo su decisión de no ingresar esa noche en la Hermandad y, en términos generales, todos lo comprendían, con matices según el caso. Pero la persona a quien debía la explicación más importante continuaba en paradero desconocido.

¿Qué le estaban haciendo a Qhuinn? ¿Qué pensaba su macho de él? ¿Cómo…?

—Están a punto de volver.

La voz seca de Xhex a su espalda le dio un susto de muerte. La hembra era su polo opuesto: totalmente calmada, no participaba demasiado en las conversaciones. Prefería pasar el rato a parte, con Rehvenge, asomándose al hall de vez en cuando. Blay suponía que su lado sympath se saturaba con tantas emociones reunidas bajo el mismo techo.

—Hace demasiado rato que se han ido.

—Dicen que las ceremonias son largas y que les lleva rato recuperarse. Además, ésta es doble.— Se encogió de hombros.

—¿Cómo puedes estar tan tranquila?

Xhex curvó un poco los labios, con los ojos en la puerta.

—Confío en John. Lo hará bien porque es un Hermano. Siempre lo ha sido. Esta noche sólo se trataba de hacerlo oficial.

Yep. ¿Xhex se enfadaría si le pedía una transfusión de sangre fría? Blaylock estaba a punto de replicar cuando sus sentidos extrasensibilizados captaron el sonido de la gravilla crujiendo en el patio y de un par de motores ronroneando. Los cuchicheos de los invitados subieron de volumen y el hall se roció de Parfum de Excitación Contenida.

A él le faltó poco para no arrancar a correr, abrir la puerta y salir en plancha al patio en busca de Qhuinn.

Ruido de puertas cerrándose y abriéndose. Risas masculinas. Eso es buena señal, tiene que serlo. Blay apretó la bolsa que llevaba en las manos con una muda de ropa para Qhuinn. Los segundos que transcurrieron hasta que las puertas se abrieron desde fuera le parecieron horas. Las hembras y el resto de machos formaron tras Xhex y él, murmurando.

Wrath entró el primero, descalzo y ceñudo, una gigantesca torre de solidez todavía con la túnica negra puesta… hasta que olisqueó el aire y su cabeza localizó a Beth, con George a su lado meneando el rabo. Entonces sus rasgos se relajaron y sonrió, perdiendo parte de la crueldad.

Leelan— ronroneó mientras la cogía por la cintura y olisqueaba su cuello, extendiendo la otra mano hacia el arnés del perro.

Blay apartó la mirada de ellos, buscando entre el amasijo de cuerpos entunicados que invadió el hall en un contraste chocante entre los mosaicos coloridos y el negro tétrico de las túnicas. Vio a Zsadist, con los ojos amarillos fijos en sus hembras, a Phury… Rhage algo más allá, exclamando un “¡Upa!” al coger a su hija y besar a Mary… V y Butch… Tohr…

John.

Su amigo entró con la capucha hacia atrás, la garganta destrozada y el color subido. Le disparó una sonrisa resplandeciente antes de caminar rápido hacia Xhex y detenerse justo delante de ella, con los brazos a los lados. Blay nunca había visto muestras de cariño entre ellos en público, pero estaba claro que a John le costaba reprimirse.

—Bienvenido, Hermano— susurró Xhex y sus labios se distendieron en otra sonrisa de auténtico calor antes de coger a su macho de la cara y atraerle para un beso duro que provocó silbidos en masa entre la concurrencia.

—Blay…

Desvió la mirada de sus amigos como un resorte automático al escuchar aquella voz ronca. Qhuinn era el último en entrar. Tenía el cuello inflamado, rojo y lacerado, sobre todo en el lado derecho. Se llevaba la mano al pecho como si luchara contra un dolor de la hostia y con aquella túnica parecía salido de una convención de caballeros Jedi. Pero estaba radiante. Los ojos bicolores brillaban y la sonrisa deslumbrante amenazaba con provocarle un esguince de mejillas.

Dios, era tan hermoso, emanaba tanta… fuerza, que Blay se quedó en blanco. Con todos los pares de ojos observándoles, sólo pudo levantar la mano con la que sostenía la bolsa.

—Te he cogido algo de ropa— fue la única estupidez que logró desembuchar.

Qhuinn enarcó las cejas, observó la bolsa un momento y luego a él.

—A la mierda la ropa.— Alargó un brazo a su cintura y otro a su nuca.

Blay no pudo si quiera coger aire. Fue estrujado en un abrazo de oso y casi ahogado en un beso que merecía directamente la categoría de “porno”. Qhuinn le sostuvo la cabeza, manejándosela a su antojo para encajar sus bocas mientras la otra mano le apretaba indecentemente cerca del culo. Mejor no pensar en lo que le estaba haciendo con la lengua. Delante de todos. Entre un coro de gritos, silbidos y aplausos.

Moriría con el rojo grana en la cara, estaba seguro, porque aquel bochorno no se le pasaría ni en setecientos años.

Qhuinn le soltó cuando le dio la real gana, apoyó la frente contra la suya y rió, sin importarle un huevo la audiencia.

—Ahora sí me lo creo. Ahora sí.— susurró.

Eso le sacó del éxtasis temporal. Qhuinn no había asimilado que era un Hermano hasta que no le había tenido a él. Blay aún era su seguro de realidad, su brújula. Hasta entonces no se dio cuenta del miedo que le daba que la Hermandad fuera tan importante para su macho que le dejara de lado, sin entender por qué él lo había pospuesto. Pero Qhuinn entendía. Ahora, después de todo lo que habían pasado, sí.

Sonrió.

—Bienvenido a casa, Hermano.

Una mano de hierro le apretó la nuca y otra la de Qhuinn, zanjando el momento “Titanic”. Vishous los separó, empujándoles hacia la sala de billar con un cigarro entre los labios.

—Luego folláis y os ponéis melosos. Ahora dejáis que solucione el maldito lío de vuestras espaldas.

Blay intercambió miradas con Qhuinn bajo el yugo de las manazas de V. Su macho formó la palabra “tatuajes” con la boca y le guiñó el ojo. Joder, claro. Llevaban sus nombres grabados contra la Ley de la raza ¿Cómo lo habría ocultado Qhuinn de la Virgen? Antes de entrar en la sala de billar, una figura les cortó el paso. Manello. Con los brazos cruzados como un segurata de discoteca, el ceño fruncido y los ojos fijos en los de V.

—¿Cosa stai facendo? ¿Has visto el cuello de los chicos? Ahora se ponen unos pantalones. Se sientan. Y los curo.

Blay se quedó muy, muy quieto cuando V se inclinó entre ellos para enseñarle los colmillos a su… uh, cuñado.

—Esto son asuntos de vampiros, humano. Tú no metes tus hocicos.

—La parte Neanderthal del espectáculo ya ha acabado. Ahora dejas que el siglo XXI se abra paso y mis hocicos de médico se ocupen de mi trabajo.— Manello no se movió.

—¿O qué?— Un gruñido acompañó la pregunta.

—O la próxima vez que llegues con el hígado fuera te daré una bolsita para que te lo recojas en vez de metértelo dentro.

—De acueeeeerdo, de acuerdo.— El poli apareció entre ellos, con los ojos en blanco y un suspiro melodramático—. Piip. Final del partido. Empate técnico. Doc, ve a buscar tus tiritas. V, tú la caja con tus chismes. John y Qhuinn, id a asearos a los baños y los demás a ponernos algo con que sujetarnos la polla. Andando.— Se inclinó un poco, mirándoles a ambos como a niños en el patio—. Ya.

Hubo gruñidos por ambas partes, miradas de “te pillo luego” y la reunión se dispersó, con sólo los invitados acomodándose en la sala de billar. Se cogieron tacos, se colocaron bolas y el ruido al romper se mezcló con el de la cadena de música atronando con el rap que V solía programar a menos que Manello hubiera sido el último en usar el equipo. John y Qhuinn volvieron al poco, su macho vestido sólo con tejanos, para recibir las felicitaciones. A Blay se le cortó la respiración al ver la cicatriz en la piel sin mácula de su pecho: una estrella grabada a golpes, todavía enrojecida e hinchada, indeleble gracias a la sal.

Debía haber sufrido para obtenerla, pero Blay sabía que de sus labios no habría escapado ni un quejido.

Marissa, Layla y la directrix Amalya fueron las primeras en marcharse, justo después de felicitar a los nuevos Hermanos con reverencias o besos en la mejilla, dejando a los habitantes permanentes de la mansión junto con Phury y Cormia.

—¡Joder, mirad eso! Otros que se emparejan sin que nos enteremos.— Rhage acababa de entrar por la puerta, vestido de calle, y tenía la espalda de Qhuinn en primer plano. Le estaba señalando como lo haría el chivato de la clase delante de la maestra al que le había robado el caramelo.

—Pero estos no se libran de que los tatúen en público, nosotros lo hicimos mejor.— Butch empujó al rubio para poder entrar y servirse un Lag en la barra.

Manello le ganó la carrera a V: para cuando el Hermano entró cargado con tres cajas, el médico ya estaba cubriendo el cuello de John con una gasa, murmurando en italiano por lo bajo sobre “barbarie”.

—Vete acostumbrando, doc.— Wrath se sentó en el sillón Luis XVI más grande de toda la sala, con Beth sobre sus rodillas—. Si no muero antes, conseguiré que la Virgen dé su divino brazo a torcer sobre las hembras y la Hermandad. Puede que el siguiente cuello que tengas que curar sea el de Payne.

Blay apostaría a que, si Manny hubiera tenido colmillos, se los habría mostrado generosamente al Rey. Igual que hizo Vishous. Saltaba a la vista que los dos todavía no aceptaban que Payne seguiría pateando calles como venía haciendo desde hacía dos semanas. Al menos, los dos tenían algo en común.

Mientras Manello repetía las curas con Qhuinn, él aprovechó para acercarse al poli. Butch sorbía whisky muy despacio, apoyado contra la barra con expresión serena. Cuando él se acercó, levantó el vaso en una pregunta muda.

—No, gracias.— Meditó un momento cómo hacer la pregunta, si Butch se molestaría por su presunción.

—Sí, fui yo.— Soltó de golpe entre dos tragos. Blay lo miró con sorpresa y el irlandés torció una sonrisa—. Quien te propuso para la Hermandad. Fui yo.

¿El poder de leer la mente se contagiaba? Blay se quitó la americana del traje y se aflojó la corbata.

—Ah… no estaba seguro. Butch, te lo agradezco. Más de lo que puedo expresar y… no quisiera que pensaras que la Hermandad no me importa, que me lo tomo a la ligera…

El poli soltó una risotada.

—¿Cuándo mierda te tomas algo a la ligera?— Acabó el Lag de un trago y dejó el vaso en la barra con un suspiro satisfecho antes de volverse hacia él—. Lo entiendo. Tienes tu proyecto, acabas de ponerlo en marcha y quieres concentrarte en él porque es lo que te hace sentir que llevas las riendas. Habría que ser imbécil para no entenderlo. Lo sabía cuando te propuse, Blay, de hecho, Wrath me debe cien pavos.— Alzó la voz un poco, haciendo bocina con las manos, para que el Rey le oyera. Wrath sacudió la cabeza—. Me aposté con él a que dirías que no.

—¿Lo hiciste? Quiero decir, entonces ¿por qué me propusiste?

—Para que no tuvieras la estúpida impresión de que los demás te dejaban atrás. Y porque mereces ser uno de los tres primeros Hermanos escogidos por algo más que por su sangre en toda la historia de la raza, demonios. Así que espero vivir para el día que decidas que estás hasta el gorro de tratar con civiles y quieras ir a por los más malos.— Le dio una palmada en el hombro para después mirar la puerta de reojo—. Y ahora ve a que mi macho ponga algo de tinta para cubrir esos grabados, antes de que la Virgen o alguna de sus chicas chille “¡Ha quebrantado la Ley!” y te recojamos frito por un rayo.

Blay contempló el rostro sonriente del poli unos segundos y se preguntó si quedaría demasiado cursi decirle algo como “Será un honor poder llamarte hermano un día”. Probablemente, así que musitó un “gracias” antes de volver hacia donde Qhuinn ya estaba sentado en una silla, de cara al respaldo y con los brazos encima. Vishous había tomado otra butaca y se ajustaba unos guantes de látex, con la aguja de tatuar y los potes de tinta negra mezclada con sal dispuestos en una mesita baja.

Manello aprovechó el momento en que V tuvo que concentrarse en el tatuado para cambiar la música de la cadena. “You could be mine” de Guns’N’Roses levantó gruñidos entre los congregados alrededor de la mesa de billar. Vishous lo mató con la mirada. Manello levantó un vaso lleno del mismo Lag que había bebido antes el poli y brindó a su salud con las cejas enarcadas. Butch, al lado de su hermanastro, se partió el culo de risa. Rhage, con su hija en un brazo, levantó la otra mano formando cuernos con los dedos al tiempo que saltaba sacudiendo la cabeza y meneando el pelo rubio, haciéndola reír.

—Hijoputa.— murmuró V, con los ojos fijos en la espalda de Qhuinn.

Fue entonces cuando Blay hizo “clic”. Cuando su ficha se aposentó perfectamente entre las demás.

Daba igual lo distintos que fueran todos. Si eran humanos, mestizos o vampiros. Si estaban emparejados con una hembra, un macho o solteros. Si arrimaban el hombro como Hermanos, soldados, alguaciles, médicos, enfermeras, doggen o asistentes sociales. Si tenían ojos bicolores, blancos o amarillos. Si el mundo exterior les consideraba defectuosos, freaks y una panda de cafres que se regían por reglas sangrientas.

Los que estaban equivocados eran los demás. Ellos eran los normales. Los que valoraban lo auténticamente importante en las personas: el honor, la valía por sus actos y la lealtad. A sus amigos, a su pareja y a su familia.

Todos formaban parte del mismo microcosmo, libre de prejuicios, y todos matarían por defenderlo.

Sin importarle una mierda que le observaran, alargó la mano para coger la de Qhuinn mientras le tatuaban, entrelazó sus dedos y se la apretó tan fuerte que se ganó una mueca, además de una mirada de ascuas.

—Eh, no hace falta que me la rompas— le riñó—. No voy a escaparme a ningún sitio.

Blaylock ignoró los ojos de V fijos en ellos y a todo el maldito mundo por un momento. Su sonrisa tranquila, confiada, era sólo para su macho.

—Lo sé.

Él era Blaylock, alguacil de la raza, hellren del guerrero de la Hermandad de la Daga Negra Qhuinn, miembro de la honorable casa Warrior.

Y, sobre todo, era libre para amar a su macho y para vivir su vida sin miedo al rechazo.

OOO

Una hora después, Qhuinn todavía sonreía.

De pie en la sala de billar, con gangsta rap de fondo, ahora que V había acabado de tatuar la espalda de Blay, parecía incapaz de relajar los músculos de su cara. Los mamones estaban congelados en aquella sonrisa auténtica que no quería moverse de allí. Su nombre resaltaba en negro sobre la piel pálida de Blay, su macho por fin estaba feliz, John jugaba al billar con su shellan y los demás alternaban las cartas con las bebidas, desperdigados por la sala aún después de que las persianas bajaran para anunciarles que fuera llegaba el alba.

El vértigo estuvo a un tris de reaparecer.

Lo que lo evitó fue el fuerte golpe de dos cajas contra una mesita. Qhuinn salió de su estupor para ver a Vishous depositándolas allí. La sala quedó en silencio. El Hermano enarcó una ceja y señaló con la barbilla a John y a él.

—¿Pensáis abrirlas o tengo que hacerlo yo?

Ambos se miraron entre sí y luego a Blay, que se encogió de hombros, todavía desnudo de cintura hacia arriba con la tinta fresca sobre su piel. Qhuinn observó las cajas: madera negra pulida, con cierres de acero. Llevaban sus nombres grabados en la tapa, en el Idioma Antiguo. Unos setenta centímetros de largo, el tamaño perfecto para…

Inspiró fuerte en el silencio sepulcral. Luego se giró hacia V, pidiendo permiso, y el otro puso los ojos en blanco. Qhuinn se dirigió hacia la caja con su nombre y abrió el cierre despacio, con manos temblorosas. Cerró los ojos un momento antes de mirar en el interior.

Belleza. En estado puro y en forma de acero damasquino ennegrecido.

Dos dagas reposaban en un lecho de terciopelo blanco y negro, los colores de su casa. Alargó las manos hacia ellas, asiéndolas por la empuñadura. Las tiras de cuero negro trenzadas para un mejor agarre eran suaves contra su palma. Rotó las muñecas, probando: más ligera la de la derecha y más pesada la de la izquierda, para ayudarle a corregir su pequeña falta de precisión cuando luchaba con la mano zurda. La punta era de aguja y los filos tan finos que le cortaron con sólo pasar un dedo por encima. Todo ennegrecido, las perfectas compañeras para preservar su sigilo en las calles oscuras, que nunca traicionarían su posición con un brillo inoportuno. Hechas a medida de sus manos, sin ni un milímetro de error. Pasó los dedos por la marca de herrero de una ellas antes de levantar los ojos hacia Vishous.

El Hermano estaba encendiendo un liado como si la cosa no fuera con él.

—Joder… V, no sé qué decir. Gracias. Es el puto mejor trabajo que he visto.— Habló sin aliento.

El Hermano inspiró y exhaló el humo hacia el techo.

—El mantenimiento es cosa tuya. Y el de la de John también. Ya eres bastante mayorcito para eso.— Sentenció con el cigarro entre los labios.

Su protegido estaba contemplando su par de dagas negras con la boca literalmente abierta. Tanta perfección… ¿Cuánto tiempo le habría llevado forjarlas, teniendo en cuenta que V se había pasado las últimas semanas ayudándole con…?

Qhuinn se convirtió en estatua. Lo suyo. Dios, lo había olvidado. En algún punto del frenesí de la noche se le había ido de la cabeza totalmente. Recordaba haber recogido la caja de la fragua y haberla llevado a la habitación, antes de la ceremonia. Mierda, aún estaría encima de su cama. Se giró hacia Blaylock y tragó saliva al ver la expresión de maravilla de su macho ante las dagas de V. Era muy consciente de que su regalo no iba a estar a su altura pero… Guardó las dagas en la caja y se la colocó bajo el brazo. Luego alargó la mano, cogió la de Blay y le dio un tirón.

—Tenemos que irnos. Es… gracias. A todos. Por todo. Pero… tenemos que irnos. Ahora.

—¡Qhuinn!— El pelirrojo protestó.

—¡Usad condón!— Las risas estallaron detrás del grito de Rhage.

Arrastró a Blaylock fuera de la sala de billar como si estuviera arando un campo, tan de los putos nervios como si le fuera a enseñar el maldito Taj Mahal.

—¿De qué va esto? ¡Qhuinn, vale, sé caminar solo!— Blay se sacudió su presa, mirándole como si tuviera algún virus bipolar.

—Iba a darte algo antes… pero llegaron los Hermanos y se me fue la pinza.— Trotó escaleras arriba, con Blay pisándole los talones—. Quería que lo tuvieras antes que yo y sé que no es la gran cosa, pero…— Abrió la puerta y encendió la luz. Allí estaba, encima de la cama, una caja de madera lacada en blanco.

Dejó su caja con las dagas de la Hermandad sobre el colchón y cogió la otra, tragando saliva. Se giró tan rápido que casi golpeó a Blay en la cara.

—¡Lo siento! Ten.— Le encasquetó la caja contra el pecho como si dentro hubiera TNT, gesticulando—. Ábrela.

A esas alturas, Blay debía tener cientos de posibilidades, todas malas, rondándole, porque le miraba a él y a la caja con los ojos muy abiertos. Al final la acomodó bien sobre un brazo y pasó los dedos por el nombre horadado en la madera: “Blaylock”, en el Idioma Antiguo.

—Me costó un huevo encontrar una caja así. La quería metálica, pero en blanco queda como el culo, así que te compré una de madera lacada, espero que te guste. No queda de tía, ¿verdad que no?— Se pasó las manos por el pelo y jugó con la bolita de su lengua mientras cambiaba el peso de un pie al otro—. Grabar tu nombre fue una puta tortura, ¿sabes? Porque la madera es la hostia de delicada y las herramientas son súper pequeñas…

Sí, estaba desvariando. Pero tendrían que amordazarle para que se callara.

—¿Lo has grabado tú?— Blay se quedó quieto con los dedos sobre las letras.

Asintió cinco veces. Sip-sip-sip-sip-sip. Como los lunáticos.

—Es como en Papá Noel. Hay más dentro. Ábrela.— Eso ya lo había dicho antes, ¿verdad?

Con una última mirada hacia él, Blay apoyó la caja en la cama y abrió los cierres que él mismo había atornillado. Vio el pasmo reflejado en el perfil de su macho en cuanto hubo retirado la tapa y escuchó su suave exhalación.

-Virgen santa…

Las manos de Blay se alargaron hacia las dagas que reposaban sobre terciopelo blanco y Qhuinn juró que sentía la suave caricia de esos dedos en su propia columna, como si las hojas que había forjado fueran parte de él. Blaylock cogió una de ellas, girándola para poder examinarla a la luz, y Qhuinn repasó para sí los puntos de interés: equilibrio, peso, filos, ligereza. Lo había comprobado todo trillones de veces pero nunca sería bastante para su macho. Nunca.

Blay le miró de reojo, alucinado, y después pasó los dedos por toda la extensión de la hoja. Qhuinn se puso duro como si hubiera hecho lo mismo entre sus piernas.

Las dagas eran una maravilla de diseño: las aguas del acero adamascado tenían el toque perfecto de elegancia para Blay. El acero pulido captaba y reflejaba la luz sin distorsiones, prueba de la ausencia de imperfecciones en su aleación. La hoja, de palmo y medio, era un relámpago recto que acababa en una punta letal, de absoluta belleza. Blay volteó la daga en su muñeca y Qhuinn comprobó que se ajustaba a sus medidas como si su macho hubiera crecido con ella en las manos. Los dedos de Blay recorrieron la empuñadura, de asta de ciervo pulida con un trenzado en cuero blanco, subiendo desde la cruz hasta el pomo, rodeándolo como haría con su propia punta, suave. Qhuinn apretó los puños, al borde del gemido, y se aclaró la garganta.

—El pomo lleva un pesillo dentro.— Metió las manos en los tejanos, intentando disimular su erección—. Te ayudará a corregir que siempre te tiras demasiado a fondo.

Blaylock levantó los ojos azules y Qhuinn dio un paso hacia él como si su macho fuera un imán viviente.

—¿Las has… forjado tú?— susurró.

Él se encogió de hombros, asintió y negó.

—Vishous hizo la parte más dura de la forja, para asegurarnos de las medidas, el equilibrio…— Bajó los ojos al suelo, avergonzado de no haber tenido los conocimientos necesarios para asumir todo el proceso—. Yo me encargué del afilado, el pulido… De todo lo demás. Y busqué los materiales, joder, lo que costó encontrar el asta de ciervo, pensé que tendría que irme a las montañas a cazar uno de esos bichos a mordiscos.— Soltó una risilla nerviosa—. También tallé la empuñadura, la engarcé, hice los trenzados…

Y gritó, maldijo y golpeó cada vez que alguno de esos pasos no resultaba tan perfecto como el macho para quien iban destinadas las dagas. Y volvió a empezar cuando algo le salió mal, hasta que la espalda le ardió y las manos le temblaron de las horas pasadas doblado sobre el yunque, forjando su propia templanza al tiempo que las dagas.

El Qhuinn de hacía tres meses habría sido incapaz de desarrollar la paciencia necesaria para obtener la perfección. El de ahora aún no había alcanzado ese nivel, pero podía intentarlo.

—Son… preciosas.

—Si vas a patear calles, necesitarás acero además de una pistola. Puedes encontrarte con restrictores. Y quería que tuvieras algo exclusivo para ti, algo que se te pareciera.— Tragó saliva—. Por eso son blancas… y elegantes… ligeras pero resistentes. Nunca perderán el filo, a menos que las arrojes contra una pared, eso dice V. Mira.— Alargó una mano hacia la daga que sostenía Blay y pasó un dedo por la punta, sin apretar. Brotó una gota de sangre de su yema— ¿Ves? Son letales. Para proteger.

Los ojos de Blay se fijaron en la burbuja carmesí de su dedo y se inclinó despacio hacia él. Qhuinn adoptó el modo pausa, sin respirar. Los dedos de su macho se cerraron, húmedos y delicados, alrededor de su yema y le limpió con la lengua, sin desviar la mirada.

Qhuinn empezó a despedir el calor del sol.

—Has creado una maravilla— musitó Blay, muy cerca de él.

—No toda. No sé. Por eso no lleva marca de herrero.— Sus narices se rozaron y Qhuinn suspiró cuando Blay dejó la daga en la caja.

—Pero lo harás. Un día.— Le cogió la cara entre las manos, mirándole con insistencia—. Tampoco sabías que podías conseguir esto, no sabes hasta dónde puedes llegar, Qhuinn.

No, pero estaba más que dispuesto a averiguarlo. Después de años de creerse un inútil no iba a convertirse de repente en el amo y señor de la forja de su vida. Era un largo camino y algún día llegaría a la meta. Dejó que Blay le empujara sobre el colchón, con los labios contra los suyos.

Un día grabaría su propia marca de herrero en esas dagas, igual que había tallado su nombre en la espalda de su macho. Un día tendría la serenidad suficiente como para manejar el fuego y el acero, la seguridad en sí mismo para trabajar las piezas más difíciles.

Por el momento, pensaba disfrutar del camino recorrido hasta aquí.

OOO

En la sala de billar, Vishous adivinó quién se le estaba acercando por detrás, en supuesto sigilo, mientras él recogía los instrumentos de tatuar. Rhage era tan sutil como un rinoceronte cojo.

—Paaaaaaaaapaaaaaaá— boqueó el rubio junto a su oído, con voz de muñeco poseído.

Le ignoró como si oyera llover, cerrando la tapa de su caja metálica.

—Paaaaaaapiiiiiiiiiiiiiiii…

—Más vale que le ladres algo, V, no va a dejarte en paz.— El poli terció en el asunto, desperezándose con los brazos tras la nuca.

—No sé a qué te refieres. No oigo nada.— Se enderezó, más que dispuesto a largarse a la Guarida y despelotarse en su cama. Con su macho.

—Ah, venga, poli, ¿crees que te libras?— Rhage acomodó el peso del bebé dormido en su brazo con una sonrisa insultantemente radiante—. Tú también eres papá. Tienes un hermoso crío pelirrojo. Pero meterse con V es más satisfactorio, pone esa cara de estar bebiendo salfumán tan…

Ahora sí le miró de reojo.

—Y tú tienes suerte de llevar a mi sobrina en brazos, sino estaría jugando a los dardos con tus colmillos.

—Vamos, V, reconócelo, te has encariñado con Qhuinn.— El capullo les siguió mientras salían de la sala— ¿Sino por qué le has propuesto para la Hermanad? ¿Qué me dices a eso? El último al que apadrinaste fue al poli y mira cómo habéis terminado, haciendo cochinadas en la misma cama. Oh, mierda, ¿eso quiere decir que tú y el crío…?

Vishous elevó la vista al techo del recibidor, pidiendo paciencia a los angelotes.

—Y luego dicen que yo soy el vicioso de esta casa…

—Hollywood, haznos un favor, ¿vale?— El poli puso las manos sobre los hombros de Rhage y le dio la vuelta, enfocándolo hacia las escaleras—. Aprovecha que tu hija está dormida y ves a hacer uso del matrimonio con Mary, ¿sí? Aquí hay una pareja decente que quiere meterse en la cama. A dormir.

V observó al irlandé de reojo mientras el gigantón refunfuñaba de camino a su habitación con Ahna. Era la primera vez que Butch se refería al bebé como la hija de Rhage. Su macho llevaba un mes de mierda. Lo de Ahna –madre- había supuesto un atentado contra todo lo que el poli consideraba sagrado: salva a los inocentes, protege a las mujeres, aspira sólo restrictores de alma podrida. Butch había matado, por su propio bien, al prototipo de persona al que aspiraba a salvar. ¡Bam! Directo al hoyo de su miseria.

Él no había podido hacer demasiado para animarle. Su maldito carácter de los cojones, esa bolita fría y dura que le sostenía, no le dejaba darle a Butch el calor que necesitaba. Sí, habían tenido sus charlas íntimas salpicadas de silencios. Sí, había habido piel a piel. Sí, el poli era consciente de que había hecho lo mejor. Pero no bastaba.

Butch tenía alguna necesidad que él no era genéticamente capaz de satisfacer y eso le ponía de los nervios. El tiempo pasado con Qhuinn en la fragua, ayudándole con su regalo, se había revelado como un buen calmante y un entretenimiento eficaz. Lo del crío –seguiría viéndole así de por vida- sí podía solucionarlo y eso le había mantenido cuerdo durante esas semanas de silencio depresivo de su macho.

Cualquier otro le daría las gracias a Qhuinn por aquel pequeño oasis pero, en su caso, antes se congelaría el infierno. No podría gestionar que el chaval le cogiera aún más confianza, vade retro. Le erizaba la piel tanto como le conmovía y eso era malo. Aún se volvería un tierno como el poli. Hablando del cual…

—¿Qué tal De la Cruz?— preguntó mientras bajaban al túnel subterráneo.

Butch asintió con una sonrisa en los labios.

—En fase “te puedes meter la medalla por el culo, jefe cabrón”. Y a régimen. O sea, bien. Ha aceptado colaborar con nosotros a largo plazo, no hay manera de que el tipo se retire a hacer faena de oficina. Supongo que me veré con él de vez en cuando.

—Y eso te hace feliz.— No lo preguntó.

El poli apretó un poco los labios antes de contestarle, caminando despacio.

—Si te soy sincero, sí. No te equivoques, mi vida anterior me importa cuatro huevos. Pero José no. Y supongo… que necesito sentir que aún hay algo humano en mí. Ahora esta es mi vida y me gusta, con lo bueno y lo malo. Pero no quiero que sea todo lo que soy. No sé si me explico.

—De puta madre.

Nadie podía cortar por lo sano con lo que era. La decisión de abrirse a la humanidad comportaba cambios. Wrath tenía que aceptar que, si quería al cirujano número uno salvando el culo a sus soldados, entonces debía dar libertad a Manello para moverse entre ambos mundos porque el buen doctorcito no podía cortar con su humanidad. Y él debía admitir que su macho también era humano de base. Mierda, en parte por eso le quería, por esa calidez, esa normalidad extraordinaria que aportaba a su vida de fenómeno. Si respetaba a Butch por lo que era, entonces no le quedaba más remedio que asimilar que una parte de su felicidad tendría que buscarla fuera, en el contacto con el mundo humano. Eso le calmaba de toda la porquería que le había caído encima de la mano de su “don”.

Bueno, mejor que el contacto con el género homo sapiens fuera un detective cincuentón, medio calvo y barrigudo antes que una hembra. Así que a cascarla. Tragaría de buen grado que Butch cenara con De la Cruz alguna de sus noches libres.

—Sabías que Blaylock no aceptaría el ingreso, ¿verdad? Por eso sólo forjaste dos juegos de dagas negras.— El poli seguía con media sonrisa.

V pulsó los códigos de seguridad de la puerta de la Guarida.

—Yup.

El bendito silencio de su casa le ayudó a relajar la tensión que se instalaba en sus músculos cada vez que pasaba tanto rato bloqueando los pensamientos de todo un grupo de gente. Caminó hacia su habitación y dejó la caja de tatuar en el armario antes de empezar a desvestirse. Butch le observaba con los brazos cruzados.

—¿Viste algo más de los chicos? ¿O de Blay?

Deshizo el estúpido ceñidor, se quitó la maldita túnica y se sentó en el borde de la cama, mirando a Butch de reojo entre el pelo, con la cabeza gacha.

—Vi que a los tres les espera sangre, pelea y esfuerzo, poli. Igual que a todos nosotros. Pero si lo que quieres saber es si un día serás el padrino de un Hermano, la respuesta es sí. Vivirás para ver el nombre de Blaylock en la pared de la Tumba, bajo el tuyo.— Torció la perilla—. Ahora, ¿vas a seguir poniéndote filosófico o piensas venir a la cama?

La sonrisa de Butch en la penumbra le recordó al gato de “Alicia en el País de las Maravillas”. El poli se desanudó la túnica despacio y la dejó sobre una silla antes de acercarse a la cama, por su lado.

—¿Para dormir?

V tiró de él, echándoselo encima. Le hizo rodar hasta tenerlo bajo su cuerpo.

—Eso lo has dicho tú, no yo. Somos una pareja decente.— Sujetó las muñecas de Butch contra el colchón mientras apretaba las caderas contra las del poli.

—Convénceme de que vale la pena aplazar mi sueño un rato.— Butch metió un muslo entre los suyos, acariciándole.

Desnudó los colmillos, disparándose directo a modo dominante después de semanas de fugaces contactos nostálgicos. Arañó el cuello del poli con las puntas antes de hablarle al oído.

—¿Un rato? No cuentes con dormir antes del mediodía.

Butch juró como un camionero cuando le hincó los colmillos, justo en el punto en que le había mordido durante su ceremonia de iniciación, tiempo atrás, en el que siempre le gustaba perforarle para recordarle que había sido suyo desde que puso un pie en la mansión.

Mientras daba rienda suelta a la sed, literal y metafórica, de esas últimas semanas, V tuvo un último pensamiento para la iniciación a la Hermandad de aquella noche. Visto en perspectiva, no era nada malo que Qhuinn ahora fuera de los suyos.

Así podría disimular su maldito aprecio por el chico cada vez que le hirieran con la excusa de que era lo normal cuando te tocan a un Hermano.

OOO

La lamparita de noche era el único punto de luz de la habitación y la iluminación era tan suave como las manos de Blay en su piel. Tumbados en su cama, en la calma del amanecer, su macho se contentaba con tocarle, con observarle. Qhuinn suspiró, embrujado por la delicadeza de su mano en su mejilla, en su cuello, esquivando las gasas, y sobre la piel de su pecho. Aquellos dedos fantasmales rozaron la cicatriz en forma de estrella sin que le doliera un ápice y pasaron sobre su pezón perforado, haciéndole sisear.

Tenía los ojos fijos en Blay para no perderse detalle. Su macho estaba tumbado de costado, con la cabeza apoyada sobre la mano izquierda mientras la derecha recorría su cuerpo desnudo. Una pequeña sonrisa flotaba en los labios de Blay y sus ojos eran de un azul cálido de verano, Qhuinn estaba seguro. Ahora eran capaces de tener ratos como aquel, simplemente tumbados desnudos, disfrutando del calor del otro o tocándose por el mero placer de recorrer el contorno de su pareja, sin saber si eso les llevaría al sexo o a dormirse en brazos del otro.

Blay se inclinó hacia él, besando su pecho con reverencia, aquí y allá. Sin lengua, sin provocaciones, sólo dándole calor. Él le dejó hacer, enredando una mano en su pelo con los ojos cerrados.

—Mmmm.— ronroneó cuando los besos llegaron a su abdomen y Blaylock rodó entre un susurro de sábanas para acomodarse sobre él.

Durante un rato, Blay sólo apoyó la cabeza en sus abdominales, respirando su olor y acariciando sus costados con las manos. Quién lo iba a decir, Qhuinn disfrutó de aquella simplicidad tanto como del sexo salvaje en el baño del Iron a principio de la noche.

La nariz de Blay se frotó contra el piercing de su ombligo, arrancándole una risita. Luego sus labios volvieron a moverse; sobre sus abdominales y bajando por las venas que marcaban su bajo vientre. Dobló una pierna, dejando espacio para que su macho se acomodara como le viniera en gana. Las manos de Blay recorrieron sus muslos mientras besaba la base de su erección, subía por su longitud dura en una caricia continua de labios que le erizó la piel de todo el cuerpo y acababa con un beso largo en su punta. Sin lengua, nada más que con los labios.

—Blay…— murmuró y tuvo que abrir los ojos para ver a su macho entre sus piernas, lo bastante seguro de sí mismo y de ellos como para hacerle el amor con aquella dulzura, sin miedo a la burla.

Alargó las manos y tiró de él, echándoselo encima para poder besarle lentamente. Qhuinn podía estar “en progreso” en muchos aspectos de su carácter, igual que Blay, pero había logrado algo: ser totalmente libre con su pareja. Un macho no tenía que comportarse siempre como un animal en celo para presumir de hombría; a veces eso también se demostraba con ternura. De hecho, Qhuinn había aprendido que se necesitaba más valor masculino para dejar de lado los estereotipos hormonados y demostrar el amor a tu pareja, haciendo o dejándote hacer. Y decir en voz alta lo que quería, sin malentendidos, formaba parte de su liberación.

Cogió la cara de Blay entre sus manos para separar sus bocas y poder mirarle a los ojos.

—Házmelo.

Blaylock no se escandalizó, no se sorprendió. Sonrió un poco y le acarició la boca con los labios.

—¿Seguro?— Tampoco había juicio en su pregunta porque Blay no dudaba de su decisión, era sólo una comprobación.

—Sí.

Desde aquella noche en la fragua no habían vuelto a cambiar posiciones. Qhuinn no se había ofrecido ni Blay lo había pedido. Los dos estaban a gusto en sus papeles en la cama, tanto como él lo estaba ahora para aceptar que, a veces, quería sentirse cuidado por su macho y eso no le restaba masculinidad. Tampoco a Blay por ser normalmente el receptor. Los dos lucharían la noche siguiente, los dos sangrarían y se dejarían la piel por proteger a los suyos. Eran libres para hacer lo que quisieran entre las sábanas.

Blay se tomó su tiempo, besándole con calma hasta que su lengua entró en escena, en los puntos adecuados, con la misma sensualidad tranquila. Qhuinn se dejó hacer, suspirando y gimiendo cuando Blay le dio la vuelta, tumbándole boca abajo y besando todo el recorrido hacia abajo por su espalda hasta sus nalgas. Le siguió el aceite que ahora guardaban en un cajón de la mesita de noche.

Cogió las sábanas con fuerza, clavándose el sello al apretar una mano en un puño, y dejó que su macho le hiciera lo que deseara, sin perder aquella extraña calma a pesar de los temblores de placer. Un buen rato después, cuando sus gemidos ya eran continuos, Blay le empujó hasta tumbarle de lado. Su macho pasó el brazo derecho bajo su cuello, sirviéndole de almohada, y Qhuinn le enlazó la mano al momento. Blay mantuvo su cadera inmóvil con la otra mano mientras entraba despacio en él, bien pegado a su espalda y besándole el hombro. Le dejó ajustarse, penetrándole profundo y poco a poco hasta que empezó a moverse, con la cabeza contra su hombro, murmurando, y el brazo izquierdo rodeándole, con la mano sobre su corazón.

El cielo… aquello era el cielo. No sólo por su macho haciéndole el amor sino por la falta de culpa.

Apretó los dedos de Blay y mantuvo los ojos cerrados todo el rato, absorbiendo el movimiento, el olor, los sonidos y el calor. Se acarició él mismo con la mano izquierda libre, al ritmo de Blay, y su macho siguió moviéndose un rato en su interior aún después de llegar al clímax, para que él tuviera tiempo de explotar en aquella lenta tensión que habían ido construyendo.

Quedó tan relajado como un niño. Sin “peros”, ni rabia, ni quemazón.

—Te quiero— susurró Blay en su oído, medio dormido, sin soltar su abrazo.

Qhuinn siguió sin abrir los ojos, porque ya no necesitaba verlo para saber que era real. Aceptaba que tenía derecho a la felicidad, que se la había ganado y que seguiría trabajando para no perderla. Pero había algo que necesitaba decirle y todavía necesitaba más que su hellren lo entendiera en toda su dimensión.

—Voy a cuidar de ti. Siempre.— murmuró, girando un poco la cabeza hacia atrás para que su amante pudiera oírle.

—Lo sé. — El brazo de Blay le ciñó con más fuerza—. No lo dudo.

Qhuinn se durmió con una sonrisa en los labios.

FIN.

Anuncios

119 comentarios to ““Amantes Liberados”, parte 2, y última, del capítulo 8, “Empezando a volar”. Fin de la historia.”

  1. PURRITA Says:

    Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh por fin!, luego te cuento

  2. ultrawoman8 Says:

    Ohhhhh…. creo que estoy mogollón de contenta porque por fin sus caminos se hayan entrelazado y sigan en la misma dirección y súper triste porque se ha acabado… snif snif…. que penita que me da….

    Hay que hacerle un regalo del día del padre a Vishous como que yaaaaa… tendremos que hacer una colecta y mirar por ahí a ver qué se nos ocurre… si al final resulta que tiene un corazón blandito blandito… y él que cree que nadie se da cuenta… Muhahaha….

    Me ha encantado Vane, te ha quedado redondo… y me refiero a la trama y a lo de que querías que los personajes tuvieran motivaciones reales y vida interior y a lo de las estrategias de lucha y créeme… puede que Lash te costara un huevo y no me extraña lo más mínimo, pero teniendo en cuenta la materia prima de la que partías hasta tu trabajo con él ha sido estupendo… puedes descansar tranquila y… como sé que no quieres que te demos sólo azúcar… te diré “algo negativo” se te han escapado algunas palabritas y te han bailado algunas letras (que lamentablemente ahora mismo no puedo concretarte pero que en cuanto le dé una segunda leída te especificaré para que te quedes tranquila), obviamente debido a que lo has revisado en cuanto ¿dos, tres días?, fíjate tú, eso es lo peor que puedo decirte de tu trabajo por mucho que busque.

    Besos grandes, descansa y coge fuerzas para AP…. Muhahaha… pobre ilusa… ¿qué creías que te íbamos a dar tregua o algo?… siiii noto tu odio llegándome en peligrosas ondas… tanto trabajo y voy y me lo meriendo en una tarde y encima exijo más… o_-… yo también te quiero guapa. Besos grandes.

    • Sip, sip, Día del Padre para V. Aunque a ver quién es la valiente que se planta delante suyo con el regalo de parte de todas. Va a ser que yo no^^;

      Muchas gracias por todo, guapa, por los comentarios, por las risas, por acompañarme, ¡¡por todo!! Y noooooo, mi odio no puede llegarte porque no existe y porque YA estoy metida en AP, revisando el guión y tal. Jajajjaja, ¡¡si es que me lío sola, joder!!!

      Y sí, porfi, si recuerdas donde has visto esos errores (aunque no sea la línea exacta, si me dices el capi o la parte), ahora que me pondré a reeditar el fic intentaré corregirlos. ¡¡¡¡Al final ya sólo veía una pared de palabras bailándome delante de los ojos!!! ¡¡Gracias por la ayuda!!!

      ¡¡¡muxos muxos muxos besotes ASí de grandes!!!!^^

      • ultrawoman8 Says:

        No te preocupes que son tonterías, sobretodo palabras juntas en las que te has comido los espacios y cosas así no te preocupes. No veas lo que me alegro de que ya estés liada con más trabajo… se agradece un montón. Besos.

  3. Gabriela Rodriguez Says:

    No leere los comentarios por que puede que me digan algo del final y quiero que sea una sorpresa.
    Vane, se que nunca escribo y comento tus publicaciones,aunque siempre estoy pendiente de ellas, pero esta ves no me puede aguantar….por supuesto que cumples con tus obejtivos, es entretenido, los personajes y los eventos tienen un por que. Se nota que te documentas antes de escribir, un claro ejemplo es el de la elaboracion de las dagas… me encanto.
    Las esenas Hot, son super Hot, pero no solo te enfocas en ellas como en algunos otros fics, le das su sentido, lo que las hace inolvidables.
    Gracias por regalarnos tu tiempo y esfuerzo, sobre todo con los problemas que se te fueron presentado a lo largo la publicacion de este fic, que aun que estava que me jalaba los pelos por leer mas entendia que todos tenemos una vida unos mas complicados que otros.
    Me encantaria leer mas de lo que escribes, que no todos tenemos talento para escribir, es mas creo que yo ni a la gramatica y menos a la ortografia le llego, y ni que decir de la imaginacion. Por favor siguenos iluminando con tu gran ingenio.
    Sabes que tienes un fan en Mexico, y que si decides seguir publicando te seguira leyendo…
    Muchos besos y felicidades, que se que esta genial aun que lo he empezado a leer…

    • ¡¡Hola guapa!! Me alegro de que te hayas animado a comentar, cada uno lo hace cuando puede o cuando siente que tiene algo que decir y yo lo agradezco todo siempre^^ Um, no estoy segura de si he cumplido todos esos objetivos, ¡¡pero puedo asegurarte que, al menos, lo he intentado lo mejor que he sabido!!. Lo de la documentación es parte del intento de que el mundo sea 3D y también deformación profesional. Me toca escribir de temas variopintos en mi vida diaria y eso siempre empieza con documentación para no hacer el ridículo *se encoge de hombros*

      Y lo de las dagas es que soy una friki completa de la forja y la amería, me chiflan las armas antiguas 😉

      Gracias también por la paciencia que habéis tenido, porque a menudo he tardado mucho en actualizar, lo que sé que es un coñazo cuando estás siguiendo una historia. ¡¡Perdón por eso!!

      Espero que,cuando lo leas, te guste. El final es lo más peligroso de una historia, o la remata bien o la destroza *mordiéndose las uñas*

      ¡¡Muchas gracias otra vez y un besoteeee!!

  4. Las gracias son para tí Vane, y te lo digo de corazón. Para mí le has dado a Qhuinn y a Blay la historia que se merecen, e independientemente de lo que la Ward haga con estos personajes, que no creo que te llegue a la suela del zapato, esta historia para mí sera siempre “La historia de Blay y Qhuinn”.
    Vamos que gracias otra vez.
    Un abrazo.

    • Bueno, no nos vamos a pelear por las gracias, basta decir que me siento muy afortunada^^ Miedo me da lo que haga la Ward con ellos, de verdad. Con el precedente de VUTCH y después de habernos puesto esa inquietante visión de una hija de Qhuinn… *escalofríos* No sé, yo ya me he quedado tranquila, al menos 😉

      ¡¡Pues gracias otra vez a ti y un besote!!!

  5. Niyutenma Says:

    buffffff ha sido fantastico!!! increible!!!!!

    me ha encantado todo….sin palabras

    Vane eres la mejor!!!!

  6. Joanna Says:

    Bellisimo!!!. Creo que estoy lagrimiando…
    ¡¡¡Felicitaciones Vane!!!

  7. Patricia Says:

    GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!………….. ( secandose las lagrimas de la emocion)

  8. PURRITA Says:

    Termine de leer, por ahora pues luego lo ire releyendo poco a poco, son dos historias que me fascinan, esta y la de V&B, de todos los que he leido los tuyos, Vane, son los mejores. Tengo que confesar que me da pena que haya terminado, ahora que voy a hacer?, entraba todos los dias en el blog para ver si habia algo, y lo literalmente me lo comia.
    No voy a decirte ya lo estupendo que me ha parecido y permiteme decirte que has conseguido tus objetivos con creces, has conseguido hacer una historia creible, estructurada y con una gran sensibilidad a situaciones, sentimentos y personas que no es fácil. Sacate la espina de Lash, el chico es malo, es el hijo del mal, por tanto no puede tener ni un apice de bondad, compasion o cualquier otro sentimiento que podria haber tenido, si asi hubiera sido no seria malo, sólo lo intentaria.
    Buenas noches, gracias por estas horas maravillosas de lectura (reverencia profunda y sentida de la cual hasta Warht tendria envidia) y puedes estar segura que te seguiré incondicionalmente en cualquier cosa que escribas. Podrias intentar otro con todos cuando hayan pasado unos año, con Xhex embarazada, las niñas un poco crecidas, cosas asi, seria estupendo, creo.
    Bueno no me alargo mas, hasta pronto.

    • Brrrr, no sé, seguro que se puede hacer un personaje hijísimo del mal que tenga algún resorte que te permita…no sé, humanizarlo un poco. Comprenderlo, al menos. Pero con Lash no he podido, seguro que alguien más capaz le descubre el intríngulis y resulta que el chico tenía un montón de capas de personalidad por explorar, ¡¡pero no seré yo!!

      Me alegro de que te gustara, no es una historia perfecta (ninguna lo es) pero prometo que lo he hecho lo mejor que he sabido. Um, no, no me veo escribiendo un fic de más adelante en la Hermandad. Escribo cuando veo que hay agujeros argumentales que se podrían explorar de personajes que me obsesionen, nada más. Ya tengo AMantes Prohibidos con el que pelearme!!!

      ¡¡¡Muchas, muchas gracias y un gran besoteee!!

  9. Gabhy Says:

    Sin Palabras… Simplemente G-E-N-I-A-L.
    No hablar mucho español, pero felicito tu trabajo.

    Sigue así con metas que proponerte.

    lamento si no me expreso como es correcto.

    Congratulations..!

    • Thank you so much for your words!! I don’t know where are you from, but I’m honoured you did the effort to read such a long story, specially if Spanish isn’t your first language!!

      Muchas gracias y me alegro de que te haya gustado la historia!!! ¡¡Besotes!!

  10. lumross Says:

    The Best. ^_^ Asi de simple. Ha sido una historia increible, y si, haz conseguido todos los puntos que planteaste al inicio.

    Tu ya lo dijiste una vez, cuando diste tu critica a Lover Unleashed, que Ward no habia podido abarcar más terreno con su mundo y sus personajes, pero de nuevo, esa es literatura romantica, y por lo tanto esta ceñida a patrones de narración y redacción espesificos…. Citandote: “…desde luego, Vishous rompe todas las costuras del género. Y un V-Butch habría dinamitado los cimientos del género.” No habia más que hacer. La Ward jodio a los personajes. Punto. No supo manejarlos… o quiza lo hizo pero al final del dia, sus libros le dan de comer, y a la editorial tambien, y si esta no considera el contenido apropiado para el publico al que va dirigido debe de ser editado… hasta ke logras cambiarles a todos los personajes de cerebro para que se adecuen a los convecionalismos del mercado al ke van dirigidos (o la mayoria de los lectores que lo conforman), llenando sus bolsillos sin importar que las ideas diferentes y revolucionarias salgan a la luz, jodiendo las hisotria por completo y dejandonos los mismos cliches de siempre… y dejando a la minoria de las lectoras con una mentalidad mas abierta con la desepción de que nunca podremos tener algo nuevo y original en nuestras manos.

    O sea…, por eso te amo Vane. Contaste lo que Ward no pudo, o no se atrevio o no la dejaron, lo ke haya sido. Le diste un giro mas realsita a la historia. Y la mejor parte, todo con un motivo, una razón de ser, no por obra del espiritu santo ¬_¬…

    Las escenas de las batallas haciand ke mi corazón se acelerar por la adrenalina y la emoción, las escenas hot derretian el polo norte, y mi escena favortia en todo el libro, aunke tambien las mas perturbadora pero ke me gusto esxactamente por eso, por su realismo: la decapitación de Ekle. Joder. Estaba en shock. Pienso que es una de las mejores escenas que has escrito.

    En fin, me dicerti mucho todos estos meses (que digo meses, creo ya van años ¿no?)

    *Me rei carcajadas con la interacción de Butch y V

    “-De acuerdo. Hecho. Los tendrás de martes a jueves. Custodia compartida.- el tono de V era resignado-. Pero tú los llevas al cine.”

    “Seguro. El “intratable”. Sólo que Butch olvidó mencionar el impulso psicópata de asesino en serie antisocial. (…)
    No iba a pensar en qué tenía debajo de la bragueta ni en quién se follaba a quién. De ninguna manera. No iba a hacerlo porque entonces no podría pegar ojo en una jodida semana con las imágenes que se le estaban empezando a formar en la cabeza y, gracias Señor, porque al menos nadie podía saber lo que estaba pensando.”

    “-Si él es informático yo soy un jodido profesor de Arte.
    O’Neal torció la boca sin llegar a sonreír.
    -Pues ve preparando tus pinceles. V, pásale el informe.”

    *Me arranque los pocos pelos de la cabeza que me kedaban después de leer AR. y llore un mar de lagrimas por todos los chicos…

    “Pero, a pesar de todas sus reflexiones de lógica aplastante, un pensamiento seguía clavado en su pecho como una aguja al rojo mientras se tapaba la cara con una mano, la cabeza gacha.
    Tendría que haber sido Qhuinn.”

    “Ni siquiera había querido morderle.
    Blaylock le había ofrecido su garganta, directamente. Porque, si aquella noche era la primera y la única vez, quería el espejismo de que lo había tenido todo. (…) Pero Qhuinn había vuelto a rechazarle en eso.
    Y, a pesar, de todo, él había tenido que murmurar esas palabras junto a su oído. Formándolas sólo con los labios, casi sin sonido, sólo por completar la ilusión. (…)
    Había murmurado aquellas palabras silenciosas en el oído de Qhuinn, con los ojos fijos en el techo a oscuras y sus brazos resbalando de su pyrocant, porque era la inútil, jodida y estúpida verdad. Te quiero.”

    “-Le perdimos. Manny… le hemos perdido. Ha muerto. Qhuinn ha muerto.”

    “Los párpados se le cerraron solos y su mano resbaló al suelo, flácida. Quizás sí se equivocaba a veces. Quizás sí moriría en un túnel abandonado, rodeado de sus Hermanos pero sin el ser que más le importaba en todo el puto planeta.
    Butch.
    En el delirio de su lento desvanecer, Vishous creyó oler el aroma a miedo y lágrimas de su macho. Se aferró a esa sensación para que le acompañara en la muerte.”

    “¿Cómo coño iba a conseguir que Qhuinn no muriera en sus brazos, por amor de la Virgen?
    -L-lo siento t-t-todo.- el murmullo de Qhuinn brotó entre esputos de sangre-. B-blay… l-lo s-siento…”

    *Y las escenas hot estuvieron para derretir el polo norte, y chance la mitas del sur… xD

    “Blay se encajó de un solo movimiento preciso, aceptando la presión brutal de Qhuinn en su cuerpo. Los dos gruñeron. Los dos se miraron a los ojos sin decir nada mientras se movían como salvajes. Blay con las manos apoyadas en la parte de arriba del sofá, forzando a los músculos de sus muslos a subirle y bajarle. Qhuinn acuchillándole con el ritmo de sus caderas, una mano magullándole el culo y la otra en su polla.
    La sangre corrió por la comisura de sus bocas cuando se besaron. Lamieron sus barbillas. Qhuinn hincó los colmillos en su cuello, sorbiendo con furia mientras él gemía en exhalaciones cortas, sin dejar de moverse. Después le hizo tragar su propia sangre cuando le besó con el último sorbo aún en la boca, mezclado con su saliva. Y luego Blay le cogió del pelo, inclinándole la cabeza a un lado, y tomó la vena de su cuello con la libertad de los amantes, sin pedir permiso. Los movimientos de Qhuinn se volvieron tan frenéticos que Blay pensó que le reventaría.”

    —- vaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaleeeeee y un monton de escenas más ke me parieron de la risa y otras ke me dejaron con el alma en un hilo, y muchas más que en diciembre y a pesar del frio me tenian curiosamente a más del los 36.5° de temperatura normales, vete tu a saber por ke…. pero si kisiera incluirlas todas creo ke los mpas practico seria poner un link con la historia completa…. xD

    Tus historia es increible, con AR salte de felicidad porque puder ver como hubiera sido si Ward no les hubiera enjaretado una hembra a B y V…. y si es ke algun día cuanta la historia de Q y B, y al final del día la jode tambn, ya no me preocupare, tu ya nos has dado una historia increible, y creo ke al final del día, será mejor ke la que Ward pueda escribir…. ^_^

    Nos leeremos luego… ahora que salga de vacaciones me pndré a leer el nuevo proyecto del fic, ke la verdad no he tenido chance de leer ni un parrafo, y seguire esperando y rezando por que algun dia tengas oportunidad de segir con tu historia “REDEMPTION” de la cual, con solo el prologo, me he enamorado, me engancho totalmente y realmente me gustaría conocer la hisoria….

    Mil Gracias por tu tiempo, por la historia, por todo… !!!! ^_^

    • lumross Says:

      PD: Seeee…. para el récord, la proxima prometo que mejor escribo el comentario en word y luego te poste mejor el link, asi no tendrás la biblia de comentario en alargandote el post en el blog… ^_^U

      • Ah, el Espíritu Santo. Sí, ese a veces está muy presente en según qué libros de la serie (pensando en Lover Unleashed). Me alegro de que te haya gustado el enfoque del fic. Siempre he dicho que he leído muy poquito de literatura romántica porque me aburre de narices. Constantemente son las mismas historias, los mismos enfoques… Me gustan las escenas hot, claro (bueno, las de algunos libros porque, ¿he mencionado alguna vez las de un ángel y una sirena…?), pero todo lo demás me flojea. Me enganché a los libros de la Ward por la fuerza de sus personajes mansculinos y porque eran guerreros. Pero he acabado por aburrirme a fuerza de errores, inconsistencias de la trama y, en mi opinión, finales forzados para muchos personajes por el simple hecho de que es literatura romántica.

        Creo que se pueden escribir historias de amor con sexo cuidando un poquito lo demás. No digo que lo haya conseguido, pero quería intentarlo. Por supuesto, sólo es un fic, los personajes los creó ella. Y a mí no me pagan, así que no dependo de que a una editorial le guste mi idea y me la compre.

        Con las interacciones de V y Butch me lo pasé de muerte, sobre todo metiendo a José de la Cruz (el prototipo del hombre normal) de por medio. Y sí, hubieron escenas entre Blay y Qhuinn que me dejaron de bajón total, pero lo que fue más difícil de escribir de toda la maldita historia fue la muerte de Ahna y su última conversación con Rhage. Acabé al borde de las lágrimas¬¬

        A mí también me gustaría poder escribir Redención algún día, quizás cuando acabe con Amantes Prohibidos (Con el que, por ahora, me lo estoy pasando también estupendamente).

        ¡¡¡Muchísimas gracias por haberme acompañado hasta aquí, guapa y un besotee!!!!

  11. mistralcarolina Says:

    bueno aun no puedo opinar sobre esta nuevo fic porque no logro descargar xd no me acuerdo como es si alguien me ayudara se lo agradeceria eternamente plisssss
    les dejo mi correo por si alguien puede enviarme las 3 partes de la novela MISTRAL_PECHOCHA@HOTMAIL.COM
    DESDE YA MIL GRACIAS BESITOS

    • Hola guapa. A ver, nuevo no es, lleva un año y medio ya de publicación. En cuanto a descargarlo, lo tienes publicado por capítulos en este blog y no tiene 3 partes. Verás: en la página principal del blog, a la derecha, encontrarás el archivo con todos los fics que he escrito sobre la Hermandad. Despliégalo, busca AMantes Liberados y te saldrán todos los capítulos de la historia ordenados de más reciente a más antiguo. Sólo has de retroceder hasta el primero y así ir leyendo.

      De todas formas, ahora estoy editándolo: retocando expresiones, redistribuyendo el texto en capis no tan largos… Al final lo editaré como un libro, en pdf, con sus tapas y todo y lo colgaré aquí para quien quiera descargárselo en un solo documento e imprimirlo.

      ¡¡Espero haberte ayudado!!

  12. Arwen Says:

    Vaneee…….. sencillamente ALUCINANTE eres la MEJOR, GRACIAS!!!!!!

  13. GRACIAS! tu eres la que te mereces esas palabras! en serio me has hecho disfrutar tanto tanto con este libro, así justamente así es como imagino la relación entre Qhuinn y Blay y no sólo nos regalaste esta increible relación si no que además nos diste más tramas igual de disfrutables, me encanto la historia, me gusto que nos llevaras a más lugares del universo de la hermandad, las historias de los personajes secundarios, en fin.
    En serio que en cada parte se notó el esfuerzo, cariño e investigación que hiciste.
    Es un escrito completo.
    Me ha encantado y espero seguir leyendo más de lo que tienes para nosotras.

    Un beso!

    • Muchas gracias guapa, aunque sigo considerando que soy yo quien tiene que darlas, porque es un privilegio sentirse tan acompañada^^ Sip, intenté, hasta donde llegan mis habilidades, escribir una historia lo más completa posible, con diversos escenarios, diversos registros del lenguaje, acción, drama, un poco de humor, sexo y política. No sé si lo he conseguido, ¡¡pero doy fe que lo he intentado hasta fundirme las neuronas!!^^

      ¡¡¡Muchísimas gracias de nuevo y un gran besoteee!!!

  14. lilo lopez Says:

    por diosss!!!!estoy llorandooo, un pañuelo, por favor!!!que final mass tierno….no puedo decir masss,muaaaa,me voy a mi rincon a asimilar todo esto…..

    • *corriendo con el pañuelo solicitado* Aquí tienes, guapa^^ Me alegro de que te gustara el final, esa era justamente la idea: en contraste con el principio de la historia, con tanta rabia, frustración y choques, quería que el final fuera como un deslizar suave y tranquilo hasta el sueño, envuelto en cariño y en paz.

      ¡¡Besotes guapa, espero que se te haya pasado ya la congoja!!

  15. Mil millones de gracias por haber escrito lo que muchs queriamos..Si ya Amantes Redimidos me encantó (tanto que lo tngo imprimido y encuadernado) con Amantes Liberados te has superado..Has cumplido con creces con los puntos que explicas al principio y la parte de hacerlos Hermanos me ha emocionado..Tenía muchas ganas de que eso sucediera..Ambas historias son geniales, las he leido y las leere muuuchas veces porque simplemente me encantan..Felicidades por un trabajo estupendamente realizado!

    • ¡¡Gracias a ti por el apoyo, de verdad!! Bueno, entre Amantes Redimidos y este Amantes Liberados he ido aprendiendo algunas cositas, como es lógico porque es como todo dios aprende: escribiendo y rompiéndose el coco. No es perfecto, pero he intentando aplicar lo que iba aprendiendo para hacerlo lo mejor posible.

      ¡¡Me alegro de que te haya gustado!! Y sip, a Blay todavía no lo veo como a un Hermano. Necesita ganar más seguridad como persona gracias a llevar las riendas de sus propios proyectos antes que eso.

      ¡¡Besotesssss!!

  16. Maria Rodriguez Says:

    Esta de maravilla, la manera de describir al personaje, su manera de actuar, su forma de hablar.. todo esta perfecto los has plasmado con un detalle increíble. ya me dejaste embelesada con Amantes Liberados, que la verdad me gusto mas que los libros que escribió la autora de verdad. Me hiciste llorar de emoción, de pena.. madre mía te lo digo de verdad están perfectos. No se como podía describirlos y la manera en que V se preocupa por Qhuinn, y le ayuda con todo me dejo son palabras siempre me habría gustado que pasara algo así… me encanto que pudieras un poco también la historia de los demás y no solo centrarte en la de los protagonistas.

    ¿es cierto que vas ha hacer una historia de trío Rhage V y el poli? ¿pero va ser una historia en si como estas dos con sus capítulos y eso, o solo un mini corto? Me gustaría mucho que fuera historia ya que hace mucho tiempo que busco un fanfic de ese tipo pero nunca he encontrado nada. jaja seguramente sea mucho pedir después de todo lo que llevas echo pero la verdad esq la manera que tienes de escribir y todo me parece alucinante.

    Un beso enorme de una española que te admira y que seguirá fielmente todos tus proyectos. Muchas gracias por todo lo que has hecho.

    • ¡¡Hola guapa!! Las gracias a ti por leer y comentar, en serio. Perfecto no hay nada en este mundo y menos este fic (si supiérais la cantidad de fallos que le estoy encontrando al releerlo, brrrrr¬¬), sencillamente lo he hecho lo mejor que he podido.

      Sí, intenté que no sólo salieran los protas, porque en la mansión sigue viviendo gente, ¿no? Y tienen sus vidas y sus historias. Fue un lío de narices, pero me alegro de que te gustara ese enfoque.

      El trío RhagexButchxV será una historia corta cuando consiga encontrar el estado mental adecuado para escribir semejante paranoia. Precisamente porque es algo que jamás sucedería en los libros porque es darle una patada a la psicología de los tres personajes, es imposible que me pusiera a escribir un fic largo de ellos. No le vería ni pies ni cabeza. Fue una petición de las lectoras y como tal lo haré, pero necesariamente tendrá que tener mucho humor!!!!!

      ¡¡¡Muchas gracias y un gran besoteeee!!!

  17. ¡¡¡Que bonito!!!! Me ha encantado. Es una pena que se haya acabado ya peeero…..algún día tendría que ser. He llorado como una magdalena,he reído y me ha entrado el pánico a lo largo de la historia. Creo que te mereces todas las alabanzas que te dicen. Es un placer leerte. Un besazo Vane.

    • Madreeeeeeeeeeee, qué mal voy con esto de responder comentarios, si es que no se puede estar en misa y repicando las campanas^^; Perdón por eso. Me alegro de que te haya gustado, guapa, y no, no me merezco tanta alabanza, pero me las tomo como incentivo para seguir escribiendo^^ ¡¡¡Besoteeeesss!!!

  18. Aún no lo termino de leer…o no duermo o me pillo una baja para leer…mejor no jugar con el tema.
    Menuda historia, todo cae por su peso y van sucediendo las cosas como tienen que ser, no suena nada forzado y todos los sucesos ocurren por algo.
    Muchas felicidades por tu talento y muchisisisimas gracias por tu tiempo y por compartir tu obra.

    • Ups, nos hablamos más por el Face que por aquí, ¿verdad? Perdona por haber tardado tanto en contestarte, me voy dividiendo^^ No sabes lo feliz que me haces con eso de que los sucesos ocurren por algo, era una de las cosas con las que más me he roto la crisma: que no hubiera cortes, saltos o “porque síes”, sino que ocurriera una cosa que provocara otra y sus consecuencias llevaran a la siguiente. El “efecto mariposa”, vamos.

      ¡¡¡¡Gracias a ti por acompañarme en todo esto, tanto aquí como en el Face!! ¡¡¡Besotesss!!!

  19. Aswjsksbdg, creo que aún no proceso que se haya terminado! He sufrido con ellos y me he emocionado como una idiota en cada paso que daban para acercarse. Me dio pena hasta el desalmado de Eckle! Por no contar el moquillo tendido cuando los chicos casi se mueren por culpa de hijodeperra de Lash. Y ahora ya no volveré a ponerme histérica perdida por un nuevo capítulo de AL. Y como guinda me quedo con ese “te quiero” de Blay en el momento perfecto. Me hubiese gustado uno de parte de Qhuinn, pero su actitud adorablemente posesiva también me mata.
    En resumen, que gracias a ti por hacerme disfrutar con esta historia en los momentos libres y en los no tan libres de estres pre-examen.
    Espero algo nuevo tuyo prontito así como ese indice de fics de la Hermandad que me salvará la vida y por el cual te adoraré.
    Muhos besitos guapa!

    • Hey, las gracias a ti por leer y compartir la locura que ha sido más de un año escribiendo esto^^ Y sip, todo tiene un final, aunque hubo momentos en que no acababa yo de creerlo 😉 Mmm, Qhuinn le ha dicho “te quiero” a Blay más de una vez a lo largo del fic, pero no lo veo yo como alguien que lo repita mucho. Qhuinn se expresa más con gestos (normalmente, a lo bruto o a lo épico) que con palabras^^

      Y, en cuanto a ese índice de fics de la Hermandad, lo tienes en el grupo de Facebook “Universo Fandom Hispano: La Hermandad de la Daga Negra”. El grupo es abierto (puedes ver el contenido tranquilamente), pero si quieres puedes unirte:
      http://www.facebook.com/#!/groups/197158897053015/

      En la sección “Documentos” verás que cada autor de los que hemos conseguido recopilar por el momento se ha creado una ficha donde explica qué fics tiene, los describe y pone los links donde poder leerlos. Después, cada vez que alguien actualiza, avisamos en el muro. ¡¡Tú misma!! Hay para destrozarse los ojos leyendo, tanto fics tipo novelas como historias roleadas.

      ¡¡¡Muchas gracias y un besote!!!

  20. Ahora al terminar de leer… siento una mezcla de sentimientos.
    Por supuesto que podría nombrar muchos momentos divertidos y otros llenos de emoción de AL porque ambos, B y Q, la pelearon mucho para poder estar juntos y poder amarse…
    Creo al igual que muchas de tus seguidoras, que vos Querida Vane con tu maravilloso trabajo y dedicación a este fic nos regalaste la historia que queremos para B y Q.
    Y que aunque una vez más la Ward se vea limitada por el género que la cobija no va a poder quitarnos esa alegria de haberlos visto como realmente tiene que ser, como en el caso de B y V.

    Pienso que el compromiso que asumiste al escribir AL se percibió en cada palabra, que ahora en la totalidad pareciera muy largo, pero que fue un camino completamente enriquecedor y satisfactorio de recorrer. Felicitaciones por las metas cumplidas, por lo que a mi respecta las que más engancharon con tu fic son:
    1 – Más locaciones: hay más que la calle Trade y el Commodore, hasta con el google earth se puede ver!!!
    2 – Táctica militar: empezando porque son guerreros, disciplinados por Tohr, que cuentan con V y Cia, y que aparte de tirar un par de arrojadizas tienen que saber como emboscar enemigos.
    Porq a la Ward en mitad de la serie, la guerra se le complico con el romance entre personajes insulsos (llamese Marissa, Elhena, Cormia,etc q más allá de alguna escena, no tuvieron nada memorable) y la sangre no queda muy linda con los corazones…
    3 – Nadie cae del cielo: el contexto si importa, y contar quienes son los personajes secundarios enriquece la historia… Pero una vez más caemos en que si tu pareja principal la estás encajando con forceps, te metiste en el barro hasta las orejas.
    En fin… quería darte mi opinión, devolverte un poco más que solo halagos (q te tenes más que merecidos) a manera de “sobremesa” después de una buena panzada!! jeje

    Me alegra haberte encontrado en la web Vane, y pienso seguirte en cualquiera historia que compartas. Fue un lujo disfrutar esta historia… Un millón de gracias y un besote enorme reina! 🙂

    • ¡¡¡Hey, muchas gracias por tus palabras!! Me alegra ver que consideras que cumplí algunos de mis objetivos, te aseguro que fue una pelea¬¬ Personalmente, una de las cosas que me fastidia de los libros es que la trama desaparece allá por el tercer libro, reaparece a medias un par después, tenemos el momento LAsh, luego se va y no sabemos nada… Y las cosas venga a pasar por casualidad, sin táctica ni nada.

      Bueno, la Ward ha anunciado que, en vez de historia corta, Qhuinn y Blay serán los protas del siguiente libro de la serie, que saldrá en 2013. No sé si fiarme o no, porque ya ha cambiado de opinión tropocientas veces, pero me llama MUCHO la atención los elementos que ya ha anunciado que aparecerán en esa historia: el hermano de Qhuinn, De la Cruz interactuando con los Hermanos, Lash volviendo de entre los muertos… Vamos, que apunta suficientes elementos coincidentes con mi fic que me impulsarán a leérmelo^^ Ahora veremos qué escenas de sexo escribe y hasta qué punto las hace explícitas, como las demás parejas de la serie.

      En cuanto a lo que estoy haciendo ahora, ando felizmente concentrada en el fic roleado VUTCH “Amantes Prohibidos”, que actualizo semanalmente en Facebook y que traigo aquí en paquetes de escenas. Por ahora, colma todas mis aspiraciones^^ Cuando acabe con él… bueno, ya veremos^^

      ¡¡¡Muchas gracias de nuevo por haberme acompañado en esta locura y un besoteee!!!

  21. Black Says:

    Ni si quiera se que ponerte. Gracias Vane por tu tiempo y por dejarnos leer tu universo de la Hermandad de la Daga Negra. Muchísimas gracias por darnos a todas la gran historia que se merecían estos machos, tanto V y Butch, como, Qhuinn y Blay. Gracias por aguantarnos cuando te pedíamos que colgaras algo. Gracias por ser la gran escritora que eres y por tu dedicación a esta serie.

    No te e comentado ninguno de los otros post que has colgado porque quería darte mis mas sinceras gracias al final de este fantástico viaje. No hace falta decir que los tres capítulos que has colgados han sido geniales y brillantes. Pero e de confesar que se me hace triste no poder leer más de ellos.

    Un beso enorme Vanecaos.

    • ^^; Las gracias os las tengo que dar yo a vosotras, porque es un lujo difícilmente expresable en palabras sentirte acompañada cuando publicas en un medio tan gigantesco como es Internet, donde hay más blogs que setas. Eso, o sea, poder leer vuestras impresiones, vuestros comentarios y saber que hay gente que espera lo que escribes es un LUJO. Con todas las letras, así que gracias a ti por formar parte de ello. Nunca os he “aguantado” cuando pedíais una actualización, me habéis dado aliento y ánimos. Con haberos distraído un rato durante este año y pico, ¡¡me doy por muy satisfecha!!!

      ¡¡GRACIAS y un besoteee!!!

  22. Querida Vanecaos: no tengo palabras para expresarte mi gratitud, por el honor de poder leer esta historia que como bien han dicho ya otras personas es la que nosotras queriamos, una historia con sentido en cada paso que daban los personajes, una historia que me ha hecho reir y llorar y suspirar y emocionar y sorprender y sobre todo sentir, porque las buenas historias como esta nos hacen sentir tantas emociones, que a mi personalmente me llenan de felicidad. Tu historia ha sido tan buena que ha sido como si tuviera frente a mi a los personajes mientras la iba leyendo, me he sentido dentro de la mansion, en la calles de Caldwell, en el Pit, en cada batalla que describiste, en la agonia de Vishious, en la muerte de Lash, en el amor entre B y Q, en la sesion del concejo de Princeps, en la decapitacion, en la ceremonia de ingreso a la hermandad, en fin en todo, me lo has hecho sentir como si yo misma lo estuviera viviendo, por eso te doy las GRACIAS, gracias por tu maravilloso talento, y gracias por permitirnos compartirlo contigo, soy tu fiel seguidora.

    • Me voy a repetir más que el ajo, pero es que creo que es lo único que puedo decir que tenga medianamente sentido: GRACIAS A VOSOTRAS. Una puede sentarse delante de una pantalla a vomitar sus paranoias tranquilamente, pero no se crea algo bonito y disfrutable si no tienes con quién compartirlo, que te azuze porque tiene ganas de leer y que te anime a estrujarte el cerebro un poco más porque, qué demonios, el que está al otro lado de la pantalla se merece que intentes darle lo mejor que sepas.

      Así que eso: ¡¡GRACIAS!! Y uun besote enorme^^

  23. Patricia Says:

    Vane a Purrita le has contestado “que escribes cuando hay lagunas en el argumento”. Me permito informarte que con la Ward……NO…..repito NO hay lagunas…… solo Oceanos…
    jajajajajajajajajaj

    • Jajajajajaaa. Ok, tocada y hundida. Quería decir que escribo cuando hay lagunas en el argumento DE LOS PERSONAJES QUE ME ENCANTAN. Vamos a ser precisas, ¿no? 🙂

  24. Nena cada dia te superas más !!!!!!!!!!!!!! Es una pena que se termne, pero tienes que sentirte MUY pero que MUY orgullosa…. La verdad es que siempre consigues dejarme sin palabras ME ENCANTAASSSSSSS( reverencia…. a tus pies princesa ) Un besote muy grande

    • Nada de reverencias que no se me merecen. Bueno, me siento orgullosa hasta cierto punto, en el sentido de que veo que este fic está más pulido que AR, que he aprendido cosas desde entonces y las he podido aplicar para presentar una historia más redonda. No digo que sea bueno o perfecto o la hostia, porque no soy capaz de algo así y ahora tengo que coger el texto y pulirlo aún más. Pero se mejora en la esritura escribiendo, ¿no? Y en eso estoy^^

      ¡¡Muchas gracias y un besoteeee!!!

  25. SumeriRaion Says:

    Hola!!

    Me ha encantado!! Por fin juntitos… y parece que el padre se lo tomará bien con un poco más de tiempo!! Me encanta la madre de Blay!!

    Lo de que Blay no formara parte de los hermanos por ahora, no me lo esperaba!! Me puse triste y todo!! Pero bueno, se ha aplazado… jajajaja.

    Me he zampado el fic en 5 horas!! Los tres capis (o partes de capis) en 5 horitas y algo más!! Des de las 10:45 de la noche a las 3:45 de la madrugada!! y aún quería más!!! Jajajaja.

    Escribes muy bien!! Lástima que no vayas a hacer más fics de estos dos!! Muchas gracias por tu esfuerzo!! Que conste que te contesto ahora, porque cuando acabé de leer me fiu directa a la cama, estaba que me moría de sueño, pero me prometí que te mandaria un comentario hoy!!

    • ¡¡Muchas gracias por haber encontrado energías para enviar un comentario!! Ahora la que se tiene que disculpar por el retraso en contestarte soy yo, es que me ando partiendo entre aquí y el fic que llevo en Facebook^^;

      A ver, lo de Blay. No sabía si se iba a entender. Es que yo veo que este chico necesita reforzar su personalidad y su autoestima haciendo cosas al margen de la Hermandad. La Ward parece que nos lo va a meter por el camino de la medicina (para variar) y yo lo he hecho poli, por así decirlo. Ambas profesiones son de servicio público, de contacto humano, que es lo que opino que le gusta a Blay, más que de andarse a ensaladas de hostias asesinas, como hace la Hermandad. Creo que algún día, cuando ÉL esté preparado, querrá ser un Hermano, cuando haya sentido que puede poner proyectos en marcha y liderarlos. Por eso no es una negativa, es un aplazamiento, y V ya le dice a Butch que un día sería el padrino de un Hermano.

      ¡¡Muchísimas gracias por haber formado parte de esta aventura y un besoteee!!!

      • SumeriRaion Says:

        Hola!!

        Gracias por responderme!! Me ha hecho mucha ilusión!!

        Me he empezado a leer el fic de V y Butch, ese que haces roleado. Llevo dos días y casi lo he leído todo!! Cuando acabe será una putado porque no tendré que leer hasta que saques más!! Me vicias!!

        Me gusta mucho la verdad. Y lo de no leer más escenas que una en un día, que si no es pesado porque está roleado, no es cierto. No sé como explicarlo. Es el primer rol que leo, pero es como esos libros que muestran la historia desde varias perspectivas y que van cambiando de personaje durante la narración de la historia. He leído libros así y están bien. (Creo que eran libros… porque he leído un montón de fics yaoi, sobretodo de manga o anime, que son muy buenos y historias homoeróticas de autoras que publican en la red que son muy buenas, y ya no sé en qué parte lo he leído así!!)

        Me encantan tus historias, pero sabes que me pasa, cuando acabo de leerlas estoy como estresada, jajajaja. Mi cerebro está excitado (no en el sentido sexual) y no paro de darle vueltas y vueltas a las cosas, a las que he leído de tu fic, como podría seguir, a cómo me gustaría que fuera a cosas de mi vida… y acabo agotada y sigo así mientras duermo… y me levanto supercansada, con la mente activa al cien por cien y super cansada porque durmiendo no ha descansado…. En serio ya no sé que hacer para dormir bien… Y no es por culpa de tu fic sólo, que conste, cuando leeo algo bueno, que me llega, siempre me pasa. Ya sean libros de la ward, de otra autora que me guste mucho, fics…

        Por otra parte he escrito 1 fic y tengo otro a medias desde hace 2 años… los pobres que me leían me odiarán… Pero no sé como explicarlo, tengo muchas ideas en la cabaza que quiero escribir, pero como son tantas y en mi cabeza la historia vuela, de verdad, es como flash, cuando tengo que escribir algo mi cerebro ya está en lo que pasará en un mes y le da como pereza volver atrás, para escribir lo que va antes. Y me frustro porque quiero acabar de escribrlo y no puedo porque mi cerebro se impacienta, se me cuece… por eso está a medias, entre eso y que ya ha pasado mucho tiempo y me cuesta sentirme como me sentía cuando empecé a escribirlo… no sé como seguirlo o si lo mejor sería editarlo desde el principio hasta que pueda crear algo.

        Por otra parte, me tienes asombrada. Yo no tengo hijos ni estoy casada. Tengo 26, vivo con mis padres, no tengo trabajo del bueno… Soy profe de repaso por las tardes y me toca hacer las tareas de la casa (a las normales, incluye que vivo en una casa de campo con animales y que mi padre está mayor y no puede hacerlo todo solo y como me da lástima, acabo ayudando con las cabras…) Cuando acabo estoy tan casada que no tengo fuerza para nada, para leer si, pero para escribir no. Soy muy perfeccionista, odio dejar las cosas a medias o que algo no se entienda. Y para escribir necesito meterme en la piel del personaje, sentirme el mientras escribo. Y cuando tienes a alguien que cada ratito te toca la ventana y te dice: Tienes que…, tienes que… Pues te jode, porque te saca del trance perfecto en el que estás, porque tardo un buen rato a volver a pillarlo… Después está por otra parte, que veo que llevo toda la tarde pensando la historia, repasándola para que no se pierda nada, mirando que no haya faltas o fallos gramaticales… todo a la vez y que sólo he escrito 4 páginas y me frustro porque en mi mente ya he imaginado a lo mejor hasta 4 escenas más…

        Bueno, siento haberte soltado todo este rollo, pero como escribes y lo haces tan bien y tan rápido… Dáme algún consejo… Es que no sé si es normal lo que me pasa…

        Un besito y cuidate mucho!!

  26. Ines Soler Says:

    Simplemente INIMITABLE.
    Vane, estoy en el salon de mi casa llorando a moco tendido y los kleenex no me dan a basto. La historia ha sido, de principio a fin, excitante, explosiva, tierna, intrigante, pasional, lujuriosa…¿sigo?
    Creo que has sabido plasmar todos los conflictos vividos por mis dos niños y va a ser una fuente de inspiracion para mi. Este fanfic, junto con AR, han marcado un episodio en mi vida. Me has enseñado a narrar correctamente, a saber plasmar las emociones de los personajes y saber seguir el hilo de las escenas, sin saltar en el tiempo.
    Te felicito. Con el poco tiempo que has tenido, has sabido sacarlo de debajo de las piedras. No es facil llevar un fanfic y tenerlo que compaginar con las obligaciones familiares, y yo doy fe de ello. Soy madre de dos niñas y esposa, y es terriblemente dificil compaginar la escritura con la familia.
    Te admiro y envidio. Algún día quiero escribir como tú lo haces y poder decir que soy buena en lo que hago. Soy escritora de fanfics y sé lo dificil que es eso. Antes yo solo escribía sobre el mundo de Harry Potter, pero mi hermana, Jaen Tahlly, me ha conquistado para que escribamos juntas el fanfic Amante Rescatado. Mi papel en esa historia es llevar al trío calavera o mis niños, como yo los llamo. ¡Dios del amor hermoso!¿Donde me he metido? Ahora te entiendo perfectamente cariño. Es ló mas complicado que he visto. Tienes que ir cambiando lo que pasa sin alteerar a los personajes y lo que pasa a su alrededor… Pero me encanta. Disfruto escribiendo y cadá dia me sale mejor.
    Bueno, creo que me estoy extendieendo demasiado. Voy a añorar este fanfic, pero siempre podré releerlo, al igual que el de AR.
    Gracias por haccerme sentir participe de estos fanfics y te animo a seguir con Amantes Prohibidos, es genial.
    Muchos besos y animos.

    Ines Soler

    • Guapa, nos hablamos más por el Face que por aquí, hay que ver^^ Sip, compaginar la vida (trabajo, casa, marido e hija) con encontrar ratos para escribir es difícil, básicamente porque puedes encontrar eso, ratos, pero cuando toca una escena larga y complicada (pongamos 100 páginas de combate o una larga escena picante ;P) necesitas HORAS. Seguidas y de calma absoluta para concentrarte. Entonces has de recurrir a días de fiesta del trabajo, sentar el culo siete horas seguidas y, al menos, vomitarlo en bruto para arreglarlo después en los ratos. Y eso hace que el tiempo de espera entre actualizaciones a veces se alargue mucho más de lo deseable pero no hay otra manera o, al menos, yo no consigo hacerlo de otra forma¬¬

      En cuanto a fuentes de inspiración, mujer, es mejor que te inspires en libros publicados que no en fanfics, que somos escritoras en prácticas, las becarias del asunto^^ En cualquier caso, formalmente hablando, este AL es mejor que AR. No hay mezcla de puntos de vista y la trama, creo, está mejor estructurada (no digo que sea perfecto, ni siquera bueno, sencillamente que hay cosas que creo que he mejorado porque de la experiencia se aprende).

      Y, si te gusta escribir, ¡¡escribe!! Eso sí, es un maldito vicio, una vez empiezas no paras, puñetas, entonces se te empiezan a acumular las series por ver, los libros por leer y las pelusas de la casa por barrer pero, ah, sarna con gusto no pica ;P

      ¡¡Muchos ánimos con ese fic!!! Por cuestiones de tiempo (véase párrafo anterior) sólo pude hojearme en diagonal un par de capis para captar el aire, aún no he tenido ocasión de una lectura detallada, así que, por el momento (por el momento) no puedo darte mi opinión razonada.

      ¡¡¡Muchas gracias y un besoteee!!!

  27. Parece mentira que después de taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaanto leer, ya se haya acabado..que va ser de mí sin AL????

    Magnífica, Vane…aunque tengo una crítica? como nos vas preguntar si cumpliste con los stándares esperados o el resto de cosas que pusiste al principio? acaso andas fumando humo rojo tú también….OOOOOOOOBVIO que te comiste con la creación y tooooooooooodos los detalles y esfuerzos que conllevan escribir una historia.

    Ya me puedo morir feliz porque ese lío QUAY tuvo un final feliz…al menos como a mí me gustó. (aunque espero vivir para cuando Ward saque la novelas corta de ellos jaja)

    Un besote y gracias por semejante lujazo al que nos diste acceso durante meses…Un besote.

    • Jajajaja, bueno, parece que sí vivirás y que la Ward no sacará una historia corta de ellos sino un libro, el próximo de la serie, y en 2013^^ Veremos qué explica y si baja el telón o no en las escenas hot, esperemos que no sea así.

      No, no fumo humo rojo, pero no soy yo quien tiene que opinar si los objetivos se cumplen o no, sino los lectores. Me limito a intentar ser sincera y explicar lo que pretendía, ya juzgaréis vosotras^^ Yo estoy medianamente satisfecha con la historia en algunos aspectos formales y no tanto con otros.

      ¡¡Gracias a ti por leer y comentar, eso sí que es un lujo!! ¡¡Besotess!!!

  28. Bien al fin tuve el tiempo de treminar de leer….. y que se puede decir quedo genial, excelente, magnifico etc, etc….

    Me encanto el fin es algo diferente al felices por siempre que todos tienen, lo que es algo muy refrescante. Y a lo largo de todos los capitulos casi me matas de la risa, estuve al borde de las lasgrimas, casi me como las uñas y hasta se me subieron los colores al rostro, conseguiste que me metiera de lleno en la historia y esto para mi es lo mas importante…

    No puedo hacerte una critica fuera de que uno o dos detalles no me calsaron, por lo demas igual que con AR has estado a la altura, siempre tenemos que esperar bastante por las actualizaciones, pero siempre vale la pena, te imformas, investigas y la historia tiene un hilo, todas las escenas estan bien construidas sin cosas sacadas de la manga por obra y gracia, en fin es genial poder leer algo que puede estar a la altura de profecionales si te ponemos un buen editor.

    Es un placer leerte, gracias por dedicar tu tiempo y esfuerzo para hacer felices a todas las frikis de los vampiros que no hemos estado contentas con los finales oficiales…

    • Heeeey, por dios, no te cortes con esos detalles que dices que no te cuadraron. ¡¡Explícamelo, por favor, es lo que me ayudará a mejorar!! Y sip, perdón por las largas esperas entre actualizaciones, sólo puedo agradecer la paciencia que tenéis. Lo que pasa es que, como comentaba más arriba, puedo encontrar ratos para escribir (una horita aquí, media allí) pero es difícil encontrar HORAS seguidas para concentrarme cuando toca algo muy difícil. Entonces tienes que escribir las escenas cortitas o más fáciles en los ratos y esperar a tener un día de fiesta para abordar las complicadas. Es un coñazo, pero trabajando no puedo hacerlo de otra manera *suspira*

      En cuanto al final, no sé muy bien cómo son los Felices para Siempre ordinarios, sólo los de la Hermandad. En este caso, lo que quería era un final que transmitiera una enorme paz y serenidad, de esos que te acompañan al sueño con un suspiro, en contraste con la rabia, los choques, la frustración y el mal rollo con que comenzó la historia. No sé si funciona o no.

      ¡¡¡Muchas gracias por tus palabras y por favor coméntame eso que no te cuadraba!! ¡¡¡Besotesss!!

  29. BUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEENOOOOOOOOOOOO!De verdad que no sé cómo expresar mi gratitud Vane. Debo decirte que, bajo mi punto de vista, has cumplido con los objetivos que te fijaste para este fic, de verdad que si.
    Yo tampoco podré volver a mirar las barras de los lavabos de minusválidos de la misma forma que antes.
    Siempre he odiado a Eckle, pero desués de ese monólogo mental que nos has mostrado no puedo reprimir las muecas de asco hacia este personajillo asqueroso… menos mal que ha tenido su bien merecido final. En cuando a los “chicos” que decir que no se haya dicho ya. En fin sólo puedo volver a felicitarte, reverenciarte y auparte a un pedestal para hacerte una ofrenda. MUCHAS GRACIAS.
    Un gran mordisco de una incondicional seguidora.
    PD: Lo de AP lo vas a colgar como un fic? Es que no me he enterado mucho de lo que va el tema.

    • Ah, es que esas barras de los lavabos pueden ser tremendamente interesantes. No sé si quien las diseñó tenía esa función en mente peeeero…. *risita* Eckle ES un personajillo asqueroso, basta con recordar la paliza que le dio a su propio hermano, por amor del cielo. No pretendía hacerlo bueno, porque eso es imposible, pero sí explicar el por qué de su conducta, los motivos que él cree tener para pagarlas todas con Qhuinn. PArece que la Ward lo va a resucitar en el libro de los chicos, vamos a ver qué personalidad (y qué nombre) le da.

      En cuanto a AP, veamos. Es un fic ROLEADO. Eso quiere decir que no lo puedes leer como una novela, con sus capítulos compuestos de diversas escenas y sus recursos narrativos. AP, formalmente, se compone de una sucesión de escenas no agrupadas en capítulos. Y, aunque algunas de ellas son monólogos de los personajes, en la mayoría se alternan los puntos de vista de Butch y V, como si fueran los mismos personajes los que se van dando la réplica. Está pensado para leer una escena cada semana, más o menos. Su formato puede hacer un poco farragoso leer muchas escenas de un tirón, pero es que así respetaba el hecho de que ésta era una historia que empezó una familia de rol y que yo estoy continuando.

      Además de actualizar semanalmente las escenas en el grupo de Facebook (http://www.facebook.com/#!/groups/215442805210570/), cuando tengo unas cuantas escritas las publico aquí en el blog, en paquetes. Si vas al archivo (página principal a mano derecha) y buscas por Amantes Prohibidos encontrarás todas las escenas que he publicado hasta la fecha. Justo hoy acabo de subir de la 23 a la 29.

      ¡¡Muchas gracias por tus palabras y un gran besoteeee!!!

  30. marie de Francia Says:

    Buenas días Vane ! Te felicito y te agradezco del fondo del corazón… de haberme salvada de la depresión ! \(^o^)/

    Efectivamente, soy una “Qhuay addict” y me volvía neurasténica de esperar en vano, desde hace algunos años, la versión oficial de JR Ward sobre mis dos favoritos Blay y Qhuinn.

    Considero que tu versión es un « CHEF-D’ŒUVRE » (OBRA MAESTRA) que me permite encontrar la serenidad y la alegría cada vez que lo leo y lo releo sin nunca cansarme ! ^^

    Tu historia es magnifica, sensual, cautivanda con un escenario muy brillante y perfeccioniste ! Tienes un talento de escritor absolutamente maravilloso y deslumbrado ! Lo que me llevo a dos cuestiones:

    – ¿-Has escribido una historia con personajes inventados por tí mismo? Si no es el caso, deberías hacerlo y publicar el libro. ¡Estoy segura que tendría mucho éxito!
    – Piensas escribir una continuación a este sublime historia en los próximos meses ? ¿Sería formidable para todos los fans de Qhuay ?

    Te adoro Vane y mil millones de MERCI !!!!!!! Muchos Besos !!! Amicalement. ♥

    P.S. : Muchas gracias egalmente para la espléndida foto con las dos encarnaciones perfectas y sonrientes de Blay y Qhuinn ! Y perdón para mis faltas en español !

    • ¡Tu español es prácticamente perfecto, guapa! Deberías verme escribir en francés, te saldrían los ojos disparados^^; Muchísimas gracias por tus palabras aunque parece que, al final, el año que viene tendremos el libro oficial del QHUAY. Tengo curiosidad por saber cómo nos explica la Ward su historia, sobre todo porque hay varios aspectos que coinciden con este fic, y hasta qué punto describe sus escenas sexuales.

      En cuanto a escribir historias con personajes originales míos, hace años que arrastro un proyecto con el que aún no he tenido tiempo de ponerme¬¬ Lo haré cuando acabe con otro fic VUTCH que tengo en marcha en Facebook. Y no, no tengo pensado escribir una continuación de Amantes Liberados, ¡creo que ya he escrito todo lo que quería, y más que no tenía planeado, sobre Qhuinn y Blay! Mi conciencia ya está tranquila.

      ¡Mil millones de gracias a ti, por haber hecho el esfuerzo de leerte este fic en una lengua extranjera, es todo un honor! No sé si sabes que Nalabela lo está traduciendo al francés en el blog de Anne^^

      ¡¡Besotes!!!

      • marie de Francia Says:

        ¡ Buenas tardes Vane, te agradezco para tu respuesta que me hace muy placer !
        Conozco efectivamente Nalabela que traduce admirablemente en francés a tu maravilloso historia que se puede encontrar sobre el blog de Anne. Se consagra a la Hermandad de la Daga Negra y se nombra “autour de la bdb”, y escribo regularmente comentarios bajo el nombre de “marie34”. Encore Merci et Bravo Vane ! Besotes !!!

  31. maylena Says:

    PRIMERO ENHORABUENA POR TERMINARLO, YO ESTOY EMPEZANDO A LEERLO Y ME ESTA GUSTANDO MUCHISIMO. SOLO UNAS DUDAS Q TENGO A VER SI ME LAS PUEDES SOLUCIONAR. ¿EL CAPITULO UNO SOLO ENCONTRE UNA PARTE, NO SE SI ES Q ES SOLO ESA ? DEL CAPITULO DOS NO ENCUENTRO LA SEGUNDA PARTE, ASIQ ESTOY ESTANCADA??? SI ME DIJERAS DONDE LA PUEDO ENCONTRAR TE LO AGRADECERIA INFITO.
    UN BESO

    • Maylena, lo tienes todo en el archivo de este blog: en la página principal a mano derecha. Lo despliegas, buscas Amantes Liberados y ahí te saldrán tooooooodos los capis, ordenados, eso sí, de más nuevo a más antiguo. Es cuestión de ir bajando hasta encontrar el primero y a partir de ahí ir leyendo. Hay capítulos, como el primero, que sólo tienen una parte y otros que tienen 4, pero en el archivo está absolutamente todo.

  32. paolasanz Says:

    Vaneee muchas gracias, vale que casi no comento pero es que este final! wow y en general todo el libro, me encanta que involucras a todos los hermanos porque su vida sigue y esta genial que nos hables un poco de ella, amé las apariciones de mary y la maternidad que estuvieron muy bien logradas, saxton un poco más del por qué su forma de ser awww.
    En fin excelente fic!, Blay y Qhuinn los amé y me encanta todo no pudieron haber tenido una historia mejor, los amo (creo que ya lo dije vdd?) no no no, todo TODO excelente, tus objetivos los lograste que no te quede duda.
    De nuevo, muchas gracias :DDD

    • ¡¡Muchas gracias a ti!! La verdad es que hubo momentos en que tener tantos personajes metiendo cucharada fue para tirarme de los pelos y chillar como una histérica, jesússsssssss. La parte de Mary y Rhage la verdad es que nunca creí que acabaría escribiéndola, porque no son una pareja que a priori me interese tanto como para escribir sobre ellos. Pero encajaba en la trama y me daba la ocasión de ahondar en algo bastante serio y adulto como la maternidad. Y, aunque sufrí de lo lindo para algunas escenas, la verdad es que me ha acabado encantando escribir esta subtrama^^

      ¡¡¡Millones de gracias y un besoteee!!!

  33. Patricia Says:

    Vane para las que NO tenemos Facebook……..Publicaras los cap de Amantes Prohibidos en el blog, como lo has hecho hasta ahora? O nos abrimos una cuenta exclusiva para seguir dicho fic?…..

  34. Patricia Says:

    DIOSA!!!!!!!!!!!!!…………. Te amo!!!!!!!!!!!!!!!…………. Eres lo mas!!!!!!!!!!!Gracias, cuando me atreva a terminar A Liberados…….me sumergire con ese fic……..

  35. AdrianaGB Says:

    Por Dios Vane!!!
    Fue un viaje largo, con baches, con atajos y desvios del camino…pero llegamos!!!!Fue el mejor de los finales!!!
    Se nota que tu trabajo sigue madurando y que cada vez lo haces con mas seguridad..Mil felicitaciones Vane!! La historia quedo perfecta!!

    P.D: Gracias por escuchar mi pedido para ver a Raghe tomandoles el pelo a V y Butch por ser “papás” 😉 Fue increible!! X)

    • Jajajajajaja, creo que todas estábamos deseando que alguien les tomara el pelo a V y a Butch por involucrarse con los chavales y quién mejor que Rhage para eso, ¿verdad? 😉

      Y sí, a fe que ha sido un viaje largo, tanto en páginas como en tiempo invertido *.* Me alegro de que creas que he ido mejorando en algo, ¡¡te aseguro que lo intento!! (aunque parece que editar mis textos es una auténtica pesadilla, Ultrawoman8 sabe de lo que hablo… glups).

      ¡¡¡Muchas gracias y un enorme besoteeeeee!!!

  36. Dionik Says:

    yo… bueno debo confesar que lo lei toooodoooo de una, es decir, supe de tu fic cuando publicaste los capitulos finales toda feliz por “Universo Fandom Hispano: Hermandad de la Daga Negra ” del face y dije wow un fic de qhuinn y blay yo me lo leoooo y demore 2 Dias aprovechando que este fin de semana en colombia fue festivo, bueno bueno t comento lo q me parecio…

    1) llore no puedo negarlo, cuando butch inhalo a anha, todo lo q eso acarreo Dios!!! llore, creo q mas q blay (“,), que manera de tratar ese tópico, excelente, me meti en la historia, vi los personajes y muchos de los lugares y eso para mi es muy importante en una historia, no q me lo dibujen con plastilina -.-” si no algo donde uno pueda ubicarse aun si no conoce el lugar!

    2) Adoro a SAXTON!! que hombre por Dios!! lastima q sea del otro equipo (suspiro…) todo un caballero, me encanto como lo trataste, su personalidad y las facetas durante la historia, sin perder lo que es el. me gusto muchiismo.

    3) asi mismo layla, pobre, pero bueno no todos pueden ser felices y ademas apenas se esta descubriendo.

    4) si si, lo se, lo se, debi leerme primero el fic de VUTH no lo he terminado xD pero me encanta la relacion de estos 2 jaja mi querido V sin dejar de ser EL xD en la historia original con jane, lei tu critica y si me rei como nunca cuando sacaste a flote los errores dentro del libro jajaja, tienes razon en eso, yo misma quede O.o cuando supuestmente no se habian emparejado jane y v mmm con decirte q volvi a leer el libro de v por si me habia volado algo >.< en fin, ese es otro tema jijiji, q comentare en tu critica de ese libro =P ooootro dia 😉

    5) Dios!!!! esa relacion de Blay y Qhuinn esos chicos!!! el camino para encontrarse de Q me parecio bien trabajado xD, me gusto Blay como dicen en mi region NOO OMBEEEEE esta BUENISIMOO las escenas hot son bien trabajadas, (jamas habia leido entre chicos :$) pero me parecieron muy bonitas y tiernas, las inseguridades de Blay (Totalmente Justificables ) y la paciencia y determinacion de Q para comprometerse en su relacion!! EXCELENTE!!!

    la verdad recien termine de leerlo esta mañana y todavia no tengo criticas xD estoy en la fase (*.*) veo estrellitas, paisajitos de la historia xD donde mis 2 dias de dormir 3 horas por tu culpa ¬¬ jjajaja no mentiras ME ENCANTO TRASNOCHARME POR LEERLAAA!!! jijijiji FELIZ por esto ahhhh lo de raghe y mary T_T es bien dificil llevaar el hilo de varias hitorias al tiempo sin perder la calidad de la misma 🙂 FELICIDADES!!!

    que puedo decir… que por favor me permitas cuando tenga lo q no me gusto del fic decirtelo ^^ no soy la mas versada de las lectoras, pero creo q apreciaras una critica para mejorar aunque yo todavia estoy asi *.* siii creo q ya dije eso, bueno sigo estando asi juhm xD

    yaaaa escribo demasiado, lo siento estoy emocionada n.n, pero antes debo decirte q me encanto lo que hiciste con el hermano de Q U.U lastima q no se volviera bueno pero aja, asi lo desarrollaste y respeto eso 😀

    cuidate mucho vane y de nuevo FELICIDADESSSS espero otro de tus fic!!! joder, lastima q no escribas acerca de los DH pero bueno 😉

    abrazos

    • ¡¡Hola guapa, encantada de conocerte,aunque sea al final del camino!! Nunca es tarde, ¿verdad? Por dios, CLARO que puedes decir lo que no te haya gustado, lo que creas que no cuadra, cualquier cosa. Me ayuda a mejorar, a ver aspectos en los que no había pensado… Ahora mismo me estoy enterando de que soy un puñetero desastre editando documentos, una pesadilla con patas^^; ¡¡¡Y así aprendo a hacerlo mejor la próxima vez!!

      La escena de la muerte de Ahna fue difícil de cojones de escribir, me dejó hecha polvo y tuve que hacer una pausa de un par días antes de continuar con el resto. No me había pasado nunca O.O Y, encuanto a V y Butch, ¡¡¡no podía dejar que incluirles!!! Primero porque me gustan demasiado, porque son parte del universo paralelo que he creado y porque hay demasiados paralelismos entre ellos y los chicos como para dejarlos de lado. Y porque daban para escenas divertidas^^ (no me nombres al fantasma que me da un yuyu que me muero ;P).

      Me alegro de que te gustara el proceso entre los chicos, que ha sido doloroso de narices, la verdad. Ojalá el final haya conseguido reflejar la paz que han alcanzado^^

      ¡¡¡Muchísimas gracias por tus palabras y un gran besoteeee!!!

  37. Doris Says:

    ¿Que podría decir que no se haya dicho ya?. En primer lugar GRACIAS. Gracias por compartir con todo el mundo el talento que tienes en tus manos.
    Cada vez que entro en tu blog y veo que has añadido algo, me entran ganas de saltar de alegría y me paso el día esperando para tener un rato tranquilo para poder “disfrutar”. Porque eso es lo que hago “d i s f r u t a r” con todas las letras.

    A veces me pregunto qué pensaría la Ward si leyese tus historias.
    Sin una laguna, sin una incoherencia, con esa riqueza interna de los personajes….

    Cuando estoy leyendo y me encuentro con que has hilado algún detalle nimio que salio varios capítulos antes, me doy cuenta de que has estructurado la historia desde el principio, y te imagino delante de una gran pizarra llena de anotacionones y posits pegados en todas partes, y a tí, con el pelo enmarañado y buscando donde apuntaste aquella idea que se te ocurrió cuando estabas lavando la lechuga para la ensalada de la cena.

    Cuando dices que mil y pico páginas son muchas y te gustaría ser capaz de resumir, “NI SE TE OCURRA”. Ten presente que lo que nosotras queremos es “leer”. Yo, que ya tengo una edad, y que empecé a leer muchísimo tiempo antes de los PCs, PDAs, Ebooks,
    etc, cuando era joven e iba a comprar un libro, como el dinero era muy escaso, debía de sacarle el mayor partido posible, por lo tanto el libro lo elegía por el tema, la reseña de la contraportada y SOBRE TODO, tenía que tener muuuuchas páginas, para poder disfrutar muuuuucho rato leyendo.

    Ahora el problema ya no es el dinero. El problema es que encuentro muy pocas cosas interesantes que leer. Por lo tanto, cuando descubro algo como tus historias, me gustaría que tuvieran miles y miles de páginas.

    Te felicito por tu gran imaginación, por tu dedicación, y me gustaría que, si algún día te animas a escribir algo a parte de las historias de la Hermandad, también lo compartieras con nosotros, porque estoy segura que tendría calidad suficiente para poder codearse con la mayoría de cosas que se encuentran hoy en día en las librerías.

    Seguiré leyendote y prometo comentar más a menudo, porque supongo que lo que anima a seguir haciendo un trabajo tan enorme es que alguien te lo agradezca y te diga que le ha gustado.

    • *compareciendo ya vestida de penitente* ¡¡SIENTO EL RETRASO EN CONTESTAAAAAAAAAAR!! Es imperdonable, pero ando dividiéndome entre aquí, el Facebook, los varios posts con comentarios y demás y no doy para más, discúlpame por favor.

      Jajajajaja, tú y yo nos parecemos mucho. Desde luego también empecé a leer antes de los PCS, los REaders y demás, cogiendo libros en la muy reducida biblioteca de mi cole de monjitas, aún me acuerdo^^ Y me paswera como a ti: vekmmo un tocharro de libro de tropocientas páginas y a ese voy, más que a un librito. Aunque ahora con niña tengo tan poco tiempo que se me eternizan, brrrrrr. Pero sigo pensando en que es posible, y sano, saber resumir las cosas. A veces una sola frase bien pensada te transmite la idea de manera más efectiva que una parrafada. Es esa concisión la que tengo que trabajar (además de otro montón inacabable de cosas).

      *muerta de risa* ¡No, no tengo una pizarra! Tengo un montón de papelitos mal doblados y reciclados en el fondo de la funda del portátil, junto con una libretita kukuxumuxu que me roba mi hija para dibujar entre mis anotaciones y otra parte guardada en el PC de casa. Soy un caos de persona, así que gracias por considerar que el fic está planificado^^ (lo está, pero con mi propio método anárquico). Y sip, el momento de lavar la lechuga, junto con el de llenar el carro de la compra o babear viendo el paisaje por la ventanilla del tren son especialmente creativos 😉

      Ahora mismo estoy editando el texto de este Amantes Liberados, junto con la ayuda inestimable, profesionalísima e insustituible de Ultrawoman8 que, a fuerza de darme capones y reñirme, está intentando que aprenda a escribir de forma que sea más fácil editar luego. Vamos a aplaudirle por ello, que se lo merece.

      Ahora mismo estoy inmersa escribiendo Amantes Prohibidos, que es un fic

      • Perdona, es que el blog me está haciendo el idiota. Decía que Amantes Prohibidos es un fic VUTCH roleado que empieza la relación de los chicos desde cero. Es la continuación de una historia que quedó colgada por la disolución de un grupo de rol y me ha dado la oportunidad de hacer las cosas distintas a AR.

        ¡¡Besotesssss!!!

  38. Antes de leer las ultimas actualizaciones, me dije….*voy a leerme todo desde el principio**…y el resultado es …GRACIAS

    La historia es magnifica, da sentido al concepto que tengo sobre Hermandad……

    Es largo si.. pero no sobra nada, te hace adentrarte en el mundo de HDN como no ha conseguido la Ward en ninguno, salvo el primero, de todos sus libros.

    Pies en la tierra… o patada en el culo, ….como lo quieras ver… eso es lo que he ha provocado esta historia….

    Gracias de nuevo…

    Sigue asi… Eres muy .. pero que muy buena, haciendo paladear al lector las situaciones y caracteres de los diferentes personajes…

    Tu si que vales nena!!!..

    Besos

    • No tengo perdón de los ángeles ni de Dios por estar respondiendo meses después, LO SÉ. Acepto condena semieterna. Lo único que puedo aportar en mi descargo es que acabé AGOTADA después de escribir este fic. Después de dejar a medias otro que tenía, no he vuelto a escribir en meses, ni he logrado reunir las energías necesarias para responder los comentarios atrasados. LO SIENTO MUCHÍSIMO.

      En cualquier caso, te agradezco muchísimo todos los comentarios que me fuiste dejando mientras duró la historia y me alegro de que te gustara. En serio que escribirla fue como tener un vampiro conectado a mi vena: me ha dejado seca mentalmente^^;

      GRACIAS A TI, por leerla, por seguirla y por comentarla. ¡Tú sí que vales! 😉 ¡¡Muchos besotes!!

  39. Hola! Me llamo Ada, me a encantado amantes liberados, he empezado a leer amantes prohibidos pero sólo puedo leer hasta el capítulo 22 no encuentro más capítulos me podrías decir donde encontrarlos???
    Te lo agradeceria un montón, estoy super intrigada con lo que va después. Muchas gracias
    Un saludo

    • Ada, lo primero una disculpa ASÍ DE GRANDE por el tiempo transcurrido desde que dejaste tu comentario. He explicado mis motivos (inaceptables, lo sé, pero reales) en mi respuesta al comentario anterior.

      En cuanto a lo que me preguntas, Amantes Prohibidos se quedó colgado en la escena 30, creo. Sencillamente, se me cruzaron otras cosas por la mente (cosas que luego tampoco he continuado, porque no he logrado reunir las energías requeridas) y a eso se juntó que tenía la sensación de estar repitiéndome porque la historia de V y Butch ya la escribí en Amantes REdimidos. Así que, más allá del último paquete de escenas que colgué aquí (y que puedes encontrar en el archivo), no hay más.

      ¡Lo siento muchísimo! :C

  40. di-ardaoin Says:

    …(suspiro hondo y largo)…

    Pues nada Vane, GRACIAS A TI POR DEJARNOS IR CONTIGO. Y gracias, pero de verdad y de la buena, por pegarte el curro que nos has regalado. Por trabajar tanto las tramas e ir más allá de las escenas que tod@s queríamos (las calentitas, claaaaaaro) pero que, por sí solas, no hubieran compuesto una historia tan fantástica como la que hemos disfrutado (o estamos disfrutando, porque yo soy de l@s que lee con ansia, casi con avaricia, y luego necesito volver al texto para saborearlo y ¡sorpresa! encontrarme detalles que había pasado por alto).

    Por no abandonar. Que desde que descubrí estos “universos paralelos” sobre Q & B, y sobre V & B, he acabado en blogs que empezaban con mogollón de fuerza y se acababan pinchando como globos… Esto me hace, más si cabe, arrastrarme a tus pies por tu capacidad de trabajo y por tu constancia. Joder! Si escribes para que disfrutemos gente que no vas a conocer en la vida y que no podemos compensarte de ninguna manera!!! Lo tuyo es digno de someter a estudio!

    Y sí, por mi –también- la Ward puede escribir lo que le plazca porque yo ya he leído lo que quería sobre este par (y sobre el otro, que me tienen el corazón robao).
    Bueno, pues como a mi me has convertido en vampir@, pero de tus historias, y las necesito como el respirar, voy a ser paciente y esperaré a ver qué pasa en AP.

    Un besazo!!!

    Ah! Oye, y no le darías una vueltita a Trez y iAm? ^^ vaaaaaaleeeee… solo era una idea….

    🙂

    • Aaargh, voy a tener que hacer corta-y-pega de mis disculpas y estúpiads explicaciones por el tiempo transcurrido hasta responderos como merecéis^^; Fíjate si fue agotador para mí escribir este AL (y liarme con AP) que desde que acabé esta historia y dejé AP a medias no he vuelto a escribir nada más. De nada, de ningún fandom ni de historias mías. Sencillamente, no consigo reunir las energías, es como si estas mil páginas me hubieran desecado el cerebro. Así que, la verdad, es un inmenso alivio que te haya gustado, ¡¡eso es un bálsamo, te lo aseguro!!

      REspecto a Qhuinn y Blay, las noticias que han llegado sobre LOver at Last me ponen personalmente sobre alerta. No sé cómo una historia que contiene, supuestamente, sexo explícito entre hombres puede gustar igual a quien no le agrada este género. Así que, en fin, no sé si me lo leeré o no.

      Y… nop, sorry, además de que estoy “retirada” Trez y iAm nunca han sido de mis personajes favoritos ;P

      ¡¡¡Muchas gracias a ti, por seguirme en esta burrada que fue AL, y perdón de nuevo por el retraso horrible en recibir una respuesta!!

  41. Hola!!!!
    Jamas he escrito mi opinion en nigun lado pero me veo en la necesidar de decirte GRACIAS. Gracias por dar el final que todas queriamos para esta saga.
    Me he partido de risa con los dialogos de v y b, por mi los libros de la ward podian terminar en butch, y de ahi en adelante continuar la saga con los tuyos(mucho mas creibles).
    gracias por hacernos felices

    un beso

    • Ana, mil millones de disculpas redobladas a ti. PAra una vez que te animas a dejar tu opinión (sé la pereza que da eso), la imbécil del blog no te responde hasta meses después. LO SIENTO MUCHÍSIMO. ANdo disculpándome con todo dios desde varios comentarios arriba, pero la razón básica del retraso es el agotamiento y desecamiento mental.

      Gracias a ti, por haber querido formar parte de esto leyendo la historia capi a capi, a pesar de lo larga que acabó saliendo. Me alegro que el final fuera satisfactorio para ti, es lo más peliagudo de escribir una historia, desde luego^^

      De la saga, hay libros que me gustaron más o menos, porque es bastante irregular. Personalmente, el libro de Butch lo quemaría¬¬ PEro el de John encuentro que estuvo bastante bien^^

      ¡¡GRacias a ti por hacerme feliz a mí con tu comentario y, por favor, disculpa de nuevo por no haberte correspondido con una pronta respuesta, como merecías!!!

  42. Silreal Yollinkayawitl Says:

    Ha sido todo un placer volver a leerte. Me encantan tus historias.

  43. Patricia Says:

    FELICES PASCUAS!!!!!!!!!!!!!!!!……………………..

  44. Zynta Says:

    Hola Vane,
    He tardado en darte mi opinión porque sinceramente me es difícil expresar lo mucho que me he divertido, llorado, cabreado… lo ves, no sé expresarlo, sólo decirte que has conseguido alcanzar tus metas, que me ha encantado tú capacidad de descripción sin hacer que una se aburra o se pierda aunque digas que te extiendes.
    Estoy completamente a favor en eso de que el romance, lo hot y demás tiene su momento dentro de una historia sin que falte sangre, estrategia y algo de sufrimiento, para mí has conseguido un equilibrio casi perfecto, y digo casi por que se nota tú evolución con respecto a tu anterior finc, aunque V y Butch siempre serán para mí algo especial, y me cabreé como una mona con la Ward por como los separó y también me cansé de su espiral interminable, no he disfrutado menos con tú historia de Blay y Qhuinn.
    No comenté en el otro, no sé quizás vergüenza, pero quiero que sepas que me encantó tú enfoque en ambos finc, que escribes de PM, que es refrescante y gracias por darle un final a V y Butch que muuuuuuchas personas querían, y por supuesto gracias por estos Blay y Qhuinn.
    Realmente creo que has desarrollado la personalidad de Blay, y estoy totalmente de acuerdo con que no está listo para la Hermandad. De Qhuinn qué decirte, a quién no le gusta un corazón noble con una mente salvaje en el cuerpo de un guerrero, desde luego a mí me gusta.
    No me enrollo más, en resumen espero que no dejes de escribir, que me gustaría leer eso tuyo que han comentado, suerte y que no te falte la ilusión.
    Un saludo

    • Madre mía, esto de intentar ponerse al día (y salvar el pellejo, porque supongo que estaréis cabreadísimas conmigo por no responderos) después de meses en la inopia es terrible. REitero las disculpas y explicaciones que estoy dando a mi ausencia en los comentarios, que no sirven de anda porque DEBERÍA haberos respondido al momento. Sencillamente, no he podido. Me ha faltado energías para decirme a la letra impresa desde que acabé este mamotreto.

      Agradezco mucho que menciones la evolución de mi escritura desde AR a AL. Sip, AR tiene muchísimos fallos (estilísticos, de trama, de ritmo…por citar unos pocos campos), algunos de los cuales intenté conscientemente superar en AL. No lo he conseguido en muchos aspectos pero creo que, en general, resultó un fic más pulido^^

      Veremos qué pasa con Blay en Lover at Last. La Ward ya dijo hace unos meses que le veía encaminándose a la medicina (además de luchar), como todos en esa casa, según parece. Ahora ha dicho que en el libro habrá al menos una inducción a la Hermandad, que supongo que será o John o Qhuinn (Beth lo sugirió, a fin de cuentas, por salvar al Rey).

      Te agradezco tus ánimos para seguir escribiendo aunque, ahora mismo, y por diversas circunstancias, no me encuentro especialmente de ánimos :S

      ¡¡¡Gracias de nuevo y muchos besos junto con millones de disculpas!!!

  45. Hice un maratón y leer el libro entero Amante Liberado!
    MAGNÍFICO! Simplemente fantástico!
    Era imposible dejar de leer el libro!
    Usted me hizo reír mucho con las tomadas de Rhage y Butch!
    Lloré galones de lágrimas con Rhage, María y Anha! Lloré también Blay y Qhuinn y el centro quirúrgico. Ward, sólo fue capaz de que me saque las lágrimas en el Libro de Z.
    Su libro se me despierta muchas emociones: la aprehensión, alegría, tristeza, enojo, deleite!
    Enhorabuena por su magnífico don escribir historias sobre la Hermandad Daga Negro, respetando las características de los personajes y hacerlos evolucionar en el transcurso de las historias! ¡Felicitaciones!

    Espero su revisión de el libro “Amante Liberado” para difundir entre los aficionados brasileños!

    • Adriana, estoy intentando ponerme al día con las respuestas a comentarios atrasados. Aunque hemos ido hablando por Facebook estos meses pasados, quería darte las gracias aquí por esfuerzo que has hecho leyendo esta larguísima historia a pesar de que el español no es tu lengua materna. No estoy segura de merecerlo pero ¡GRACIAS!. Por cierto, hace tiempo que no te leo por Face, a ver si te busco uno de estos días ^^

      Me alegro de que el fic te provocara todas esas emociones, ¡a mí también mientras lo escribía! Las partes de Ahna y su hija fueron especialmente duras de escribir :C He hecho varios intentos por revisar la historia y editarla en pdf, pero me he encontrado sin fuerzas estos meses para nada relacionado con la escritura. Vamos a ver si espabilo de una vez y os lo puedo tener editado antes de que se publique Lover at Last.

      ¡¡Muchas gracias de nuevo y besos hasta Brasil!!! ^^

  46. Vampire.ALias-NikoLe Says:

    Waaaaaaaaa km se dic x aiii “todo Lo bueno se ackba” es una vdd purititititiitaaa y km siempree Vaneee me saco L sombrero antee tii xq suenooo poder knvertirmee n La mitad d buena ESCRITORA (xq eso es Lo q ers en mayuscuLas x tu magnifico esfuerzo) quee tuuu t has knvertidooo en un ej a seguir sin presiones 😉 jejej km decirteLo sin parecer repetidoraa ??? mmmm brigadaaa, thank youu, arigatou! jajaj a siii t Lo digo k n Los idiomas k seee ^^ jejej Muchas graxx Vaneee x todos stos meses d todo L esfuerzo y Las ganas k has puesto para poder expresar tus ideas atraves d est bLog para nuestro deLeitee, q soLo esperamos otro post tuyooo y entramos n trancee nada mas importaaa xq siempree nos sorprendes y LLenas nuestros sentidos kn una exquisitaa escrituraa. Graxx graxx q st Libroo soLo Lo Leia y Leia y darme cuenta puuuff se akboo km uno dice con un FinaL d Los wenos tipo peLicuLa “The End” 🙂 Sigueee adeLante Vanee q siempree t estaremos sperando kn La compu abiertaaa eeehhh n_n

    SoLo un par d preguntas si me Lo permites…. veras hace tiempo q rondaaa x mi kbezaaa: crees q No’one era para Thor?? o km yo Lo pnc n cierto momento kn una correcta evoLucion tndriaa k haber sido LayLa?? si es asiii nunk se t ha pasado x La kbeza una historia d eLLos?? osea Lo preguntoo xq se q si t Lo propusieras Lo harias mejoooooooooooor k Ward km ya Lo has demostrado kn tus anteriors Libros xrooo eeeehhh k no c t vaya La oLLa q se q tiens todavia L fic roLeado y esa kosaa q aLgunos LLaman Vidaa jejej y mejor no t digooo Lo k todavia t faLtaaa xq seriaa muxo abuso d una Lectoraaa asiii q soLo diree “demoLe tiempo aL tiempo” 😉 xq cuando vaLe La pena esperar yo espero debajo d un arboL d cerezoo kn un buen Libroo hasta q fLoresk todo a mi aLredor 😀

    Graxx Vaneee una vez mas, sigue desarroLLando est don q tienes y muuuuuuuuuchas bendiones para ti y toditititita tu famiLiaa
    bss!

    • ^Heeeeeeeeeey, espero que puedas perdonarme el horrible retraso en la respuesta, verás que ando intentando explicarme (y disculparme) en todos estos últimos comentarios.

      En cuanto a las preguntas que me haces, veamos. ¿Mejor No’One o Layla para Thor? Pues no sé qué decirte. Creo que Layla le habría aportado alegría, inocencia y ganas de vivir, que no le habrían ido nada mal a Tohr. En cambio, No’One cuadraba mucho por él por el pasado que compartieron. No estoy segura de que Tohr se hubiera acercado a una hembra con la que no hubiera tenido vivencias previas. Sin embargo, rotundamente, creo que No’One no encajan tal como Ward contó su historia, con ese chantajismo de fondo. Pero no, en cualquier caso no voy a escribir un fic de ellos. Además de que estoy jubilada, Tohr nunca me ha tentado. Neï empezó un gran fic TohrxLayla, que espero que se anime a acabar algún día. Lo poco que leí de esa historia (poco por falta de tiempo por mi parte) me encantó, tenía una gran fuerza y me hizo reír a carcajadas.

      ¡¡Muchas gracias por tu comentario y reitero mis disculpas!!

  47. adoro a estos chicos! jooooder! para serte sincera, adoro muchísimo más a V y Butch pero es que los pequeñines son… (LLLLL) me encantan tus jodidas historias, en serio, le pegas 25 patadas a la Ward.

    Tengo todos sus libros y no ha conseguido engancharme y hacer que lea de un tirón como los tuyos (va, amante oscuro y amante eterno lo consiguieron) que pueden ser 1000 páginas, pero amor, me las he leído todas en dos días! =)

    Como ya he leído que te han dicho, no dejes de escribir, te expresas de puta madre! creas historias con vida (y eso es difícil)! Y de escritora a escritora… 😉 vales oro, cielo y tierra Vane.

    Muacks! Quel!

    • ¡¡LO SIENTOOOOOOOOOOOOOO, SIENTO EL RETRASO EN CONTESTARRRRRRRRR!!! Soy una mala persona, merecedora de horribles castigos, porque no tiene perdón dejar sin respuesta a personas que se molestan no sólo en leer tu historia sino en comentarla. Tienes por ahí los motivos de esta imperdonable dejadez, que básicamente se resumen en extenuación completa para cualquiera cosa relacionada con escribir.

      AL me dejó muerta neuronalmente y, desde que lo acabé y dejé a medias otro fic que tenía, no he vuelto a escribir ni una sola palabra fuera de mi trabajo. Absolutamente nada. No consigo reunir fuerzas. Espero que sea un estado pasajero porque, francamente, me está frustrando mala cosa¬¬

      Muchísimas gracias por tus amables palabras y por haberme acompañado a lo largo de esas mil páginas^^ Saber que te las leíste en dos días es recompensa más que suficiente porque significa que las disfrutaste^^

      ¡¡Gracias de nuevo y perdón otra vez!!!!

  48. Joder.. este blog ha sido el mejor descubrimiento del año!
    La saga de la Hermandad había perdido su encanto del principio, ya no me transmitía nada, me dejaba vacía… ya sea por lo pesadas que se hacían las escenas de acción, mal coordinada e insuficientemente “contundente y trepidante” la mayoría de las veces, o por lo ñoñas que se estaban volviendo las escenitas de amor, o por culpa de los giros forzados que estaban tomando algunos personajes como V y Butch, o por los sosainas que eran algunos otros personajes “principales” (¿Cormia? recé para que alguien le pegará un tiro en la nuca para acabar con su sufrimiento de una jodida vez) y en fin, por todo un cúmulo de cagadas monumentales en general…

    Entonces me tropiezo con este blog y me encuentro con esta…esta… dios ni siquiera encuentro las palabras para expresarlo vane, con esta JODIDA MARAVILLA!! Prácticamente no he soltado el fic desde el cap 1 hasta el final y en todo el tiempo no he parado de reír, contener el aliento, sonrojarme, llorar como una madalena, y ¡gracias, maldita sea! comerme las uñas a pesar de saber que tendría un jodido final feliz!! Porque eso es lo que queremos cuando nos ponemos a leer una buena historia. Queremos pasión, tensión a la máxima potencia, suspenso, escenas terribles y dolorosas, realistas, cargadas de emoción y en definitiva, que nos absorban por compleeeeeto.. Para mi, AL no es un fic, así te lo digo, para mí será lo que de verdad pasó y Ward jamás podrá convencerme de lo contrario.
    Eres un diamante en bruto chica, en serio, has conseguido comprender este universo y a sus personajes, y transmitirnos su historia mejor que la misma creadora. Tienes muchísimo talento, y prueba de ello la puedes ver aquí, un poco más arriba, en todas esas personas que han estado siguiendo tu trabajo y que así lo creen también.
    Te deseo mucha suerte en tus futuros proyectos sean los que sean y que te vaya todo estupendamente. Y nada más, gracias por esta historia, ya no me hace falta leer más libros de Ward, no creo que pueda leer la historia de Q/B contada de otra forma porque probablemente no estará a la altura de lo que has hecho aquí (¡nunca en la puñetera vida podría estarlo!, estoy segura de que no le llegará ni a la suela de los zapatos a tu versión). Pero si no me crees, el tiempo lo dirá.
    Byee

    • ¡¡VALEEEEE, PÉGAMEEEEEE, FLAGÉLAMEEEEEE!!! Yo me dejo, en serio. PERDÓN POR HABER TARDADO MESES EN CONTESTAR COMO ES DE RECIBO. Lo siento muchísimo, de verdad. No he vuelto a escribir nada desde que acabé con esto y desde que dejé otra historia a medias. Las neuronas no me conectan :C

      Sí, yo también quería todas esas cosas al leer esta saga de novela romántica con vampiros atormentados y guerreros de élite como protas. Por desgracia, no lo encontré en todos los libros ni, especialmente, con mis personajes favoritos. Así que ya ves, acabé por desahogar mi frustración con el teclado^^ Me alegra mucho de que mi ejercicio de descarga te haya gustado y te haya transmitido emociones. ¡¡Compensa con creces todo el esfuerzo que costó escribirlo!! 🙂

      En cuanto al QHUAY que prepara Ward, miedo me da lo que voy leyendo. Espero que sea bueno, de verdad que lo espero, porque los personajes creo que se lo merecen y las lectoras que han esperado tropecientos libros para leerlo, también. Pero después de los dos últimos libros… en fin. Tiempo al tiempo.

      ¡¡Muchísimas gracias de nuevo y mil millones de disculpas también de nuevo!!

  49. Belén Says:

    Sin palabras……..

    GRACIAS, hiciste uno de mis deseo realidad!!!!!
    Blay y Qhuinn tienen su historia, soy tu fan de aca hasta la eternidad,

    Bel,

    • ¡¡Gracias guapa!!! Y el chorro de palabras ya lo puse yo.. ¡¡en exceso!! ^^; Me alegro muchísimo de haberte hecho feliz con la historia de estos chicos, como personajes dan muchísimo de sí. Quizás no tanto como V y Butch pero, eh,suficiente para escribir mil paginitas 🙂

      ¡¡Gracias a ti!!!!

  50. Faith Jones Says:

    Como dijeron por ahi, de escritora a escritora, mil puntos nena. Encontré tu blog, no te miento, hace apenas 5 días, porque había terminado de leer el último de Ward y me dejó medio en el aire, como que Tohr todo bien, pero nunca fue un personaje que me cautivara demasiado (digamos, es un tipo bastante normal, como dijiste en tu crítica, y que le ha pasado algo muy malo, seguro, pero es muy “vida real” y uno lee ficción para alejarse un rato de la misma, no para sumergirse en la vida diaria). Ultimo libro, John Tohr y nada de V y Butch; entiendo que el libro no era de ellos y tenía que hacer hincapié a introducir algunas escenas de Qhuinn y Blay porque es su próximo libro, por lo que no le quedó espacio para otros personajes, pero… me hartó, lo leí hasta el final por más obligacion de no quedarme colgada que por amor a lo que leia. Tanto es asi, que no puedo estar más de acuerdo con tu crítica, Ward ha torcido bastante sus personajes desde el primer libro a último; como dices, no sé si es presión de la editorial o del consumismo general y la moda de los libros de temática erótica-sobrenatural, pero recuerdo que la idea principal de seis hermanos guerreros vampiros y sus traumas a superar fue lo que me atrapó, y esa misma idea se fue disolviendo con los años. Con respecto a V y a Butch, en especial, (o V solo, para el caso) fue una patada lo que le hizo, le metió a ambos shellans a la fuerza y lo peor es que se nota. Quizás B y Marissa es más, digamos, light, puede tolerarse un poco más, pero Jane no es en absoluto alguien que redimirá los verdaderos traumas y la problemática universal de Vishous. Creo que todos sabemos que ese puesto se lo compró Butch desde que entró a la Hermandad. Tu historia, entonces, es completamente al contrario. Es tan natural, es tan como debería haber sido, que eran las cuatro, cinco y seis de la mañana y yo seguía comiendome la pantalla de mi laptop porque no podía dejar de leerla. No solo me fascinó, tambien y como escritora, me inspiró. Tus escenas de acción, están plagadas de accion verdadera, de la que llegué a comerme un par de uñas en el interin, tanto como tus escenas sexuales, así de picantes y atrevidas, tienen todo el sentimiento y la necesidad de existir, no fueron porque sí.
    Entonces no puedo más que decir que ahora madrugaré el resto de mi semana con tu historia de Blay y Qhuinn, que no puedo esperar para leerla, y cuando la termine volveré a dejarte un comentario, sin duda alguna.
    Gracias por darle un sentido al sentido común.

    Besos!!!

    • Hola guapa!! Lo primero, disculpa por lo que he tardado en responderte, sé que no tiene perdón^^; Sólo puedo alegar falta de tiempo crónica y un estado de ánimo bajito.
      Tus palabras son todo un honor, de verdad, te las agradezco de corazón.

      AR surgió de la frustración, para que te voy a decir otra cosa. El libro de Butch me mosqueó, porque no trago a MArissa por mucho que haya intentado comprender su psicología. Apaga a Butch en vez de hacerlo brillar. La historia es sosa, vaya. Pero es que lo de V y Jane clama al cielo. ¡¡Que estamos hablando de Vishous, por todo lo que es sagrado!!! El tío que sólo Butch consigue comprender y ayudar, como encima nos muestra la Ward en Lover Unleashed. Que Jane nunca, repito, nunca podrá estar a la altura de Butch en cuanto a comprender, remidir y completar a V. En fin, mejor me callo que me excito y luego me duele la tripa.

      Y AL surgió de ver las mil posibilidades dramáticas y de exploración de los personajes que ofrecían Qhuinn y Blay. ¡¡Les veía tantas capas que desgranar!! Además de que era el momento perfecto para resucitar a Lash y fastidiarles aún más, lo que alegraba la trama. Ojalá te haya gustado el fic si has tenido ocasión de leerlo, te aseguro que fue un gigantesco dolor de cabeza ^^;

      Lo de darle un sentido al sentido común me ha hecho morirme de risa, de verdad 🙂 En fin, reitero mis disculpas por el tiempo transcurrido para responderte y mi agradecimiento por haberte animado a leer y, lo que a todas nos da más palo siempre, a comentar.

      ¡¡Un besote!!!!

  51. ME HA ENCANTADO TB ESTE RELATO.ME HE DEJADO MEDIA VISTA PORK LO HE LEIDO A TRAVES DEL ORDENADOR PERO HA MERECIDO LA PENA. GRACIAS WAPA

    • Creo que nos acabamos de hablar a través de post de Lover at Last, pero no había tenido ocasión de darte la gracias por este comentario, así que: ¡¡¡GRACIAS!!! Y me alegro muchísimo de que la historia te gustara 😉

      ¡¡Besotessss!!!

  52. wartful Says:

    Hola! Pues terminé de leer la pedazo historia de Blay y Quhinn hace un par de semanas, dejándome las retinas en el intento, (como única crítica para que veas que no te hago la pelota con los elogios que siguen a continuación :P, decirte que es un rollo leerlo en el blog y deslabazado encima, pero bueno, lo importante es que vale la pena XD). Lo primero que he hecho al terminar ha sido buscar los libros originales y bajármelos a mi ebook para ponerme al día con los hermanos.
    Antes de nada, quiero felicitarte, la historia me ha gustado mucho. Que sepas que tienes mucho talento y encima se ve que es una historia supertrabajada, toda la trama está hilada, nada pasa porque sí, los personajes son coherentes, y los detalles, los minúsculos detalles, crean magia y enriquecen la historia muchísimo, y que nada, que estoy enamorada de la pareja Blay-Quhinn hasta las trancas XD.
    Como te comenté en el VUTCH hace un par de semanas, para mí estos fics son como originales, porque desconocía el universo de la Hermandad de la Daga negra. Pues bien, voy ya por la mitad del segundo libro, y, aún reconociendo que me están gustando, tu estilo de escritura, cómo te expresas y describes cada escena y cada reacción, los intríngulis que llevan a cada personaje a actuar como actúa en cada situación… vamos la manera en la que escribes, me gusta muchísimo más que la de la señora Ward! Me atrapas! Quizás de haber leído los fics antes que los originales influya, y bueno, aunque a ella hay que reconocerle el mérito de crear ese mundo, y esos personajes tan complejos, interesantes y ricos, es como que le falta algo. Los detalles de los que hablaba antes, y que tú cuidas tanto. Vamos, que para mí no hay color. No podrías reescribir cada uno de los libros a tu manera? 😛 Es broma XDDD

    En resumen y como despedida, gracias por todo el curro que te has metido, si te sirve de algo, ha valido muchísimo la pena, se nota el cuidado y el cariño que has puesto mientras escribías los fics. Gracias por compartirlo.

    • Hombre, la verdad es que leer los fics antes de los libros originales es pelín rarete, sí…. (dice la que se ha metido en vena cientos de fics de Batman, Superman, Arrow, Supernatural y Smallville antes de haberse puesto en serio a seguir las series *glups*)

      Desde luego, el mérito de crear la Hermandad y sus personajes es de la Ward. Sin ella no habríamos podido relamernos los bigotes con V, Butch y tantos otros^^Lo mío sólo son fics nacidos de la frustración por ver cómo manejó a algunos personajes (VUTCH) o, precisamente, del cariño por algunos otros a quienes veía tremendas posibilidades a explorar (QHUAY). Y los detalles… bueno, para mí es lo que hace que una historia pase del 2D del papel al 3D en mi mente cuando leo un libro, así que intenté ofrecer eso a quienes leíais estos fics. Algunos detalles requirieron de bastante investigación, así que agradezco horrores tu apreciación.

      Sí que tienes toda la razón del mundo en que chuparse mil páginas partidas a capis en un blog de fondo negro es un soberano coñazo. Mis disculpas a tus pobres retinas^^; AR ya te lo puedes bajar en pdf, al menos podrás leerlo seguido y sobre fondo blanco, o desforestar el Amazonas imprimiéndolo. Sé que DEBO hacer lo mismo con AL pero no he hallado ni el tiempo ni las energías para editarlo como sería preciso. Mea culpa totalmente.

      Mil gracias a ti por haberle dado una oportunidad a mis historias leyéndolas, aún más por el esfuerzo de comentar y reitero mis disculpas por el retraso horrible en contestar. ¡¡¡Besotesss!!!

  53. Sip, definitivamente esta historia me gusto más que el de V y Butch y no pensé que fuera posible pues ese me encanto están entre mis novelas favoritas.
    Termine de leerlo hace como dos semanas pues no me demore mucho era imposible para mi soltarlo y recién ahora puedo dar un comentario decente en donde no solo sea capaz de decir me guuuustaa! xDD, en fin… de acuerdo a tus objetivos creo que los lograste maravillosamente, todos tenian historia claro que hubiera preferido que Saxton hubiera tenido un final más cerrado (en el amor claro esta, pues en lo otro quedo muy bien) ya que no veo que vayas a hacer una historia de él u.u, las cosas no sucedían por que si y los hermanos no eran uno idiotas que solo sabían golpear.
    Felicidades por haber sido la creadora de tan grande historia y si bien tu no creaste el mundo en que viven, definitivamente me atraparon más tus historias que las de Ward, supongo que debe ser por que tu tienes un toque más no se que, tal ves por tu estilo de escribir que detallas todo sin pasarte a latera o que te preocupas de todos los personajes al mismo tiempo sin que se te vaya olvidando ninguno, lo que da más realidad a la historia en cierto modo pues las personas no desaparecen por que si, ni aparecen por que si tampoco. Leyendo tu libro pase por todas las emociones y me gusto a pesar de que casi siempre evito los libros con mucho drama y esas cosas pues termino deprimida una semana por una escena hasta que puedo continuar las siguientes (así que imagínate el dramon cuando habías matado a Qhuinn por unos segundos, me pase la media película de como una historia podría ser sin el rudo de Qhuinn, hasta que caí en la cuenta que no lo podías matar creo que soy medio masoquista ._. xD)
    Bueno por ultimo muchas gracias por compartir esta historia aunque te haya dado tantos dolores de cabeza y un gran trabajo terminarla porque por lo que he leído de como sera la historia de Ward no la leeré cosa de la que no me arrepentiré pues no quiero saber de un hijo solo para que no sea tan gay o que se yo ni nada así cuando gracias a ti ya tengo el final que quería, si no lo hubieras escrito tu me lo habría inventado yo y teniendo en cuenta que no soy tan buena, menos mal la has hecho tú.
    Saludos y sigue escribiendo cuanto puedas, espero algún día ver un libro tuyo para comprarlo 🙂

  54. dinorah Says:

    que puedo decir que encontre tu blog buscando saber mas de estos chicos y gracias a la virgen… que te encontre a ti eres un genio y no veo la hora en que tu nos sigas cautivando con tu talento creetelo eres GRANDE no pude haber encontrado mejor trama que esta y espero que sigas escribiendo algo de la vida de estos chicos AL.. y AR. V y Butch son mis favoritos espero leer de ellos nuevamente. tengo fe en que tu nos regalaras alguito mas nunca tengo suficiente de tu lectura….. vamos Vane sigue asi soy tu fan…

  55. Ross_mary Says:

    Hola, déjame decirte que te conozco, por así decirlo, hace exactamente 3 días, en los que algo (demasiado diría yo) impaciente por el libro que se viene sobre Qhuinn y Blay y no aguantando las ganas de leer algo sobre ellos encontré tu blog y en el esta maravillosa historia que sip me ha costado 3 días terminarla aunque antes debo confesar que leí el capitulo único que pusiste y eso fue lo que me animo a leer completamente la historia (debo confesar que lo leí mientras estaba en el trabajo desde el iPod 😛 ) y ahora estoy aquí dejándote este mensaje para darte las gracias por compartir con nosotros esta historia, que me ha dejado más que feliz creo que ahora leeré la historia de V/B aunque tengo muy metido a B con Marissa pero por lo que he leído aquí sobre ellos me ha hecho entrar la curiosidad de como se desarrolla la historia entre ambos. Gracias por esta maravillosa historia.

  56. hola vane, la verdad me gusta como escribes¡¡¡ me encantoo todo¡¡¡ hermoso el final, ahora leere desde el comienzoo¡¡¡
    espero sigas escribiendoo y me conteste¡¡
    soy de argentina

  57. Nicole Says:

    Simplemente Espectacular!!!!! gracias…. me encanto…. definitivamente eres la mejor

  58. Anaidam Says:

    Definitivamente un 11 sobre 10. Hace ya un par de semanas que me lo leí, y estoy segura que me lo volveré a leer.
    ME encanta como van evolucionando los dos, la nalogía entre ellos y sus “padrinos” V y Butch…me mataste con eso, pero es que es cierto, tienen bastante en común en la relacion que llevan. Lo del a fragua, esas enseñanzas ecubiertas de V a Q…bueno, que hay mucho que desmigar porque está toda la historia cuidada al detalle. Lo de la trama de los restrictores es acojonante, de todas las novelas de la Hermandad de la Tranka NEgra es la mejor trama en todos los sentidos. Tanto restrictores como Hermanos tienen un modus operandi, leches, que si no parecen pandilleros toda la noche matando sin control. Barbaro, todo, en serio, ojalá tuvera mas tiempo, pero no !!! y es horrible dejarte este mierda de comentario después dle curro qu ete has pegado con esta historia, bien empastada, coherente, consecuente…Vamos que ya le dije a Nury, yo no me leo Lover at last, y menos después de saber lo que ha hecho la Ward…
    Un besazo y gracias. Es posible que en algúnmomento entre y te comente más cosas que me vengan a la cabeza y si tengo tiempo, porque eres cojonuda!! ojalá nos des más de tu magia, ¡¡de lo que sea!!

  59. Wowwwwwwwww!!!!!!! Enooooooormes los 2 a r y al. Eres una genio y es un desperdicio q t dediques a lo q sea q t dediques y no a escribirrrrr. Mas si tomamos n cuenta la basura q fue lover at last. Muchas felicidades y gracias por compartirlo

  60. Hola, Vane. Quiero decirte que he tenido el enorme GUSTAZO (en mayúsculas) de leer ”Amantes Liberados”. Me ha parecido, muy intenso y épico. Gracias por mostrar la historia de Qhuinn y Blay como much@s la imaginábamos. Poder leer su historia sin estar descafeinada como la que ha mostrado J.R. Ward no tiene precio. Saludos. Débora (Barcelona, España).

  61. Hola Vane, solo quería comentarte que has coonseguido que me reconcilie con la hermandad tras leer AR y AL.
    Fijate que las de Ward me parece inverosimil dentro de lo fantastico de la historia. Has conseguido que mire con otros ojos, incluso las pesadas historias de los restrictores. Pasaba páginas sin más esperando algo que me removiese las tripas.
    Creo que tienes un estilo agil, directo y que llega directo a las tripas. Los personajes cobran fuerza y ternura. Siendo un dificil equilibrio a mantener. Pero lo has conseguido.

    Gracias por tu regalo, lejos de moralidades de editoriales. Las historias que llegan a los lectores son así. Escritas desde el corazón y no desde la cabeza.

    De nuevo !!!Gracias!!!

  62. Recien he descubierto tu blog. La verdad eres una geniaaa. Lo he empezado a leer. Amo la Hermandad. Un beso grande seguire por aqui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: